Comunidad de Madrid

Ayuso esconde a Toni Cantó en la presentación de un proyecto estrella de su Oficina del Español

Toni Cantó, detrás de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Isabel Díaz Ayuso se reivindica como la embajadora del español y la cultura hispánica. "La hispana es una forma de ver la vida, una versión del mundo sin la que occidente y la historia humana entera no se comprendería", ha afirmado este lunes en un acto desde la Puerta del Sol. Desde su llegada al Ejecutivo madrileño, las referencias históricas a la nación española han estado presentes en buena parte de sus intervenciones (con datos falsos de por medio). Su defensa de lo español llega a tal punto que creó un departamento (bajo el nombre de Oficina del Español) para la promoción de esta lengua. Al frente puso a Toni Cantó.

El actor llegó al cargo a finales de junio del pasado año, después del intento frustrado de concurrir en las listas para las elecciones del pasado 4 de mayo. La dirección de Génova anunció su fichaje sin consensuarlo previamente con la presidenta madrileña y provocó un choque entre el equipo de Pablo Casado y el de Díaz Ayuso. La presidenta madrileña acabó aceptando la imposición de Cantó en sus listas, pero el tardío empadronamiento del valenciano en la región le dejó fuera de la contienda electoral. Tras configurar su gobierno, Díaz Ayuso le buscó un hueco en su nuevo Ejecutivo como director de la Oficina del Español, un cargo por el que recibe una remuneración anual de 75.084,00 euros anuales.

La agenda pública del exportavoz de Ciudadanos ha estado rodeada de opacidad desde sus inicios. Algunas de sus reuniones no guardan relación aparente con el cometido de promocionar el español mientras que en otras no aporta información de la contraparte más allá de "músico", "productor musical" o "gestor de proyecto". En lo que va de año solo ha compartido un acto con Díaz Ayuso, el pasado mes de marzo, y en los últimos dos meses su agenda ha sido más bien escasa. Su actividad se ha condensado en ocho días: tres en abril (los días 4,6 y 19) y cinco en mayo (los días 3,9,10, 20 y este lunes 23). 

Cantó ha acudido este lunes a la Puerta del Sol a la presentación de la Cátedra del Español y la Hispanidad de las Universidades de Madrid. Una iniciativa creada través de la Fundación para el conocimiento Madrid y la Oficina del Español y que, según el gobierno regional, pretende “apoyar” a las instituciones universitarias “para desarrollar la divulgación en torno a la relevancia, el legado y la riqueza de la lengua, así como el estudio de la historia y los lazos con otros pueblos y países”. Sin embargo, el valenciano no ha participado en su presentación ni ha aparecido en las fotografías que ha compartido la consejera Marta Rivera de la Cruz (Cultura) en su cuenta de Twitter y tampoco en las que ha difundido la Comunidad de Madrid a la prensa.

El acto ha durado casi una hora y ha intervenido en dos ocasiones el consejero Enrique Ossorio (Educación), dos rectoras universitarias (Elena Gazapo y Amaya Mendikoetxea), el escritor Mario Vargas Llosa y la propia Díaz Ayuso. También se ha proyectado el extracto de un documental denominado España, la primera globalización, dirigido por el cineasta José Luis López Linares, que se está emitiendo en los centros educativos de ESO y Bachillerato de la Comunidad de Madrid y que niega la “leyenda negra” que sitúa al imperio español como colonizador de América.

La única aparición de Cantó ha sido al final del acto, donde ha sido el último en subirse al escenario y se ha situado en la esquina izquierda durante escasos segundos. Su perfil bajo no le ha impedido promocionar el acto a través de su cuenta de Twitter pese a que la presidenta madrileña no le ha mencionado, siquiera, en sus agradecimientos. Desde el entorno de la presidenta madrileña se limitan a señalar a infoLibre que la aparición de Cantó no estaba prevista. En una entrevista reciente con el diario El Mundo, Cantó presumió de tener en marcha 20 proyectos (el de la cátedra incluido).

Cantó sí apareció en uno de los vídeos que exhibió el equipo de la presidenta madrileña durante la celebración del congreso del PP de Madrid celebrado el pasado fin de semana (a diferencia de Pablo Casado) pero el exdirigente de Ciudadanos no acudió al evento, tal y como confirman a este periódico fuentes populares. Durante la guerra entre Casado y Díaz Ayuso el valenciano evitó posicionarse y hay voces populares que ya apuntan que con la actual dirección de Génova "ya no tiene hueco".

¿A qué se ha dedicado Toni Cantó este último año?

La primera reunión que Cantó celebró de forma oficial en su nuevo puesto, que depende de la Consejería de Cultura, se produjo el 14 de julio, un par de semanas después de su nombramiento. Fue un encuentro en la Universidad de Alcalá de Henares. Sin embargo, poco más se puede decir del mismo. En la agenda oficial no se detallaron ni los participantes ni el objeto. El resto del mes, lo dedicó a presentar su oficina en diferentes embajadas: Guatemala, Chile, El Salvador, República Dominicana o Costa Rica, la única que se sentó directamente con la embajadora –en el resto de casos su interlocutor es el agregado cultural–. A pesar de la ausencia de información sobre estas reuniones, él mismo se dedicó a promocionarlas a través de sus redes sociales, su principal fuente de actividad.

En los siguientes meses lo privado comienza a desplazar a lo público. Hay citados encuentros con la escuela de negocios IE Business School, el Colegio Universitario María Cristina, la Esade Business School y con entidades de todo tipo. Como, por ejemplo, con Sociedad Civil Catalana. Lo único que se especifica de ese encuentro es que es para hablar del "uso del español", aunque no se especifica con quién. En otros casos en la agenda oficial solo consta un simple "reunión", que acompaña de objetos realmente amplios: "internacionalización educativa en la Comunidad de Madrid", "proyecto artístico con vistas a su posible programación en el próximo festival de Hispanidad" o "proyecto de perfiles hispanos para la Oficina del Español".

En otros casos mantiene reuniones con miembros del Ejecutivo al que pertenece como dos encuentros que mantuvo en el mes de enero con el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty para "tratar asuntos relacionados con la Oficina del Español" y con el viceconsejero de Universidades, Ciencia e Innovación, Fidel Rodríguez Batalla. Con Rodríguez mantiene reuniones también en febrero y en marzo. En este último caso el asunto es "la Cátedra del Español y la Hispanidad de las Universidades" que se ha presentado este lunes.

Cantó también se ha visto con personalidades cercanas al PP, como es el caso del compositor Manuel Pacho, el que se encargó de dar vida al himno de la formación conservadora o con Jorge Vilches, el asesor de Díaz Ayuso que escribía sus discursos pero que se presentaba a sí mismo como periodista. También se vio recientemente con el eurodiputado del PP, Leopoldo López. Hay otros encuentros en los que se esconde el nombre del interlocutor y se despacha el encuentro con un "traductora", "profesor" o "gestor de proyectos", un término al que recurre para zanjar una reunión centrada, por ejemplo, en la "presentación" de una "propuesta artística" para el "festival de la Hispanidad".

La mayor parte de sus reuniones están orientadas a la búsqueda de posibles colaboraciones con entidades (Universidad Nebrija, Fundación Cátedra Vargas Llosa, el Instituto Cervantes o la Asociación EduEspaña, entre otras), pero también constan otras citas curiosas bajo el nombre de "Proyecto hipódromo de la Zarzuela", "Golf y clases de español" y "Alojamiento de estudiantes y jóvenes profesionales".

Toni Cantó, el apoderado inconsciente

Toni Cantó, el apoderado inconsciente

Más sobre este tema
stats