Conferencia Política del PSOE 2013

Las bases del PSOE aprueban y abuchean al mismo tiempo la enmienda sobre la monarquía

Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en la clausura de la Conferencia Política del PSOE, este 10 de noviembre.

Poco antes de la clausura de la Conferencia Política, los ponentes de cada una de las cuatro comisiones de trabajo explicaban ante el plenario las conclusiones, las modificaciones que se habían introducido por consenso en el documento marco. Todo discurría con tranquilidad. Y, de repente, un bufido emergió desde la grada. Abucheos, silbidos y gritos. 

La razón, la monarquía. El diputado Nacho Sánchez-Amor informaba al plenario de la convención de cómo se había resuelto el asunto de la Corona. El PSOE, dijo, "reivindica su base cultural y política republicana", lo que no le "impidió" sumarse en la Transición al "acuerdo constitucional" que contempló la monarquía parlamentaria. Los socialistas, no ven "motivos" para abandonar ese pacto, porque "no existe un consenso alternativo de la suficiente entidad y densidad". "Pero sí reclamamos a la institución monárquica el máximo respeto al reparto de poderes y que responda con eficacia, austeridad, transparencia y ejemplaridad a sus funciones constitucionales". Fue al acabar de leerlo cuando el auditorio tronó de disgusto. "Es lo que ha decidido la comisión tras un debate largo", excusó. 

¿Qué había pasado? La Comisión sobre Unión Europea y Reformas Políticas no pudo concluir sus trabajos el sábado por la noche y se prolongaron hasta el domingo por la mañana. La dirección, para todos aquellos que pedían directamente que el PSOE asumiese el objetivo de la república o convocase un referéndum –en síntesis, Juventudes Socialistas de España (JSE), Francesc Romeu, vicesecretario general de los socialistas valencianos, e Izquierda Socialista–, ofreció una enmienda transaccional. La misma que resumió Sánchez-Amor. Una enmienda que fue aprobada "por unanimidad". O sea, que aquello que cosechó sonoros abucheos en el plenario había sido respaldado sin votos en contra en comisión. 

Fuentes próximas a Ramón Jáuregui, coordinador del documento marco y autor de la transaccional, señalaron que la nueva redacción se leyó en el seno de la comisión, hubo debate, la ponencia preguntó si se mantenían vivas las enmiendas presentadas y nadie lo hizo. Resultado: aprobada sin que mediase votación

Ferraz dice que hay pacto, JSE lo niega

Desde Juventudes, fuentes de la dirección reconocieron que no hubo siquiera votación. Que el portavoz de la organización juvenil en la comisión, Chus Greciet, explicó que reconocían como un "avance" del partido que se reivindique que "la tradición cultural y política del PSOE es republicana" y que se apriete las tuercas a la Corona. "Pero no nos gustaba del todo, porque no representaba la opinión de JSE, pero entendíamos que, justo por ese avance, no podíamos votar en contra y dar la batalla por una votación que íbamos a perder, porque el resto de la comisión estaba de acuerdo con esa enmienda. De modo que mostramos nuestra abstención con ese texto, aunque efectivamente no se votó". ¿Pero por qué no se defendieron las tesis de JSE hasta el final, como se había prometido? "Nadie más en la comisión se manifestó contra la enmienda. Un compañero del partido expresó que había que ir más allá del espíritu republicano pero no dijo que optara por la abstención, como nosotros. Así que íbamos a ser los únicos –alegaban estas fuentes anoche–. Esta no es la postura de JSE, no llega a lo que queríamos pero supone un cierto paso". Romeu no estaba acreditado para esa comisión, la de bienestar social. 

En Ferraz decían que si se había aprobado por unanimidad era porque se había trenzado "un pacto" con JSE. Algo que Juventudes niega de plano. 

En el plenario, en cambio, esa transaccional no gustó. Aunque, según JSE, los autores de los bufidos no fueron sus 22 delegados, sino "otros participantes que discrepaban con esa redacción". "Nosotros somos gente seria. Lo que pensamos lo defendemos en la comisión, no nos escondemos en el abucheo de tapadillo en el plenario", presumían. 

Lo cierto es que el dictamen de esa comisión de Jáuregui, la más larga y preñada de contenidos de todas –las tres restantes discutieron sobre política económica, bienestar y modelo de partido– recibió en su conjunto, en el plenario, tres votos en contra, precisamente por esta cuestión de la república. Los tres de Romeu y de sus colaboradores. "Con claridad somos republicanos, pero no hemos defendido la república como modelo de Jefatura del Estado con contundencia. Aunque pedimos más transparencia y control para la Casa del Rey, no podemos ni negar ni posponer el debate de la república, que sustenta los valores de igualdad, libertad y democracia", resaltó en un comunicado. 

Legitimación de forma "dinámica y permanente"

Finalmente, ¿qué dice la transaccional aprobada? En efecto, la enmienda, a la que ha tenido acceso infoLibre, arranca con la afirmación de que "la tradición cultural y política del PSOE es republicana" y lo apoya con la defensa que de la república hizo el diputado Luis Gómez Llorente en las Cortes constituyentes. Pero el PSOE aprobó y apoyó la Carta Magna "que consagró la monarquía parlamentaria como forma de Estado", y ese "fue uno de los grandes acuerdos que la hicieron posible y en ese y en otros grandes temas de Estado, ampliamente consensuados, se fundamentó nuestra Transición y nuestra vida democrática a lo largo de los últimos 35 años". 

"Hoy pensamos –aduce el texto– que el consenso de la sociedad española sobre la monarquía debe mantenerse. Porque alterar ese fundamento de nuestra convivencia política sería profundamente desestabilizador y porque no es posible un acuerdo alternativo en nuestro actual panorama social y político. No obstante y precisamente por ello, los socialistas recordamos que esta institución necesita que la adhesión social y la aceptación democrática de la ciudadanía la legitimen, de manera dinámica y permanente. Para ello, nuestra monarquía debe seguir actuando con el máximo respeto constitucional al reparto de poderes establecido y responder con la máxima eficiencia y ejemplaridad a su alto magisterio. Asimismo, será necesario someter la actividad económica de la Casa Real a los criterios de austeridad y transparencia exigibles a nuestras máximas autoridades e instituciones". 

Concluye la enmienda explicando que para "actualizar" la Corona, es preciso realizar algunas reformas, que son las que ya contenía la ponencia original: eliminar la prevalencia del varón sobre la mujer en la sucesión al trono y elaborar una ley orgánica que regule la abdicación y la renuncia y otra norma que defina con precisión el estatuto jurídico del príncipe de Asturias.   

España mañana ¿será republicana?

España mañana ¿será republicana?

Más sobre este tema
stats