Corrupción

Interior otorgó a Villarejo una medalla con pensión a los dos meses de que se iniciara el espionaje a Bárcenas

El excomisario José Manuel Villarejo.

José Manuel Villarejo, principal investigado en la Operación Tándem, fue condecorado el 20 de septiembre de 2013 con una medalla por méritos policiales que incluía una pensión vitalicia del 10%. Con Eugenio Pino como director adjunto operativo (DAO) de la Policía y el ahora imputado Jorge Fernández Díaz como ministro en el Gobierno de Mariano Rajoy, era la segunda cruz con distintivo rojo que el comisario recibía en su carrera. Dos meses antes de su concesión, la ahora conocida como trama Kitchen había puesto en marcha el espionaje al entorno del extesorero del PP Luis Bárcenas con el objetivo de evitar que conservase documentos de la caja B incriminatorios para dirigentes del PP.

El 15 de julio de 2013, Bárcenas admitió ante el juez del caso Gürtel la autoría de los manuscritos que reflejaban las entradas y salidas de dinero de la caja B del PP durante dos décadas. El día 3 de ese mismo mes el partido ya había destruido por completo los archivos del ordenador que su antiguo tesorero había tenido asignado en la sede de Génova. El antiguo senador acababa de entrar en prisión. Y su estrategia de defensa había experimentado un giro copernicano. 

Sobre el operativo policial y parapolicial que implicó la captación de un chófer que vigilase a la mujer de Bárcenas, localizara documentos en poder de la pareja y evitase así la difusión de nuevos documentos comprometedores, ya habían ido trascendiendo datos que ahora se multiplican tras el levantamiento del secreto en esta pieza del caso Villarejo. Entre los datos que han aflorado de la investigación figura este: que quien captó al chófer-espía Sergio Ríos y le fue entregando 2.000 euros mensuales con cargo a los fondos reservados fue el policía Andrés Gómez Gordo.

Fichado en 2011 por la entonces número dos del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, como director general de Documentación, Andrés Gómez Gordo es otro de los miembros de la llamada policía patriótica investigados en Kitchenpolicía patrióticaKitchen. Y otro de los agentes que obtuvo medalla pensionada. Según El País, ese galardón con efectos vitalicios le reporta 1.800 euros al año.

Tras la imputación de Fernández Díaz, Cospedal permanece a la espera de que el juez que investiga el espionaje a Bárcenas dentro de la Operación Tándem decida si accede más adelante a la petición de la Fiscalía y la llama a declarar como imputados. 

Mientras que el espionaje emprendido en 2013 y finalizado en mayo de 2015 ha ocupado un primer plano, el borrado completo del pc de Bárcenas había quedado casi en el olvido. La liquidación del material informático derivó primero en una denuncia de Bárcenas pero el extesorero dio finalmente marcha atrás. La denuncia había derivado en la imputación del PP como partido y en la de tres empleados: su nueva tesorera entre ellos. Pero la causa acabó con una sentencia absolutoria en septiembre de 2019.

El asunto pasó así al desván de casos cerrados aunque el levantamiento del secreto en la pieza Kitchen ha venido a alimentar de nuevo las dudas. En una de las conversaciones que el propio Villarejo grababa para la ingente fonoteca que guardaba en su casa se oye cómo el policía pronunció la siguiente frase en febrero de 2017: "Bueno, o cuando me encargaron destruir los ordenadores, ¡por eiemplo! Que los tengo inmortalizados a todos". En el informe donde los fiscales anticorrupción Miguel Serrano e Ignacio Stampa reclamaban la etiqueta de investigados por Fernández Díaz y Cospedal, se señala la destrucción de ordenadores como uno de los "encargos puntuales" que el propio Villarejo atribuye al PP. A día de hoy no está claro cuándo se produjo aquel encargo si es que realmente existió.  

Los motivos por los que la Dirección Adjunta Operativa otorga una medalla pensionada a un determinado miembro del Cuerpo permanecen en secreto: ni se conoce el porqué de la primera concedida en 2009 a Villarejo durante el Gobierno socialista ni la otorgada en 2013 por el PP.

En el caso de la cruz con distintivo rojo la dotación económica para el beneficiario, si este pertenece o ha pertenecido al grupo A-1, equivale aproximadamente a 150 euros mensuales. Es decir, el 10% del salario básico más los trienios acumulados. La normativa señala varios méritos posibles para su aprobación: desde haber sido herido en acto de servicio a haber protagonizado "hechos distinguidos y extraordinarios" que entrañen peligro personal. Por sus dos condecoraciones pensionadas, Villarejo recibe entre 3.600 y 5.000 euros al año, según la información recabada por infoLibre. Como publicó el viernes este periódico, la futura Ley de Memoria abre la puerta a la retirada de condecoraciones antes de que una sentencia firme permita su revocación.

Otro de los siete integrantes de la llamada policía patriótica que fueron condecorados con medallas pensionadas fue el antiguo DAO Eugenio Pino. Siempre de acuerdo con la citada información del diario El País, es el que más percibe. Al jubilarse en junio de 2016 recibió una de las más altas distinciones de la lista: la medalla de plata al mérito policial, que conlleva una asignación vitalicia del 15% de su sueldo base y trienios. Al igual que Villarejo y Gómez Gordo, Pino se encuentra imputado en la Operación Tándem

La Audiencia Nacional investiga por vínculos con Villarejo el patrimonio del jefe de la UDEF encargado del 'caso Gürtel'

La Audiencia Nacional investiga por vínculos con Villarejo el patrimonio del jefe de la UDEF encargado del 'caso Gürtel'

Más sobre este tema
stats