La derecha ensalza el discurso del rey, el PSOE cree que "acertó" y UP critica la falta de menciones al emérito

El rey Felipe VI en su tradicional discurso de Nochebuena.

Por segundo año consecutivo el rey Felipe VI evitó las menciones explícitas a los escándalos de su padre en su mensaje de Navidad y, también por segundo año consecutivo, eso evidenció las diferencias ideológicas entre los distintos partidos. Por un lado, la derecha política de PP y Ciudadanos ensalzaron su octavo discurso navideño, del que destacaron el respeto a la Constitución que proclamó el monarca; por el otro, desde Unidas Podemos y desde el independentismo catalán denunciaron la falta de "autocrítica" y la ausencia de alusiones al emérito, que se encuentra en Abu Dabi desde el 3 de agosto de 2020.

El líder del PP, Pablo Casado, celebró en su perfil de Twitter nada más terminar el discurso que Felipe VI ensalzara la Constitución "como viga maestra que merece reconocimiento, respeto y lealtad". En el mismo sentido, destacó que "la fortaleza de las instituciones es clave para los retos del futuro de España".

En la misma línea, los barones autonómicos conservadores pusieron en valor el mensaje navideño del monarca y destacaron, de nuevo, su compromiso con la Constitución. Así, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quiso destacar textualmente una de las frases del discurso pronunciado por Felipe VI. "La Constitución ha sido y es la viga maestra que ha favorecido nuestro progreso, la que ha sostenido nuestra convivencia democrática frente a las crisis que hemos vivido, y merece por ello respeto, reconocimiento y lealtad".

Por su parte, para el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, fue un "discurso ejemplar" de "compromiso con la Constitución". El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, celebró en cambio que el rey está "siempre" del lado de los ciudadanos. "En la dificultad y la esperanza, reconforta tener cerca a un referente como su majestad", dijo. El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que la semana pasada anuncio la convocatoria de elecciones anticipadas para el próximo 13 de febrero, reconoció que comparte con el rey que no pueden dejarse llevar "por el pesimismo, ni caer en el conformismo". "En Castilla y León apostamos por ese futuro de ilusión", dijo.

La reacción socialista llegó de manos del presidenta del PSOE, Cristina Narbona, que calificó este sábado de "acertado" el discurso. Lo fue, dijo "tanto en el diagnóstico de los problemas como en la forma de reaccionar ante los mismos". En un mensaje difundido por el PSOE, la también senadora ha destacado que Felipe VI abordó en su alocución los principales problemas que afectan a los españoles y que tienen que ver con "su salud, su seguridad, su empleo y su bienestar" y resaltó que demostró "toda su empatía y solidaridad".

Asimismo, ha hecho hincapié en el llamamiento del monarca a todas las instituciones para que sean ejemplares en el ejercicio de sus funciones para "aumentar la confianza de los ciudadanos" en las mismas y ha recogido la necesidad del "respeto", el "diálogo" y la "colaboración" entre todas las instancias públicas "para alcanzar los grandes acuerdos que se precisan en un momento de enormes transformaciones".

Unidas Podemos se ha manifestado en sentido radicalmente diferente. El portavoz del partido en el Congreso, Pablo Echenique, cargó duramente contra Felipe VI por no hacer mención al emérito "fugado". "Felipe VI eligió una habitación pequeña pero el elefante en ella es gigante. Ni una sola palabra de autocrítica. Ni una sola palabra sobre el emérito fugado en Abu Dabi. Ni una sola palabra sobre la Casa Real. Felipe VI habla sobre todos los temas, excepto uno: la monarquía", escribió en sus redes sociales. A renglón seguido, se preguntó "para qué sirve la monarquía". ¿Para qué sirve un rey que demuestra su impotencia cuando dice defender principios contrarios a lo que representa? ¿Para qué sirve una corona que impide el cambio por su propia naturaleza; que calla sobre su corrupción y es incapaz de reformarse?", añadió en su perfil de Twitter.

