Elecciones andaluzas 22-M

Izquierda Unida se precipita al abismo

Antonio Maíllo, con el candidato a la Moncloa, Alberto Garzón, y otros dirigentes de IU, este 22-M en Sevilla.

El panorama no puede ser más sombrío para Izquierda Unida en Andalucía. La cifra de cinco diputados que ha salido de las urnas entierra a esta formación en el peor resultado electoral de su historia en esta comunidad.

IU pierde siete escaños (en la legislatura que acaba de concluir tenía doce). La catástrofe electoral de esta formación es todavía mayor si se tienen en cuenta las expectativas de crecimiento que la federación más importante de Izquierda Unida tenía hace sólo un año, antes de que la irrupción de Podemos en el escenario político pusiese patas arriba su proyección electoral. 

Sus posibilidades de influir en la formación de Gobierno han quedado reducidas en la misma proporción: sus votos ya no son suficientes para condicionar una mayoría parlamentaria estable inclinada a la izquierda. A partir de ahora, en esa parte del arco parlamentario manda Podemos.

Por provincias, IU sólo resiste en Granada, donde conserva el escaño de 2012. Pierde la representación por Almería, Huelva y Jaén (tenía un escaño por cada circunscripción). Y en Cádiz, Córdoba, Málaga y Sevilla consigue un solo escaño (en 2012 había logrado dos en cada una de estas cuatro circunscripciones).

Una IU "imprescindible"

Desde las elecciones europeas, Izquierda Unida ha perdido la mitad del apoyo de los ciudadanos y ha pasado del 11,35% al 6,9%.

En sus primeras declaraciones, el candidato a la Presidencia por IU, Antonio Maíllo, aunque reconoció que sus resultados han sido "malos", valoró haber sido capaces de retener suficientes diputados para formar grupo parlamentario. "Estamos en situación de empezar a trabajar desde el minuto uno para ser la referencia de izquierdas en el Parlamento de Andalucía", enfatizó. "Vamos a recuperar el espacio político para las próximas citas electorales". El nuevo escenario político, interpretó, es "inédito" y "totalmente imprevisible", pero IU sigue siendo "imprescindible". 

Maíllo, se mostró "insatisfecho" y admitió que los ciudadanos han percibido el pacto con el PSOE en la anterior legislatura como "un error". Un elemento que también ha señalado Alberto Garzón, candidato de IU a la Presidencia del Gobierno de España.

Garzón también se mostró este domingo "totalmente insatisfecho", pero siguiendo el mismo argumentario que Maíllo, añadió que mira al futuro con "esperanza" porque IU es "una fuerza absolutamente imprescindible para la transformación social". Las elecciones ponen de manifiesto "la necesidad de seguir construyendo una nueva IU que sea considerada como un instrumento útil para la mayoría social", añadió.

Preguntado por las causas, Garzón aseguró que tendrán hacer un análisis posterior, pero remarcó que "hay muchas variables", entre las que citó la valoración negativa de los ciudadanos sobre el pacto con el PSOE en la anterior legislatura y la irrupción de nuevas fuerzas.

Maíllo: Anguita propuso alianzas para un frente de izquierdas y “no nombró sólo a Podemos”

Maíllo: Anguita propuso alianzas para un frente de izquierdas y “no nombró sólo a Podemos”

Más sobre este tema
stats