LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los Gobiernos, el Congreso, la élite de los partidos y hasta el Ejército sirven de cantera al negocio del lobby

Corrupción

Un juez del TSJ andaluz coordinó 21 seminarios de la empresa a la que Ausbanc recurría para organizar foros jurídicos

Heriberto Asencio, presidente de la Sección IV de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Andalucía (TSJA), ha coordinado o dirigido o moderado desde noviembre de 2007 al menos 21 seminarios organizados por la empresa Instituto de Gestión Gordios SA, que es la misma a la que la desmantelada Ausbanc recurría para montar sus foros jurídicos sobre asuntos bancarios. Gordios está gestionada por un empresario sevillano del mismo pueblo que Asencio y cuya esposa es "prima segunda" del magistrado, respondió este a preguntas de infoLibre en el primero de una serie de contactos verbales y escritos.

Los pinchazos policiales demuestran que con esas jornadas, la mayoría de cuyos participantes solían cobrar entre 500 y 600 euros, el jefe de Ausbanc, Luis Pineda, buscaba ganarse "las simpatías" de los jueces.

Pero las conversaciones intervenidas a Pineda y sus colaboradores indican otras dos cosas: que Heriberto Asencio –extremo que él mismo admite sin problemas– era quien personalmente buscaba a los ponentes para esas jornadas jurídicas, entre ellos otros jueces; y que su relación con Ausbanc acabó como el rosario de la aurora poco antes de que Pineda y los suyos terminasen en el calabozo policial el 15 de abril por presunta extorsión. 

En una conversación con su jefa de gabinete, Pineda y Rosa Aparicio hablan de cómo Asencio ha enviado una factura de 15.000 euros en nombre de Gordios por las jornadas que en marzo se habían celebrado en Sevilla y que el juez niega haber coordinado. Asencio desmiente tajante la afirmación de Pineda –este diario le leyó parte de la transcripción– así como todo vínculo con cualquier movimiento económico derivado de las jornadas jurídicas de Ausbanc más allá del estricto cobro de lo que Gordios le pagaba como colaborador.

La versión del magistrado sobre ese controvertido episodio es esta: "Respecto de las facturas del último curso de Ausbanc las envió Gordios a Ausbanc. En esas jornadas, de las que no fui director, contacté con algunos de los ponentes y les comenté el importe de los honorarios por su intervención, como es habitual al organizar cualquier jornada. El importe de las facturas supongo que se corresponde con el de los honorarios de los ponentes. No contacté con todos, ni siquiera con la mayoría". La participación de jueces en cursos o jornadas no requiere comunicación previa al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) salvo que mantengan una relación de colaboración estable con quienes organicen esos actos.

Las conversaciones intervenidas –y también la declaración judicial de quien era su jefe de prensa, Hermenegildo García– indican que los directivos de Ausbanc hablan como si considerasen a a Heriberto Asencio parte de Gordios. ¿Por qué?, preguntó este diario al juez. Su respuesta fue la que sigue: "Desconozco por qué han podido pensar que yo pertenecía a Gordios. Mi relación con Gordios está bien clara".

¿Y para qué necesitaba Ausbanc a Gordios si ya Heriberto Asencio buscaba a los ponentes? Porque "el resto del trabajo de producción (que es el engorroso) lo hacía Gordios"producción, responde en uno de sus correos a infoLibre. A 31 de diciembre de 2014, último ejercicio del que hay balance disponible, Gordios declaró 0,19 empleados. Este diario no ha logrado contactar con Javier Mejías, hermano del fallecido fundador de la compañía y que es quien ahora "lleva la empresa", explica el juez Asencio. 

Gordios, que solo organiza cursos de corte jurídico, contó con la colaboración remunerada de Asencio desde el primer momento, sobre el año "2005-2006", según el magistrado. 

"Su padre y mi madre eran primos o algo así", explicó el magistrado sobre la esposa del actual administrador de Gordios. Lo hizo tras describir en un primer momento como "amistosa" la relación que mantenía con el fundador de la empresa –fallecido hace tres años y natural del mismo pueblo sevillano que el juez– y después de que infoLibre le indicase lo siguiente: que el hermano de dicho fundador y actual gestor de la compañía a través de una sociedad interpuesta está casado con una pariente suya. 

