Corrupción

Casado se considera a salvo del desgaste por Bárcenas y cree que el PP ya ha pagado el coste de la corrupción

El presidente del PP, Pablo Casado, acaricia a un lechón durante una visita de campaña a una granja de cerdos en Castellnou de Seana (Lleida).

Fernando Varela

La agenda de Pablo Casado de este jueves incluía una visita a una granja de cerdos en la localidad de Castellnou de Seana (Lleida). Allí, en un acto más de la campaña electoral del PP, tuvo tiempo de posar con un lechón en brazos y de insistir en que el Gobierno está ocultando un dictamen del Consejo de Estado que, según él, incluye críticas “absolutamente devastadoras” hacia el modelo de gestión de los fondos europeos de reconstrucción aprobado por el Congreso de los Diputados. Pero no para hacer comentario alguno en torno al escrito dirigido a Anticorrupción por el extesorero de su partido, Luis Bárcenas,escrito dirigido a Anticorrupción en el que acusó al PP de recibir dinero a cambio de adjudicaciones públicas e involucró a su antecesor en el cargo, Mariano Rajoy.

Fuentes del PP consultadas por infoLibre dan por hecho que Casado no va a prestar atención alguna a la nueva declaración de Bárcenas porque considera que no le atañe en absoluto. “Da la impresión de que a la cúpula no les importa nada Rajoy ni Aznar”, asegura un dirigente con años de experiencia en el partido. Eso “ha quedado claro desde que Casado llegó a la presidencia” del PP, hade ahora dos años y medio, y por eso cree que no hace falta ninguna escenificación mayor con la que poner distancia con los casos de corrupción del pasado. “La ruptura de etapa es clara” y la mejor muestra de que lo que diga Bárcenas le es ajeno es mostrar “desprecio” por este asunto.

Por no preocupar, asegura la misma fuente, tampoco inquieta en el PP que la declaración del extesorero y el inicio la semana que viene del juicio sobre la caja b del partido en relación con la financiación de las obras de la emblemática sede de la calle Génova puedan tener consecuencias sobre el voto en las elecciones catalanas. El coste electoral por este asunto y por los casos de corrupción en general ya se pagó en las elecciones de 2019. A él atribuyen el retroceso sufrido en las generales, las municipales, las europeas y algunas autonómicas. “Evidentemente bien no viene”, admiten, sobre todo en unas elecciones en las que el PP se mueve entre la supervivencia, el miedo a verse superado por Vox y una expectativa que como mucho aspira a repetir el segundo peor resultado de los últimos 30 años. Pero aun así dan amortizado el desgaste que provocan este tipo de noticias.

“Bien no viene”, admite también otro dirigente territorial con el que ha hablado infoLibre que, sin embargo, cree que ya se ha pasado página. “¿Cuánto tiempo llevamos con esto?” A estas alturas “Casado ya ha marcado la línea de la ejemplaridad” y “si alguien en puestos destacados resulta salpicado ahora, el guion está escrito. Sea quien sea”, advierte señalando la puerta de salida de la organización. Eso sí, tendrá que ser algo más que una mera acusación de Bárcenas. De aquella época quedan en estos relevantes al menos Javier Arenas y Pío García-Escudero, ambos con escaño en el Senado.

La actual dirección del PP considera que lo ocurrido con el extesorero y con sus antecesores al frente del partido no es cosa suya. “Todo lo que ha salido estos días lo llevamos leyendo años en los periódicos”, subrayan, así que “¿por qué nos va a preocupar más ahora?”

Los pocos miembros del PP que hablaron este jueves del caso lo hicieron en la misma línea, tratando de desacreditar la declaración de Bárcenas como “la estrategia de defensa” de un convicto por corrupción. Y enfatizando que no consideran tener ningún vínculo con sus antecesores, aunque Pablo Casado o Javier Maroto, por ejemplo, llegasen a la cúpula del partido precisamente de la mano de Rajoy.

En defensa de Rajoy

Este jueves volvió a ser Javier Maroto el que, en ausencia de Casado y de su mano derecha, Teodoro García Egea, asumió la tarea de dar la cara por la actual dirección. Al ser preguntado sobre si cree que Rajoy debería ofrecer algún tipo de explicación, respondió que él no iba a hablar por otros y destacó, por “ejemplar”, el paso del expresidente a la segunda línea cuando abandonó la presidencia del PP… En su opinión, se trata de una “persona honesta”. “Yo no he conocido nunca una trituradora en el despacho del presidente. Eso puedo decir cuando yo entraba en ese despacho, que es a partir de 2015”, manifestó subrayando la fecha para marcar distancias con la época de Bárcenas.

Algunas voces de la actual dirección citadas por el diario El Mundo emplazaron a Rajoy a responder a Bárcenas porque es a él a quien afecta su declaración, no a la dirección actual. “Que responda él, no es cosa nuestra”, aseguraron, tratando de marcar distancias.

Durante toda la jornada fueron varios los partidos exigieron a Casado que dé explicaciones sobre la trayectoria del partido que preside. Que no se “esconda” y "colabore con la justicia”, le pidió, el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil. No puede “refugiarse en el pasado” para desvincularse porque no representa “una época” superada sino que es “toda la historia del PP”, subrayó el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

En la Comisión de Justicia del Senado PSOE el senador socialista José María Oleaga acusó al PP de convertirse en “una organización cuasidelictiva” y le apremió a expulsar a los diputados y senadores que, según ha dicho, habrían cobrado sobresueldos.

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, celebró a su vez que el extesorero del PP haya decidido “tirar de la manta” e instó al PP a colaborar con la Justicia contando lo que sepa sobre este asunto, algo que cree que todavía no ha hecho. “Me encantaría que fuera así porque creo que los españoles tienen derecho a conocer qué es lo que pasó con la financiación irregular del PP y si es cierto y puede demostrar de alguna manera que había empresarios que se encontraban conchabados con el PP de forma que a cambio de donaciones recibían la adjudicación de ciertos contratos”, añadió.

Simón: "Tenemos seis comunidades con una ocupación en UCI por encima del 50%, y tres de ellas al 60%. Es una barbaridad"

Simón: "Tenemos seis comunidades con una ocupación en UCI por encima del 50%, y tres de ellas al 60%. Es una barbaridad"

Más sobre este tema
stats