La portada de mañana
Ver
La resistencia de los jueces a la amnistía podría retrasar su aplicación más allá de los dos meses que fija la ley

'7.291. No se iban a morir igual': lonas de Más Madrid recuerdan a los fallecidos por el 'Protocolo de la Vergüenza'

Cartel de protesta por las muertes en residencias en Puente de Vallecas.

Más Madrid ha colgado dos lonas con el número de fallecidos en residencias durante la primera ola del covid-19 en la región, 7.291, en el aniversario de los "1.500 días de los Protocolos de la Vergüenza". En las mismas se puede leer "7.291. No. No se iban a morir igual. 1.500 días desde los protocolos de la vergüenza. 7.291 personas fallecidas en residencias. 0 explicaciones", según informa Europa Press.

"No, no se iban a morir igual. No olvidamos y no pararemos hasta tener justicia", ha asegurado la portavoz de la formación en la Asamblea de Madrid, Manuela Bergerot, en sus redes sociales.

Las lonas están situadas en Avenida de la Albufera, en puente de Vallecas, y en la incorporación M-30 desde la prolongación de O'Donnell, en Parque de la Elipa, en Moratalaz. Desde Más Madrid confirman a infoLibre que "por ahora" solo serán estas lonas.

Las macrorresidencias suman el 38% de las plazas de mayores, un modelo que se demostró letal en el covid

Las macrorresidencias suman el 38% de las plazas de mayores, un modelo que se demostró letal en el covid

Según han explicado en un comunicado, estas lonas pretenden "recordar la memoria de todas esas personas fallecidas en residencias sin derivación hospitalaria, y para recordar que se seguirá reclamando responsabilidades y justicia y que nunca caerá en el olvido". "Lo vamos a recordar por tierra, mar y aire, en juzgados y en barrios, en lonas de paredes y en parlamentos", han recalcado.

En julio de 2020, infoLibre tuvo acceso a los datos oficiales del propio Gobierno de Madrid, cifras que demostraban que los residentes fallecidos en los geriátricos sin recibir atención hospitalaria en marzo y abril ascendían a 7.291. El recuento de los días que lleva sin dar explicaciones el Gobierno de Ayuso es obra también del exdirector de infoLibre, Manuel Rico, quien destapó los Protocolos de la Vergüenza y sus consecuencias para miles de ancianos y sus familias.

El 18 de marzo de 2020 la Comunidad de Madrid aprobó y distribuyó la primera versión de su Protocolo de la Vergüenza, un documento que, literalmente, estableció "criterios de exclusión" que impidieron la derivación de miles de residentes desde los geriátricos madrileños hasta el hospital, tal y como desveló infoLibre. Entre ese mes y el siguiente fallecieron así 7.291 residentes, el 77% del total de los 9.468 que murieron entonces. 

Más sobre este tema
stats