Fuentes conocedoras de la investigación sobre el caso Ausbanc-Manos Limpias han explicado a infoLibre que la Policía está todavía estudiando la información que las conversaciones intervenidas a los imputados y los documentos recabados aportan sobre Instituto de Gestión Gordios SA. Las mismas fuentes indicaron que no hay ningún dato para sospechar que la participación remunerada de jueces en las jornadas jurídicas de Ausbanc presente ribetes delictivos.

Asencio no tiene problema en reconocer que cree que participó como director o coordinador o moderador "en tres" jornadas de Ausbanc y que, como en las restantes organizadas por Instituto Gordios, cobraba "500-600 euros" por cada una de ellas. Lo mismo –dice– que un ponente.

En sus conversaciones y mensajes cruzados con infoLibre, Asencio recalcó que no es el único juez que ha coordinado o dirigido jornadas para Instituto Gordios. El magistrado del TSJA se refirió de forma expresa a José Antonio Montero, ahora miembro del Tribunal Supremo y cuyo nombre ha localizado este diario en jornadas organizadas por Gordios en los años 2007 y 2008.

¿Por qué Gordios solo se dedica a organizar jornadas jurídicas? Este diario no ha conseguido hablar con su gestor, el empresario Javier Mejías, pero el juez Asencio ofrece la siguiente explicación en un correo electrónico: "Se debe, creo, a que las primeras [jornadas jurídicas] las dirigí a instancias de Manuel Mejías [fundador de la empresa, ya fallecido y cuya viuda, dice el juez, es ahora la accionista] y este decidió continuar realizando este tipo de jornadas y no otras".

El juez no cree que ni su relación con Gordios ni la que mantuvo con Ausbanc hayan implicado nunca "habitualidad". Y no cree, por tanto, que debiera haberla comunicado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Asencio recalca en cambio que si en algún momento le hubiera llegado algún caso vinculado a Gordios o a Ausbanc, se habría "abstenido". Una vez localizadas más de 20 jornadas organizadas por Gordios y en las que Heriberto Asencio tuvo un papel motriz,  este diario volvió a preguntarle si sigue considerando que no hubo habitualidad. El magistrado se reafirmó en su argumento original: "Yo no sabía cuando se iban a realizar [los seminarios], ya que era Gordios quien se ponía en contacto conmigo. Creo que la habitualidad se refiere a cuando te contrata una Universidad o cualquier otra institución y tienes una programación concreta. Si hubiera pensado que tenía que solicitar la compatibilidad lo habría hecho sin dudarlo, pero insisto, creo que la habitualidad no se da en mi caso".

La mayoría de esas jornadas se celebraron en Andalucía. Hubo una en Bilbao -junio de 2013, auspiciada por Ausbanc y "codirigida con el juez decano" de la ciudad vasca, precisa Asencio- y otra en Cáceres -2012-, pero este diario no ha computado esa última: aunque la presencia del magistrado del TSJA en la ciudad extremeña durante una visita preparatoria de esas jornadas consta en la propia memoria anual del CGPJ, ni el magistrado la ha mencionado ni este diario ha documentado su participación final efectiva.

Para Ausbanc, Asencio afirma haber trabajado solo en tres jornadas cuyas fechas no aportó: una en Córdoba, otra en Sevilla y otra más en Bilbao. En efecto, su nombre aparece en tres celebradas en esas ciudades en 2013 -las de Córdoba y Sevilla iban encadenadas y, ante la duda, infoLibre solo las ha contado como una- bajo los auspicios de Ausbanc.

Pero también en otra que ese mismo año tuvo por escenario Zaragoza. Y, desde luego, los pinchazos policiales a los responsables de Ausbanc abundan en su presencia en las que un mes antes de los arrestos de abril de este año se habían desarrollado en Sevilla. Poco antes de ese último evento, Asencio había sido uno de los invitados que pasaron un fin de semana en la casa que Pineda y su mujer poseen en Villamayor (Zamora). El juez asegura que solo estuvo allí una vez. Y que jamás ha pisado la casa que el jefe de Ausbanc tiene en Estepona.

Más sobre este tema
stats