La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

La invasión de Gaza

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos topa con el muro de PP y Vox

El rey Felipe VI recibe al comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo, Philippe Lazzarini, este viernes en el Palacio de La Zarzuela.

La vehemencia con que el PP reivindica el papel determinante de la Comisión Europea en asuntos como la futura ley de amnistía o la renovación del Poder Judicial  (CGPJ) se ha desmoronado como un azucarillo en lo que a la masacre de Gaza se refiere. De la mano de Vox, se ha desgajado en ciertas comunidades y ayuntamientos de la política de la UE, que bajo la presidencia de la conservadora Ursula von der Leyen considera “crucial” mantener la financiación a la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en vez de suspenderla mientras dure la investigación sobre las graves acusaciones de Israel.

Lo que el Gobierno de Netanyahu sostiene es que 12 empleados de Unrwa participaron directamente en los atentados perpetrados por Hamás el 7 de octubre y a los que Israel reaccionó emprendiendo una matanza de civiles que ya se ha cobrado más de 25.000 vidas en Gaza y ha colocado a la franja ante una “hambruna inminente”, en palabras de Philippe Lazzarini, comisionado general de la UNRWA. La ONU ha despedido a varios empleados de la agencia y ha emprendido una investigación propia para averiguar el alcance real de las sospechas.

Hitos como la reunión, el pasado viernes, de Lazzarini con Felipe VI, a quien agradeció su "defensa inquebrantable" del derecho internacional en Gaza; o el anuncio del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, de que España hará una donación de 20 millones a la UNRWA, adicional a los 3,5 millones ya aprobados por el Consejo de Ministros, o la decisión de Bruselas de mantener la financiación de este organismo –ya ha desbloqueado 50 millones–: todo ello hace que aflore de nuevo el veto impuesto a la agencia de refugiados en instituciones gobernadas por la derecha con o sin la extrema derecha.

Madrid, donde el PP que lidera Isabel Díaz Ayuso ostenta mayoría absoluta tanto en el ayuntamiento de la capital como en la comunidad, así como Extremadura y la Comunitat Valenciana –ambas con Ejecutivos de coalición– se han convertido en el ejemplo del rechazo a la agencia de Naciones Unidas aunque la comunidad levantina titubea sobre qué hará realmente. En Galicia es pronto para saber qué sucederá, aunque las informaciones publicadas indican que la Xunta mantendrá su apoyo económico a UNRWA. Balears ya ha concedido en febrero 60.000 euros al comité español de la UNRWA. Y Andalucía también persistirá en su apoyo económico a la agencia: en el periodo 2019-2022, el Gobierno que preside Juanma Moreno Bonilla concedió cinco ayudas por 2,3 millones, explicó un portavoz del Ejecutivo regional a preguntas de infoLibre.

El "insólito" caso extremeño

Pese a la resonancia mediática de la aclaración expresa que el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, hizo a comienzos de febrero –la UE no ha suspendido las ayudas a UNRWA–, el portavoz del PP en la Comisión de Presidencia y Diálogo Social de la Asamblea de Extremadura, Hipólito Pacheco, llegó a asegurar tres semanas más tarde lo que sigue: “La propia Unión Europea ha suspendido la financiación a esta agencia y nosotros creo que no nos podemos dedicar en esta Asamblea de Extremadura a darle voz a asociaciones, a agencias que tienen dentro de sus miembros a destacados colaboradores con el terrorismo”.

Antes que Pacheco, el diputado de Vox Óscar Fernández Calle llegó más lejos al exonerar a Israel de toda responsabilidad en el exterminio de civiles palestinos: “Nosotros directamente le decimos que no tenemos el menor interés en que comparezca aquí la directora de una organización que tenía contratado a terroristas que participaron en el ataque de Hamás a Israel, un ataque, les recuerdo a todos, que fue ese ataque, esos terroristas, que fue Hamás, esa banda terrorista palestina, la que desencadenó la respuesta legítima y en legítima defensa que luego ha efectuado Israel hacia esos terroristas palestinos”.

Tanto la parlamentaria socialista Teresa García Ramos, autora de la propuesta, como la de IU en Unidas por Extremadura, Nerea Fernández Cordero, remacharon la necesidad de que Martí hablase ante la Asamblea regional. Unrwa, recalcó García Ramos, es la única agencia de la ONU “con el mandato de asistir a los seis millones de personas refugiadas de Palestina”.

Minutos antes, el portavoz del PP en la comisión había dicho que lo que ocurre en Gaza –la muerte a bombazos o por hambre o por ausencia de médicos, la huida permanente sin saber a dónde ir– se ha convertido en un “monotema”. “Hay otros conflictos en el mundo y no estamos constantemente hablando de ello en la Asamblea de Extremadura”, remató. En conversación telefónica con infoLibre, la socialista García Ramos rememora ahora lo sucedido aquel día y sube de volumen cuando subraya que escuchar a quien podía dar explicaciones sobre la situación en Gaza era “una cuestión de decencia”. Una cuestión “independiente de la ideología política”, dice. En su opinión, fue “insólito” prohibir la comparecencia de la representante de una agencia de la ONU.

