Educación

Autonomías del PP dan la espalda a Wert en su intención de relegar las enseñanzas artísticas

El Congreso aprueba la LOMCE con el apoyo en solitario del PP

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, llegó a referirse a ellas como "asignaturas que distraen". No es de extrañar, por tanto, el desdén con el que han sido tratadas algunas de las materias no instrumentales –Música, Plástica, Tecnología, Filosofía...– en la reforma educativa aprobada por el Gobierno a finales de 2013 y que llegará a las aulas el próximo curso. En el currículo básico de Primaria la asignatura de Educación Artística, que incluye la enseñanza de música y plástica, pasa al bloque de optativas, donde compite con una segunda lengua extranjera. Hasta ahora era obligatoria y los alumnos recibían al menos una hora semanal de cada una de sus enseñanzas en cada curso.  Está previsto que la nueva ley se estrene el próximo curso en 1º, 3º y 5º de Primaria y en la formación profesional para alumnos de 15 años. 

Este cambio, que podría llegar a producir que un alumno termine la etapa Primaria sin haber estudiado una enseñanza artística en ningún curso, generó reproches en determinados sectores educativos que consideran que dejar de lado a las materias no instrumentales no favorece la formación integral del alumnado. En este sentido, las voces críticas creen que bajo el ímpetu del Gobierno por reforzar las materias troncales subyace el objetivo de reforzar las destrezas que evalúan informes internacionales como PISA, que cuantifica lo que saben hacer los alumnos de 15 años de 65 países con sus conocimientos de lectura, matemáticas y ciencias y en el que España obtiene resultados que están por debajo de la media de la OCDE. De hecho, el reparto de competencias de la Lomce también provocó las críticas del Consejo de Estado. En un informe no vinculante, el órgano consultivo reclamó que algunas de las nuevas optativas –Educación Artística en Primaria; Artes, Tecnología, Música y Cultura Clásica en Secundaria; Historia de la Filosofía en Bachillerato, entre otras– fueran de oferta obligada para todos los centros porque las consideraba relevantes para el aprendizaje de los alumnos.

La realidad es que estos cambios que prevé la reforma pueden quedar al final en agua de borrajas. Algunas comunidades ya están adelantando cómo piensan abordar la parte del contenido que les toca desarrollar en el ámbito de sus competencias. Y, por ahora, todas están apostando por mantener una distribución de asignaturas que no es radicalmente diferente a la que había antes de la reforma educativa del ministro Wert y en la que se incluyen las "asignaturas que distraen" a las que se refirió el titular de Educación. 

La Lomce prevé que sean las autonomías (y en su caso los centros) las que repartan el espacio que queda en el montón de asignaturas específicas, entre las que además de las obligatorias Educación Física o la elección entre Religión y Valores, están Educación Artística y una segunda lengua extranjera en calidad de optativas. Además queda el bloque de materias de libre configuración autonómica, en las que las autonomías tienen la potestad de "establecer los contenidos" y "fijar el horario", según se apunta en el real decreto del currículo de Primaria. Las que dependen mayoritariamente del Estado son las troncales, que deben ocupar, al menos, el 50% de las 25 horas lectivas semanales que hay en Primaria. Autonomías y centros se encargan de fijar el resto de la distribución horaria.

Autonomías

Pues bien, lo que están haciendo las autonomías es introducir la materia de Educación Artística como obligatoria en alguno de estos dos últimos bloques. Y el resultado es que la distribución no cambia de manera espectacular respecto a lo que ha habido antes de la Lomce. En el caso de La Rioja, por ejemplo, habrá incluso una hora más de música en Primaria el curso que viene. La materia de Educación Artística, de la que la formación musical forma parte, se incluirá en el bloque de específicas. "Tal y como sucedía hasta la fecha, esta materia sigue presente en el currículo, con gran importancia para el desarrollo de la creatividad en los niños", dijo Gonzalo Capellán de Miguel, consejero de Educación del Gobierno riojano. 

Algo similar ocurrirá en la Comunitat Valenciana, donde la consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, anunció también que para el próximo curso se mantendría el número de horas lectivas de Educación Artística –continuará impartiéndose durante tres horas semanales de primero a cuarto, y durante dos horas semanales en quinto y sexto de Primaria– y que habrá incluso una "discriminación positiva" a favor de la educación musical. En Murcia Educación Artística seguirá también siendo obligatoria de primer a sexto curso de Primaria. 

En Aragón, por ejemplo, que este lunes difundió un primer borrador de la distribución horaria para el año que viene, Educación Artística perderá tres horas a lo largo de Primaria (bajará de tres a dos horas en 1º y 2º y de dos horas y media a dos en 3º y 4º y se mantendrán dos horas en 5º y 6º). En esta comunidad también perderá peso Lengua Castellana y Literatura, que pasará de 30 horas semanales a 27. Educación Física también reducirá el número de horas a la semana, con tres horas y media menos en el cómputo de la etapa. 

Madrid, por su parte, anunció el pasado enero algunos de los cambios con los que se adaptará a la Lomce. Entre ellos prevé por ejemplo que sus alumnos de Primaria tengan a partir del curso que viene una hora más a la semana de Lengua y de Matemáticas, si bien la Consejería de Educación todavía no ha hecho públicas de qué asignaturas recortará el tiempo que dedicará a las citadas materias ni ha detallado el borrador del decreto.

Críticas de expertos

La reforma educativa plantea el "refuerzo en todas las etapas" del "aprendizaje de materias instrumentales". Asociaciones como Soy Pública vienen denunciando que, con esta medida, lo que se pretende el Ministerio de Educación es "eliminar asignaturas más creativas" como música y artes plásticas. En la misma línea, José Gimeno Sacristán, catedrático de Didáctica de la Universidad de Valencia, considera un "error" que materias de tipo expresivo pudieran "perder terreno". "Educar no es sólo enseñar y enseñar no es sólo impartir Lengua y Matemáticas", subraya. 

Carmen Rodríguez, profesora de Didáctica de la Universidad de Málaga, también es muy crítica con este aspecto de la reforma educativa. Defiende que la educación "no puede consistir sólo en formar a personas competitivas y eficaces para el mundo del trabajo" y debe tratar de "transmitir un conocimiento con sentido" que cree ciudadanos "conscientes ante el mundo y capaces de transformar la sociedad". A su juicio, esto se consigue defendiendo "el pensamiento y la creatividad frente a la preparación de personas sumisas". Y para ello son importantes asignaturas de expresión artística que complementan los conocimientos aportadas por las instrumentales. 

Las autonomías no controladas por el PP ven “imposible” aplicar la ley Wert el próximo curso

Más sobre este tema
stats