Caso Inda

Podemos busca apoyos para crear una comisión de investigación tras los audios de Villarejo con Ferreras

El comisario jubilado José Manuel Villarejo tras declarar en la Audiencia Nacional

Esta semana se ha celebrado el debate sobre el estado de la nación en el Congreso, aunque de lo que se ha debatido más en redes sociales y medios es sobre el estado del periodismo. Tanto es así que desde Unidas Podemos ya han comenzado a contactar con formaciones como Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y EH Bildu para proponer la creación de una comisión de investigación sobre las fake news que afectan a partidos políticos. Ambas formaciones confirman a infoLibre estos contactos y aseguran que trasladan "todo su apoyo" a la formación morada.

Sin embargo, tal y como admiten fuentes de las tres formaciones, será complicado que esta comisión de investigación vea la luz, porque necesita el sí del PSOE. Fuentes socialistas aseguran que "respetan" las decisiones de su socio de gobierno pero se desvinculan de cualquier investigación amparándose en que existe libertad de prensa. Con todo, calculan que lo presentarán tras el parón de verano, en el mes de septiembre, después de que los servicios técnicos lo revisen.

Esta iniciativa llega después de la publicación en Crónica Libre de unos audios por parte del periodista de laSexta Antonio García Ferreras y el excomisario José Manuel Villarejo en los que el primero admitía que una información del director de Okdiario le parecía "muy burda" pese a haberla recogido en su programa, Al Rojo Vivo. La noticia según la cual “el Gobierno de Maduro pagó 272.000 dólares a Iglesias en el paraíso fiscal de Granadinas en 2014”  fue construida a partir de documentos falsos y sigue publicada en el digital de Eduardo Inda a día de hoy.

Este caso llegó al Congreso el pasado martes mediante la intervención del portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, durante el debate sobre el estado de la nación. "Hemos escuchado a un poderoso periodista hablando con un mafioso donde reconoce haber publicado una noticia falsa sabiendo que era falsa contra Pablo Iglesias. Y hoy han salido nuevos audios de usted en los que dice que le va a calzar una ostia. Creo que hay mucha gente progresista que piensa que esto es una grave amenaza”, le espetó a Pedro Sánchez. Ferreras, por su parte, ha negado que conociera la falsedad de la supuesta noticia cuando se hizo eco del documento.

El presidente del Gobierno expresó su "solidaridad con las víctimas que han sido objeto de difamación", aunque evitó citar expresamente a Iglesias y censuró el silencio del PP :"Que digan que nunca jamás se van a poner en manos de personajes como Villarejo", señaló. Sánchez recordó que tras las conclusiones de la comisión Kitchen se comprobó que tanto el independentismo catalán como Unidas Podemos y el propio PSOE fueron objeto del "trabajo de una policía mal llamada patriótica". "Fue utilizada por la derecha para perseguir adversario políticos y para obstaculizar la investigación de la justicia ante casos de corrupción que afectaban a su partido". 

Podemos incorpora los audios a la causa de la Kitchen

La formación que dirige Ione Belarra ha registrado este miércoles un escrito en la Audiencia Nacional en el que solicita al juez que instruye el caso KitchenManuel García Castellón, la incorporación a la causa de las conversaciones publicadas recientemente entre José Manuel Villarejo y la exsecretaria general del Partido Popular, Maria Dolores de Cospedal, así como entre el excomisario y Ferreras.

En el escrito, se pide al magistrado que aclare por qué estos audios no han sido incorporados a la causa a pesar de la "evidente relevancia para el objeto de la investigación" y que explique si hay más grabaciones de este tipo que estén en posesión de la unidad policial de apoyo al Juzgado. Podemos sostiene, en este sentido, que esta situación reviste gravedad, ya que García Castellón decidió levantar la imputación a Cospedal.

Podemos también denuncia que en varias de las conversaciones publicadas "Villarejo presuntamente pone en conocimiento de la entonces ministra de Defensa unas supuestas pesquisas llevadas a cabo por determinados mandos policiales, al margen de todo control judicial, consistentes en fabricar informes y pruebas falsas con las que “les buscamos la ruina” al partido político Podemos y a "varios de sus dirigentes". 

Las formaciones consultadas por este periódico, entre las que se incluye Podemos, no creen que estas escuchas vayan a tener un recorrido judicial, sin embargo los morados sí que confían en el recorrido político del caso. Por su parte, fuentes de PSOE, Ciudadanos, Compromís, PP y ERC no ven que las escuchas puedan llegar "a más". Los republicanos destacan que con un juez como García Castellón instruyendo la causa, no tiene "ninguna posibilidad" de prosperar.

Rufián: "Hay que legislar contra la contaminación mediática"

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, asegura a infoLibre que lo que ha ocurrido le "sorprende poco" tras tres comisiones de investigación y dos interrogatorios a Villarejo: "Responde a una fórmula que ha hecho ganar a la ultraderecha en todo el mundo. Desde Bolsonaro a Ayuso. Guerra judicial, fachas en la calle y mentiras en la tele. Hay que legislar contra la contaminación mediática como se legisla contra la contaminación atmosférica", manifiesta. Sobre cómo legislar este asunto, Rufián responde que hay que hacerlo "como en las cajetillas de tabaco": "Un cartel que diga que en X medio se miente", plantea.

Por su parte, Oskar Matute, diputado de EH Bildu, señala que las izquierdas tienen que unirse para "acabar con la estructura y andamiaje" que hace que "los poderosos utilicen sus terminales mediáticas" para "derrumbar cualquier proyecto que ponga en jaque su situación privilegiada": "Tenemos que acabar con esta herencia del franquismo que actúa como un agente de orden al servicio de los de siempre. Si no lo hacemos seguiremos teniendo que soportar sus mentiras, sus campañas de acoso y derribo que nadie merece y que un Estado democrático no puede sostener".

El 'caso Inda-Villarejo-Ferreras’ abre el debate sobre la mala praxis de la prensa en España

El ‘caso Inda’ abre el debate sobre la mala praxis de la prensa en España

Más sobre este tema
stats