La portada de mañana
Ver
El 9J se convierte en la última batalla del ciclo electoral con la UE en segundo plano

LOS INTERESES DEL NUEVO COMISARIO DE ENERGÍA

El Gobierno no vio conflicto en las participaciones que ahora vende Cañete para evitar el veto en la UE

El candidato del PP, Miguel Arias Cañete, durante un mitin celebrado el pasado 20 de mayo en la plaza de Trascorrales de Oviedo.

La decisión de Miguel Arias Cañete de vender la participación que mantenía en dos compañías petroleras de su familia para evitar que “la más mínima sospecha de conflicto de intereses” dé al traste con su nombramiento como comisario europeo de Energía y Cambio Climático ha puesto en evidencia al Gobierno español y sus criterios sobre la materia. 

Hace un año, el Ejecutivo de Mariano Rajoy no vio el menor riesgo de conflicto de intereses en que Cañete participase en la aprobación del anteproyecto de la ley que castiga el bunkering –abastecimiento de crudo a barcos en alta mar- pese a que, además de tener acciones de Petrologis Canarias y en Petrolífera Dúcar, había presidido la segunda de esas dos compañías hasta enero de 2012.

Al cierre de ese ejercicio, ambas compañías tenían como socio mayoritario a la mercantil holandesa Havorad BV. El accionista único de Havorad era, al menos en esa fecha, una empresa domiciliada en el paraíso fiscal de las Antillas Holandesas y controlada a su vez por una firma de Costa Rica. 

Ahora, y según Cañete, la operación de venta de los títulos de Petrologis Canarias y Petrolífera Dúcar "concluirá" mañana jueves. Este diario ignora quién o quiénes han comprado el 2,5% que el eurodiputado del PP poseía en cada una de ellas.

El Gobierno dio vía libre a la participación de Arias Cañete en el trámite inicial de la Ley de Evaluación Ambiental y lo hizo pertrechado de un informe de la Abogacía del Estado. Y, según ese informe, aprobar un proyecto de ley no implica adoptar “decisión alguna sobre ningún asunto” por cuanto el Gobierno se limita a ejercer “la iniciativa legislativa” y son las Cortes las que validan cualquier norma legal.

Exactamente ese papel, ejercer la iniciativa legislativa en Europa y marcar el rumbo de la legislación aplicable por sus 28 países miembros, es el que corresponde al colegio de comisarios en el que, bajo la presidencia del luxemburgués Jean Claude Juncker, aspira a pertenecer Arias Cañete.

En su declaración de intereses como eurodiputado, el exministro de Agricultura cuantifica los porcentajes que posee tanto en Petrologis Canarias SL como en Petrolifera Dúcar SL, que por error figura como Ducor en el formulario: el 2,5% en cada una de ellas. Pero no la valoración de los títulos. Su declaración como diputado al Congreso, firmada en noviembre de 2011, los cifraba en 165.120 euros (los de Petrodúcar) y 160.979 (los de Petrologis Canarias).

El 'bunkering' y Petrolífera Dúcar

La Abogacía del Estado no solo acuñó con Cañete un nuevo criterio que amenaza con dinamitar la Ley de Conflictos de Intereses sino que manejó un segundo argumento para evitar la inhibición del entonces ministro: que las sanciones contra el bunkering incorporadas a la ley no afectaban a Dúcar porque la compañía no realiza esa actividad.

Dúcar -escribió la abogada del Estado- no factura el costo del combustible a los buques amarrados en el puerto de Ceuta”. “Las operaciones de bunkering –añadió- son realizadas por los propietarios del combustible depositado” en las instalaciones de Petrolífera Dúcar.

Anoche, la web de Petrolífera Dúcar SL mantenía el siguiente texto: "Durante la mayor parte de su existencia Ducar ha estado tanto en la logística como en la comercialización del bunkering".bunkering

El listón europeo, más alto

Cañete vende ahora sus acciones en petroleras para evitar el veto en Europa

Cañete vende ahora sus acciones en petroleras para evitar el veto en Europa

La diferencia entre ser comisario europeo y ocupar un ministerio en uno de los Estados miembros estriba en que los ministros poseen una cuota de poder real mayor que los comisarios salvo en lo que a contención del déficit se refiere. “El listón es más alto en Europa y Cañete, que está en la lista de candidatos a comisario que pueden tener problemas para su nombramiento, ha intentado eliminar obstáculos vendiendo sus acciones”, dice una fuente europea.

El elegido por Juncker para dirigir la nueva comisaría europea en la que se refunden dos áreas con actores y materias a menudo en conflicto –energía y cambio climático- hizo su anuncio de la venta de acciones este martes, horas antes de que se conociera la fecha exacta del examen al que Cañete deberá someterse ante los miembros de las comisiones de Medio Ambiente y Energía. La audiencia, en la que se espera una batería de preguntas verbales comprometedoras por parte de los grupos de izquierda, se celebrará el 1 de octubre.

A día de hoy persisten dos incógnitas: la primera, la de si intervendrán parlamentarios españoles o si, por el contrario, la oposición dejará las preguntas más críticas en manos de correligionarios de otros países. Y la segunda y más importante, la de si la carta que la comisión de Medio Ambiente y la de Energía remitan a Juncker contendrá un aprobado, un suspenso o una reconvención que, llegado el caso, podría implicar no su salida del colegio de comisarios pero sí un cambio de cartera. 

Más sobre este tema
stats