También la coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, criticó que el rey no mencionase los "graves escándalos de corrupción" del emérito pese a haber apuntado a la necesidad de la "integridad moral y pública" de las instituciones. "El rey habló de la necesidad de la integridad moral y pública de nuestras instituciones, pero eso dista mucho de los escándalos que rodean al emérito y sobre todo del hecho de que no haya comparecido ante la justicia y ante la ciudadanía", dijo este sábado.

Unidas Podemos ha sido precisamente una de las formaciones más críticas con los recientes escándalos que han salpicado al emérito. De hecho, ha sido el partido que ha promovido en distintas ocasiones comisiones de investigación a Juan Carlos I en el Congreso, habitualmente rechazadas por la unión de PP, Vox y Ciudadanos.

Los escándalos que mantienen al emérito en el punto de mira van desde el fraude fiscal –ya confesado por Juan Carlos I– a la ocultación de fondos en fundaciones de las que también fue beneficiario Felipe de Borbón. Un asunto que se limitó a despachar con la clásica llamada genérica a "respetar y cumplir las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral".

Hace solo diez días, el fiscal suizo Yves Bertossa dio carpetazo a la investigación abierta en Suiza sobre la fundación panameña Lucum, de la que era beneficiario el emérito y que fue la depositaria de una donación de 65 millones de euros procedente de Arabia Saudí. Cerró el caso al no tener elementos suficientes como para vincular la llegada de esos fondos a los contratos del AVE a La Meca. En el auto, el juez sostuvo que que el uso de esa fundación y otras sociedades "demostrarían una voluntad de ocultación".

Cs comparte el discurso "esperanzador" del rey

Ciudadanos se ha posicionado junto al PP a la hora de valorar el discurso de Felipe VI. La líder de la formación, Inés Arrimadas, señaló que comparte "plenamente" su discurso "esperanzador" y, para demostrarlo, destacó en un mensaje en sus redes sociales algunas de las frases del discurso. Edmundo Bal, portavoz del partido en el Congreso, quiso destacar el "optimismo" y la "confianza" en la democracia y en el pueblo español que, a su entender, transmitió el monarca. "Un alegato en favor de la concordia, de nuestro mejor pasado compartido y de un futuro mejor en la UE. Viva el rey y viva España", escribió.

Además, Bal criticó las reacciones de los independentistas al discurso y avisó al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de que "atacar" al jefe del Estado es una forma de "atacar a España". "Ya podría Sánchez estar con estas palabras y con estas opciones políticas y no con aquellos que tratan de atacar al jefe del Estado, al Estado y acabar con España", dijo.

Desde el independentismo catalán, en cambio, se pronunciaron de manera similar a la de Unidas Podemos criticando duramente que Felipe VI se limitase a realizar alusiones genéricas por segundo año consecutivo sobre las polémicas que mantienen a su padre en el ojo del huracán. "Esperábamos poco y ha aportado muy poco", denunció el president de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès.

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, aseguró por su parte que el rey "renuncia a ser parte de la solución del conflicto" y "sigue siendo parte del conflicto" porque no reconoce la diversidad del Estado, lo que reafirma a Òmnium en trabajar por la república.

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, advirtió al monarca que "credibilidad" no es "cambiar de foto y escenario del discurso" y que "el hablar de integridad pública y moral no es garantía de que exista esa integridad pública y moral". El discurso de este año, criticó, "no se ha diferenciado mucho de otros años con respecto a un enunciado de temas, que algunos de ellos pueden estar bien, pero sin entrar en detalle".

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha criticado la "operación de imagen" que se está potenciado para "deslindar lo que fue el rey emérito y lo que puede ser Felipe VI" con el objetivo de que la monarquía "siga existiendo, como si no hubiese pasado nada".

Felipe VI pronuncia un discurso plano con loas al “consenso” y sin referencias a su padre

Felipe VI pronuncia un discurso plano con loas al “consenso” y sin referencias a su padre

Más sobre este tema
stats