PORTADA DE MAÑANA
Ver
España se sitúa como uno de los países europeos con mayor brecha de género en la cúpula judicial

Caso Nóos

El juez investigará en los registros de la propiedad si la infanta dice la verdad

La infanta Cristina acude a su trabajo en La Caixa, el pasado 5 de abril, en Barcelona.

El juez del caso Urdangarin, José Castro, ha solicitado en la mañana de este lunes a cuatro Registros de la Propiedad la remisión del historial de las 13 fincas e inmuebles cuya venta atribuye Hacienda a Cristina de Borbón. La decisión del juez se produce después de que, al filo de la medianoche del viernes, un portavoz de la Casa Real desmintiera en nombre de la infanta la existencia de esas transacciones, que según la Agencia Tributaria reportaron a la hija del monarca 1,43 millones de euros entre febrero de 2005 y noviembre de 2006.

Los mandamientos del juez van dirigidos a los registros de Almagro (Ciudad Real), que custodia los documentos de inmuebles y suelos localizados en el municipio de Valenzuela de Calatrava; al de Arenys de Mar 1, donde se localizan los de Calella; al número 5 de Alicante, que conserva los de San Juan, y al de Pilar de Horadada, localidad igualmente alicantina donde supuestamente se ubican otros inmuebles vendidos por la esposa de Iñaki Urdangarin.

Primera aparición de la infanta en un acto oficial en pleno escándalo por el error de Hacienda

El historial de una finca, archivado en el registro al que se encuentre adscrito cada bien, muestra todos los cambios de titularidad que se han producido desde su inscripción inicial. En lo que concierne a la infanta, los inmuebles radicados en Pilar de la Horadada no van identificados ni con el número de referencia catastral ni con el de su inscripción registral, pero el juez aportará al Registro todos los datos aportados por Hacienda en su informe para asegurar su localización.

El informe de Hacienda que ha desatado la tormenta por un supuesto error que afecta nada menos que a la hija del rey contiene una peculiaridad todavía inexplicada: mientras que los papeles enumeran y detallan las 13 venas cuestionadas, no incluye una de la que justamente sí hay constancia: la del piso de Barcelona donde los duques de Palma residieron hasta que en octubre de 2004 compraron el palacete de Pedralbes por 5,8 millones de euros. Urdangarin y su esposa, que poseían ese piso al 75% y al 25% respectivamente, lo adquirieron en 1998 por 92 millones de pesetas (552.931 euros) y se desprendieron de él en abril de 2006 por 2,2 millones de euros. Una copia de la hoja registral de ese inmueble permanece incorporada al sumario desde febrero de 2012 pero fue remitida de nuevo al juez a comienzos de este año por el abogado de Diego Torres como documento adjunto a uno de sus escritos.

Aunque el porcentaje mayoritario de la propiedad correspondía a Urdangarin, la infanta figuraba como cotitular, por lo que su nombre debería haber saltado en esa operación. Hacienda localiza las transmisiones patrimoniales de cada contribuyente introduciendo en la base de datos su DNI. El documento de identidad de la infanta, así como su propio nombre, constituye una auténtica rareza por la disposición de los dígitos. La confusión con el DNI de otro ciudadano se hace así más difícil, aunque los expertos consultados por infoLibre el pasado sábado creen que el error pudo originarse en el momento de introducir los datos en la base de datos. La introducción se hace manualmente para incorporar la información facilitada por cada notario sobre fechas, precio e identidad de los intervinientes en cada transacción inmobiliaria.

Más sobre este tema
stats