Pero el caso de Extremadura no es el único que ha mostrado a una parte del PP no como un partido no sólo equidistante respecto al conflicto israelo-palestino, sino firme defensor del camino que sigue el ultraconservador Benjamin Netanyahu, contrario a que algún día se cumplan los Acuerdos de Oslo, aquellos que en 1993 preveían la creación de un Estado palestino que conviviese con el vecino Estado de Israel.

Madrid, la primera; titubeos en Valencia

El 30 de octubre de 2023, cuando el ataque de Hamás contra civiles ya había dejado tras sí un río de sangre al que pronto se impuso por volumen y horror la imagen perpetua de niños, ancianos, mujeres asesinados por las tropas israelíes, PP y Vox votaron en el Ayuntamiento de Madrid contra la propuesta de Más Madrid de recuperar la aportación municipal a la UNRWA y a un fondo para organizaciones humanitarias en Gaza.

Dada la mayoría absoluta del PP, incrementada por el apoyo de su aliado ultraderechista, aquel voto conjunto nació como sinónimo de veto. El mismo que, según el diario conservador OKdiario, ha impuesto el Gobierno de Ayuso a cualquier subvención para la UNRWA.

El titubeo de la Generalitat valenciana dio la cara hace mes y medio. Como informó el rotativo del grupo Prisa el 29 de enero, portavoces de la vicepresidencia segunda del Ejecutivo que preside Carlos Mazón aseguraron que en la próxima convocatoria de ayudas a la cooperación internacional no se financiaría a la UNRWA. Pero una vez publicada la noticia, los mismos portavoces puntualizaron que no se tiene que tomar ninguna decisión hasta julio, fecha en que debe firmarse el convenio valenciano con la agencia de Naciones Unidas. Será en ese momento cuando se analizará qué paso a dar si la ONU “califica a esta agencia negativamente”.

Vox presume del bloqueo de Castellón

Dentro de la comunidad levantina, ya hay un ayuntamiento que se ha apresurado a cortar los hilos de la madeja de ayuda a los refugiados palestinos. Dos días antes de que la Generalitat valenciana pendulease en relación a si aportará o no dinero para la UNRWA, el portavoz adjunto de Vox en el Ayuntamiento de Castellón, donde la formación ultraderechista es socio minoritario del PP, se jactó del éxito obtenido. “Gracias a la insistencia” de su partido –dijo el concejal Alberto Vidal–, el presupuesto municipal de 2024 no recoge “la partida de 60.000 euros anuales que otorgaba el gobierno anterior”, capitaneado hasta las elecciones de 2023 por la socialista Amparo Marco.

Sánchez propondrá el reconocimiento del Estado palestino en las Cortes durante esta legislatura

Sánchez propondrá el reconocimiento del Estado palestino en las Cortes durante esta legislatura

A la par que se conocía el bloqueo de Castellón, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Daniel Sirera, exigía al alcalde de la ciudad, Jaume Collboni, del PSC, que suspendiera las subvenciones a UNRWA. Su argumento fue este: “El Ayuntamiento de una ciudad como Barcelona, que ha sufrido el terrorismo en su propia piel, no puede permitirse subvencionar a organizaciones que van en contra de los Derechos Humanos y que atacan a civiles inocentes”.

La prohibición de un concierto en Palencia

En Castilla y León, la base nacional de subvenciones indica que las ayudas al comité español de la UNRWA se interrumpieron en mayo de 2023, un año después de que Vox entrase en el Gobierno que dirige Alfonso Fernández Mañueco, del PP. Hasta ese momento y desde junio de 2020, la agencia había recibido 238.922 euros. Pero todo apunta a que lo que venía siendo una tradición se ha interrumpido. El pasado mes de enero, el alumnado del conservatorio de Palencia iba a cerrar el mes celebrando un concierto con motivo del Día Escolar de la No-violencia y la Paz. Como publicó elsaltodiario, junto a la interpretación de piezas musicales en vivo, se iba a proyectar una de la Filarmónica de Berlin y, posteriormente, niños y niñas iban a recitar poemas de Gloria Fuertes y de poetas palestinos. Todo esto iba a suceder a las 19 horas. Pero el viernes anterior, la Junta de Castilla y León comunicó a la federación de asociaciones de madres y padres que dadas sus "características" el evento quedaba anulado. El acto se centraba en la infancia de Gaza. Tras la prohibición de celebrar el acto en el Conservatorio Profesional de Música, la alcaldesa de Palencia, del PSOE, facilitó un espacio municipal.

Sobre Murcia, la base estatal de ayudas públicas no ofrece ni un solo dato. Presidido por Fernando López Miras, el suyo es otro de los ejecutivos donde PP y Vox gobiernan en coalición.

Más sobre este tema
stats