Los correos secretos de Blesa

Una indemnización millonaria pactada “entre caballeros”

Implicados en escándalos financieros apelan a la “buena fe” para esquivar responsabilidades

Tono Calleja / Alicia Gutiérrez

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa favoreció a su número dos en la entidad financiera, Enrique de la Torre, que percibió 4,78 millones de eurosnúmero dos tras abandonar la caja, según confirman los correos electrónicos del banquero a los que ha tenido acceso infoLibre. "Yo sigo construyendo el puente de plata aguantando las impertinencias y suspicacias de a quien todo le parece poco", asegura el director financiero y de riesgos, Ildefonso Sánchez Barcoj, al propio Blesa en referencia a De la Torre en un correo del 19 de julio de 2009.

Pero el pago de esta importante cantidad se llevó a cabo dos años después de que el propio De la Torre, secretario general de Caja Madrid, se encargara de negociar en el comité de retribuciones de la entidad financiera "un incentivo retribuido de fidelización a largo plazo (ILP)", tal y como consta en un acta del 19 de julio de 2007.

Anualidades del salario

Esta indemnización consistía en la percepción por parte de varios directivos de un número determinado de anualidades del salario en el momento de la jubilación o fallecimiento. Este incentivo de fidelización se aplicaría, especifica el acta, a los directivos que no hubieran causado baja voluntaria con efectos a 1 de enero de 2007.

Pero al final Blesa no pudo cobrar la ILP. En febrero de 2011, bajo la presidencia de Rodrigo Rato, el consejo de administración de Caja Madrid acordó paralizar el pago de 25 millones comprometidos a Blesa y a otros nueve directivos de la caja.

Comisión de Retribuciones

Un correo de Blesa muestra un mensaje de Enrique de la Torre a Sánchez Barcoj del 18 de julio de 2007 que lleva como asunto: "Comisión de Retribuciones", y que especifica que teniendo en cuenta que en 2009 vencía el mandato de Blesa habría que consolidar el derecho si un directivo se iba del grupo por haberle "degradado".

Sánchez Barcoj responde a Enrique de la Torre: "El presi está cubierto, no te preocupes. Además nunca le pueden degradar. O es presi o no, punto". Enrique de la Torre tardó solo 7 minutos en replicarle: "No pienso solo en el presidente. Imagina que en 2009 no sigue, y a ti te hacen comercial de Aluche. El presidente no es el único al que hay que proteger".

Tres años y medio de curre

Sánchez Barcoj tranquiliza a De la Torre: "Aunque acabáramos de comerciales en Aluche […] se nos aplicaría en 2010. Lo único que no cubre es la baja voluntaria o el despido procedente. Nos quedan al menos tres años y medio de curre, salvo que nos echen de forma improcedente. Es lo que hay".

Pero esta respuesta no convence a De la Torre, que insiste a Sánchez Barcoj: "No puedo entender que sabiendo que el presidente puede no estar en la caja en 2010 no se prevea algo tan básico como lo que digo. Cualquiera que pueda estar en 2010 con suficientes facultades ejecutivas hace que al menos en mi caso de secretario resulte inaplicable".

"Estás más que cubierto"

Sánchez Barcoj aplacó a De la Torre: "Tranquilo, estás más que cubierto. No te pongas nervioso. Piensa que hoy no tenemos nada de nada y por tanto nada que perder. Solo ganar. Por cierto, si te jubilas antes de 2010 también se aplica. Si te vas voluntariamente, no. Este es un sistema para retener".

Pese al contenido de esta conversación, adelantado por infoLibre el 29 de diciembre, De la Torre sí logró obtener todo el dinero comprometido en la comisión de retribuciones en la que actuó en calidad de secretario. De hecho fue el único de los directivos de Blesa que se aprovechó de la indemnización a pesar de dejar Caja Madrid de forma voluntaria.

Documentos inéditos

Los correos de Blesa incluyen tres documentos inéditos que prueban que De la Torre se fue de forma voluntaria: "Comunicación de extinción", "Finiquito" y "Plan de incentivos de alta dirección". Y en cada uno se puede leer que De la Torre obtiene diferentes cantidades: 1,99 millones por el cese; 134.653 euros por liquidación, saldo y finiquito; y 2,66 millones por el plan de incentivos y fidelización a largo plazo de la dirección aprobado el 23 de julio de 2007 por el consejo de administración de Caja Madrid. Este acuerdo del consejo había sido aprobado previamente por el comité de retribuciones, en el que De la Torre ejerció de secretario.

infoLibre ha tenido acceso al acuerdo por el que De la Torre percibe 2,66 millones, que también suscribe el propio Sánchez Barcoj. En el mismo, firmado el 17 de julio de 2009, se destaca que la fecha de implantación del plan ILP era el 1 de enero de 2007, aunque la primera aportación para los directivos estaba prevista para el 31 de diciembre de 2010, siendo la aportación efectiva dentro del primer trimestre de 2011.

