LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

El futuro de la monarquía

La Corona habla de “martirio” mediático por ‘Nóos’ e insta al juez a que acabe la instrucción

La infanta Cristina, a su salida del trabajo en Barcelona el pasado 7 de mayo, cuando se conoció su desimputación.

El decurso del caso Nóos no está siendo bien encajado por la monarquía. Todo lo contrario. En abril rugió contra el auto del juez Castro que imputaba a la infanta Cristina, para luego respirar de alivio cuando la Audiencia de Palma le suspendió la acusación. Pero hasta ahora no había definido con una palabra categórica y preñada de connotaciones negativas su impresión sobre la investigación judicial. Este jueves lo hizo: lo vive como un "martirio". Un "martirio" que dura casi dos años –los transcurridos desde que estallara el escándalo y desde que se imputara a Iñaki Urdangarin– con una constante "presencia mediática. 

La calificación la pusieron fuentes oficiales de la Zarzuela en un encuentro informativo con periodistas. Pero a partir de ella, la Jefatura del Estado mandó varios avisos. Uno, que desea que acabe "cuanto antes" la instrucción, y que espera que culmine "antes de final de año". "No existe una complejidad extrema en el sumario", señalaron, para después compararlo con el caso ERE que la jueza Mercedes Alaya instruye desde Sevilla, más complicado, así que desde 2011 ha pasado ya "mucho tiempo". "Hay que esperar a que el juez acabe la instrucción, que cuanto antes termine y que se decida lo que se decida". O sea, que si el duque acaba procesado y hasta condenado, pues sea.

¿Debe apartarse entonces Cristina de Borbón de la línea sucesoria? La institución se limita a decir lo que ya afirmó en diciembre de 2011: que el aristócrata quedaba apartado de la agenda oficial y que con la infanta, ya se vería. Lo cierto es que ninguno de los dos han reaparecido en actos oficiales. Sólo la hija menor del rey volvió a un acto considerado de carácter más privado hace escasamente dos semanas, en la misa de conmemoración del centenario del nacimiento del conde de Barcelona.

¿Teme la Corona que la infanta sea imputada por delito fiscal? No hay respuesta oficial, sólo la remisión al deseo de que la instrucción concluya "cuanto antes". Sobre la venta de las 13 fincas atribuidas a Cristina, la Jefatura del Estado insistió en que "no figuraban transacciones" de compraventa en 2005 y 2006. Lo que no se encontraba en la lista remitida por Hacienda al juez era la única venta que la hija menor del rey hizo en ese periodo investigado: la enajenación del piso de la barcelonesa avenida de Pedralbes, efectuada en 2006, por la que el matrimonio ingresó 2,2 millones de euros. La venta está documentada en el sumario de Nóos y está en los registros de Hacienda. La infanta poseía un 25% de la vivienda.

Registro de visitas privadas

El Gobierno destituye a la directora de la Agencia Tributaria por el escándalo del informe de la infanta

El Gobierno destituye a la directora de la Agencia Tributaria por el escándalo del informe de la infanta

Los portavoces oficiales relataron asimismo que la Casa Real sintió "estupor" y luego "alivio y tranquilidad" cuando vieron que el listado de 13 fincas era un error que luego reconoció Hacienda. La Corona prefirió no hacer especulaciones sobre el origen de la confusión, aunque sí recalcó que no existen "agujeros negros", que sus miembros no reciben un trato de favor en materia fiscal, y que si en su día no se le hizo una declaración de IRPF paralela fue porque no figuraban esas transacciones consignadas por la Agencia Tributaria. Distinto es, explicaron, que el fisco disponga de distintos niveles de acceso a los datos, más restringido para los integrantes de la familia real o los titulares de distintas instituciones. Ese mayor nivel de protección, justificaron, no implica que sus declaraciones no sean "cuidadosamente revisadas". De hecho, abundaron, se han detectado en alguna otra ocasión "errores" u "olvidos" con datos que luego fueron subsanados por sus responsables tras ser contactados por Hacienda. 

La Corona dice tener también dificultades para confirmar si la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el expresidente valenciano Francisco Camps se reunieron en el palacio de la Zarzuela con Urdangarin para atar un contrato con Nóos, como sostiene el exsocio del duque de Palma, Iñaki Urdangarin. Sostuvieron que sí existe un registro de visitas oficiales –cuyos archivos se conservan desde 1975–, pero no los hay sobre accesos de otras personas a las dependencias de la Casa Real. La Ley de Transparencia tampoco servirá para que se conozca la agenda privada del monarca y del resto de miembros de la familia real. 

Datos todos estos revelados este jueves en el citado encuentro informativo en la Zarzuela, al que no fue invitado infoLibre, aunque los portavoces oficiales sí contactaron a posteriori con este diario para dar cuenta de la información. 

Más sobre este tema
stats