La portada de mañana
Ver
Las sombras en la instrucción del ‘caso Begoña Gómez’ se ciernen sobre el juez Peinado

Caso Juana Rivas

La Fiscalía acusa a Juana Rivas de sustracción de menores y pide cinco años de prisión

Juana Rivas en una de sus declaraciones ante el juez.

La Fiscalía Provincial de Granada acusa a Juana Rivas de dos delitos de sustracción de menores, correspondientes a cada uno de sus dos hijos, y solicita una pena de cinco años de prisión –dos y medio por cada menor–. Así lo hizo público este viernes, en un escrito que el organismo remitió al Juzgado de Instrucción número 2 previo a la celebración del juicio oral que investiga supuestos delitos de desobediencia judicial y sustracción de menores, después de que la mujer saliera de Italia con sus dos hijos sin el permiso paterno y los ocultara durante un mes alegando que corrían peligro si los entregaba a su padre.

La Fiscalía también solicita para Rivas la inhabilitación especial para ejercer el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la pena y la inhabilitación especial para ejercer el derecho de patria potestad en un plazo de seis años. El texto, que detalla las cinco instancias judiciales que requirieron a Rivas para la entrega de sus hijos, señala que la mujer "permaneció oculta con sus dos hijos en un lugar indeterminado sin facilitar su paradero y a sabiendas de la obligación que pesaba sobre ella de restituirlos".

Juana Rivas estuvo escondida de la justicia durante casi un mes junto a sus hijos para evitar entregarlos a su padre, Francesco Arcuri, condenado en 2009 por "lesiones en el ámbito familiar" al golpearla "repetidamente". Actualmente Arcuri cuenta con la guarda y custodia provisional de los menores, concedida por la justicia italiana. Los niños viven con su padre en una isla de Cerdeña (Italia) desde que el 28 de agosto su madre los entregara a la Guardia Civil. 

Además, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Granada acordó recientemente no reabrir las diligencias previas ni tomar las medidas cautelares que solicitó la mujer a finales de agosto por haber sufrido presuntos malos tratos entre los años 2013 y 2016 en Italia, donde ella tenía fijado su domicilio habitual. 

"Peleando hasta el final"

Tras conocer la posición de la Fiscalía, Juana Rivas aseguró que seguirá "peleando hasta el final" por el bienestar de sus hijos y afirmó, en declaraciones a Europa Press, que la petición "no le quita ánimos" para continuar haciéndolo como hasta ahora.

"Seguiré la lucha hasta la victoria porque esto no puede acabar de otro modo, es lo justo haciendo balance de todo lo que ha pasado", resolvió la mujer.

Juristas denuncian que la petición de la Fiscalía de cárcel para Juana Rivas es "un castigo"

Juristas denuncian que la petición de la Fiscalía de cárcel para Juana Rivas es "un castigo"

Apoyo social y político

Desde que el caso de Juana Rivas saltara a la agenda pública el apoyo ha sido continuo. La Junta de Andalucía ofreció en un inicio prestarle asistencia jurídica, mientras que la Cámara Alta aprobó en julio un voto particular sostenido por todos los grupos presentes en la Comisión de Igualdad del Senado en el que pide que las víctimas de violencia de género no puedan ser acusadas de sustracción de menores.

Paralelamente, la sociedad civil se volcó en el caso y constituyó una Plataforma de Apoyo a Juana Rivas desde el Centro de la Mujer del Ayuntamiento de Maracena (Granada). Las redes sociales también se colapsaron de solidaridad a través del hashtag #JuanaEstáEnMiCasa y #YoSoyJuanaRivas.

Más sobre este tema
stats