Pero ambos idean una forma de saltarse esta limitación, incluyendo un punto cuarto en el acuerdo: "Es de interés de Enrique de la Torre Martínez y de Caja Madrid sustituir el compromiso que tiene la entidad y la expectativa de derecho que actualmente tiene Enrique de la Torre Martínez derivada de dicho plan, por una compensación económica". Y por eso De la Torre "acepta" 2,66 millones "en concepto de la extinción de la expectativa de derecho que tenía como partícipe del plan de incentivos y fidelización a largo plazo".

Deterioro de la relación

Además, las 65 páginas incluidas en los correos que este diario ha manejado para explicar la indemnización de De la Torre muestran el deterioro de la relación de Blesa con su lugartenienteBlesa . Los mensajes evidencian que De la Torre pierde el favor de su jefe, que pasa a confiar más en Ildefonso Sánchez Barcoj.

Pero los mensajes siguientes muestran que De la Torre no puede optar a la jubilación anticipada prevista por la ley. Y este traspiés hace todavía más evidente la ruptura entre el secretario general de Caja Madrid y Blesa, que recibe un mensaje de De la Torre en el que recuerda la existencia de un acuerdo previo: "Por eso le enseñé el papel que tú y yo sabemos para qué se escribió y que nunca saldrá de ese ámbito dado que estamos entre caballeros y así terminaremos este tema", completa desafiante el correo.

Respetar las cifrasDe la Torre exige que se respeten las cifras que le habían confirmado inicialmente

: "2.049.918 euros (más lo que corresponda de finiquito obviamente) y no los 1.854.000 euros de los que me hablan ahora. Tienes que acordarte, Miguel, que esa es la cifra que manejamos IIdefonso y yo contigo".

De la Torre sostiene que de esta forma se podría jubilar seis meses después de su salida: "En esa fecha cobraré entonces, según contrato y ley, el lLP y el fondo de pensiones. Entretanto, y espero que eso no me lo regateen, pediré un préstamo a seis meses por su importe neto, al tipo de interés para empleados, con garantía de ambos conceptos: ILP y fondo de pensiones. Así podré cumplir con el deseo de mi mujer y mío de suscribir una renta vitalicia que Mapfre me está respetando durante este mes".

Cesar amistosamente

Pero Blesa, que al final acaba accediendo a las pretensiones de De la Torre, le contesta: "Hablaré con IIdefonso, pero no te empeñes en lo que es imposible. Ya te he dicho varias veces que cesar amistosamente es una contradicción y si te empeñas en el mutuo acuerdo amistoso tendrás la indemnización que corresponda que no será la que tu pretendes. Hablaré con IIdefonso pero no me pidas lo imposible, Enrique".

La solución para Blesa no pasaba en ese momento por la existencia de una indemnización. "Sólo hay dos opciones: o te compramos ahora la expectativa de derecho del ILP o te lo abonamos en la póliza cuando corresponde y lo rescatas una vez jubilado. Ahí no tengo margen y tú lo sabes", le contesta Sánchez Barcoj en otro mensaje con destino a De la Torre. En este mensaje Sánchez Barcoj recuerda que él también podrá disfrutar de la indemnización: "No creas que no lo siento, sobre todo porque el ILP también lo disfrutaremos, eso espero porque en tu caso sí está claro y en el de los demás confiemos, alguno más y también me gustaría que tuviera mejor tratamiento fiscal". 

Rato paralizó las indemnizaciones

Mientras De la Torre cobró 4,78 millones, el resto de directivos vieron paralizadas sus indemnizaciones. En febrero de 2011 Rodrigo Rato bloqueó el pago de 25 millones a Blesa y a otros nueve directivos de la caja, que había recibido ya ayudas públicas del Gobierno. No obstante, según los informes aportados por Bankia al caso que investiga el juez Fernando Andreu, los integrantes de los consejos de administración de Caja Madrid entre 2007 y 2011 percibieron 71,5 millones en concepto de sueldos e indemnizaciones.

En concreto, los datos aportados al magistrado, que incluyen los nombres de 17 ejecutivos de Caja Madrid, ponen de manifiesto que el expresidente Miguel Blesa percibió 12,4 millones en cuatro años; el director general de Participadas, Matías Amat Roca, 9,7 millones; Ildefonso Sánchez Barcoj (9,7 millones); Enrique de la Torre (7,2 millones); Ricardo Morado Iglesias (6,2 millones); Carlos Contreras Gómez (4,1 millones), Ramón Martínez Vilches (3,8 millones); Mariano Pérez Claver (3,7 millones); Ramón Ferraz Ricarte (2,98 millones); Rodrigo Rato (2,7 millones en un año); y Carlos Vela García-Noreña (1,5 millones).

Caixa Penedés y Novacaixagalicia

Ninguno de los directivos de Caja Madrid tiene una causa abierta por la aprobación de estas indemnizaciones. Sin embargo, los jueces de la Audiencia Nacional ya han procesado a exresponsables de Caixa Penedés y Novacaixagalicia, que tendrán que afrontar las peticiones de cárcel de la Fiscalía y de las acusaciones particulares.

Los servicios informativos, en el ojo del huracán

Plan de incentivos de alta dirección (PDF)

Más sobre este tema
stats