Violencia de género

Interior endurece el control policial sobre agresores de mujeres con antecedentes

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

infoLibre

La Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior ha dictado la Instrucción 8/2021 que "endurece" el control policial preventivo sobre agresores reincidentes de mujeres, recordando que "no solo son capaces de agredir con mayor lesividad a la mujer con quien mantienen una relación sentimental, sino también a otras nuevas parejas a lo largo de su vida".

Entre otros extremos, en el caso de los agresores reincidentes el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén) generará un informe automatizado adicional dirigido a las autoridades judicial y fiscal con independencia del nivel de riesgo detectado.

Según Interior, la instrucción "amplía y endurece" las medidas de control que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado adoptan en el caso de los agresores reincidentes de mujeres. El objetivo es evitar tanto el incremento de la violencia que ejercen sobre sus parejas o exparejas, como que en el futuro puedan sumar a nuevas mujeres como víctimas de su comportamiento delictivo.

El nuevo catálogo de medidas preventivas firmado este martes por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, ya ha sido remitido tanto a Policía Nacional como a Guardia Civil para su inmediato cumplimiento.

El área de Violencia de Género de la Secretaría de Estado de Seguridad, que gestiona el Sistema VioGén, ha constatado que estos agresores con antecedentes son "persistentes".

De hecho, constan previos quebrantamientos de las medidas judiciales de protección o agresiones físicas y sexuales, aspectos que para Interior duplican las posibilidades de volver a quebrantar otra medida judicial futura en comparación con otros agresores denunciados por delitos de violencia de género que carecen de esos antecedentes.

Reflejar si existen denuncias previas

Para prevenir el riesgo se anuncian nuevas medidas dentro de las estrategias de "monitorización, supervisión y prevención". En este sentido, los agentes policiales actuantes en cada denuncia de violencia de género tendrán que observar especial atención cuando el agresor registre denuncias previas con la misma o distintas víctimas.

En estos supuestos, además de las medidas ya previstas en los protocolos de actuación vigentes, los agentes deberán comunicar al denunciado que su caso de violencia de género queda sometido a seguimiento policial, informarle de que las medidas de control y protección adoptadas se podrán extender a otras víctimas previas de su acción agresora.

En los supuestos de solicitud a la Fiscalía del seguimiento obligatorio del agresor a través de un dispositivo telemático de control, los agentes deberán explicitar en el atestado policial que constan denuncias de otras víctimas en el Sistema VioGén, así como destacar que el denunciado presenta un notable riesgo específico de comisión de nuevos hechos delictivos con la misma víctima y con otras.

En los Casos de Especial Relevancia con una valoración del nivel de riesgo alto o extremo, los agentes deberán realizar una evaluación periódica actualizada del riesgo respecto de las otras víctimas activas en el Sistema VioGén vinculadas al mismo denunciado, así como el contacto con víctimas en situación de Caso Inactivo inferior a 90 días.

Las Fuerzas de Seguridad extremarán la vigilancia del cumplimiento de las medidas judiciales acordadas, dado que estos agresores presentan mayores probabilidades de vulneración de las mismas. De esta forma, en la ficha que de cada caso existe en el Sistema VioGén deberá constar que se trata de un Caso Persistente, apunte que deberá también incluirse en cualquier otra documentación que se ponga a disposición de los agentes para las tareas propias de seguridad de las víctimas.

Agresores persistentes

En el caso de los agresores persistentes, el Sistema Viogén generará un informe automatizado adicional dirigido a las autoridades judicial y fiscal con independencia del nivel de riesgo detectado, que se incluirá en el atestado policial y que recogerá tanto las características e implicaciones de este tipo de agresores como las circunstancias concretas de cada caso y la peligrosidad del agresor controlado para mejorar la calidad de información de la que disponen los jueces y tribunales a la hora de tomar sus decisiones.

Además, en el momento en el que los agentes policiales ejecuten las medidas incluidas en el Plan de Seguridad Personalizado (PSP) que genera el Sistema VioGén tras la primera valoración de seguimiento de cada víctima, le informarán del riesgo especial que para ella entraña la condición de reincidente de su agresor.

En este sentido, la instrucción del secretario de Estado de Seguridad pretende mejorar la percepción del riesgo que tienen las víctimas de agresores persistentes y facilitar que adopten las mejores decisiones respecto a su protección y, por tanto, prevenir su revictimización.

Para ello, los agentes encargados de la protección de una víctima de un agresor persistente le transmitirán esta información la primera vez que tomen contacto con ella, así como en las posteriores entrevistas si lo consideran conveniente, para evitar que el riesgo que corren pueda pasarles inadvertido.

Según Interior, esta instrucción completa el actual mecanismo de protección de las víctimas de violencia de género fijado en la Instrucción 4/2019 de la Secretaría de Estado de Seguridad, que estableció un nuevo protocolo para la valoración policial del nivel de riesgo de violencia de género, ampliado mediante la Instrucción 5/2021 sobre protocolo de primer contacto policial con víctimas en situación de desprotección (Protocolo Cero).

El nuevo protocolo contra la violencia machista incluirá una valoración más precisa del riesgo de las víctimas

El nuevo protocolo contra la violencia machista incluirá una valoración más precisa del riesgo de las víctimas

Más sobre este tema
stats