Memoria histórica

El alcalde de Vigo (PSOE) se niega a reconocer una cruz falangista como símbolo franquista

Un juez ordena al Ayuntamiento de Vigo derribar una cruz de piedra falangista de 12 metros

infolibre

El gobierno municipal de Vigo recurrirá la sentencia del juzgado contencioso administrativo que le obliga a retirar la cruz de O Castro, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

El alcalde de la ciudad, el socialista Abel Caballero, se negó este lunes a reconocer que la cruz falangista de 123 metros del monte Castro, construida en memoria de los caídos por Dios y por España, no es un "simbolo franquista". A su modo de ver, "no hay ni un solo símbolo franquista" en la ciudad porque en su día a la cruz le fueron retiradas las placas en las que constaba la natrualeza del monumento.

En declaraciones a los medios, el regidor vigués ha confirmado que el Ayuntamiento "acata la sentencia", aunque, como tiene "por norma", continuará el proceso judicial en instancias superiores. "Esta no es una excepción, de acuerdo con el dictamen de la asesoría jurídica, vamos a seguir el proceso con toda normalidad. Es como se hace siempre, y ganamos en un 95% de los casos", ha subrayado.

Caballero ha hecho hincapié, no obstante, en que, a su modo dever, se han eliminado todos los símbolos franquistas de Vigo, muchos de ellos siendo él alcalde. Asimismo, ha presumido de promover actos de homenaje a alcaldes represaliados, o de poner nombres de calles y plazas a víctimas de la represión fascista.

Caballero se basa en un acuerdo plenario adoptado por unanimidad de todos los grupos (socialistas, centristas, comunistas y nacionalistas) en 1981. Dicho acuerdo modificó la finalidad de la cruz, convirtiéndola en un monumento a todos los caídos durante la Guerra Civil y la dictadura. No obstsnte, la senencia que el ayuntamiento va a recurrir sostiene que se acuerdo no modifica la naturaleza franquista del monumento.

Sobre la petición de la Asociación Viguesa pola Memoria Histórica do 36, de que no se recurra la sentencia, Abel Caballero se ha limitado a aseverar que "los que están seguros de su decisión no deberían temer los recursos". No se ha pronunciado, sin embargo, sobre el hecho de que, entre las firmas recogidas en su día por la asociación para pedir la demolición de la cruz, figuran varios de sus concejales.

El alcalde de Vigo defiende el monumento falangista que un juez quiere derribar porque “es una cruz”

El alcalde de Vigo defiende el monumento falangista que un juez quiere derribar porque “es una cruz”

Más sobre este tema
stats