La portada de mañana
Ver
La derecha apoya en Irlanda y Noruega el Estado palestino mientras PP y Vox lo censuran en España

Elecciones 24-M

Podemos no pedirá a Bildu que condene expresamente la violencia para pactar en Navarra

Podemos recula y no pedirá a Bildu que condene expresamente la violencia para pactar en Navarra

Cambio de postura de Podemos con respecto a los pactos con Bildu. El secretario general de la formación, Pablo Iglesias, sostenía antes de las pasadas elecciones autonómicas que no alcanzaría acuerdos con el partido abertzale si no condenaba el terrorismo, pero la posibilidad de alcanzar un pacto en Navarra que desaloje del poder a la actual presidenta, Yolanda Barcina, ha provocado que esa línea roja se haya difuminado y Podemos no vaya a exigir esta condena.

Así lo anunció este lunes el secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Coordinación –la ejecutiva– de Podemos. Pascual señaló que en Navarra su partido es favorable a que la líder de Geroa Bai, Uxue Barkos, encabece el Gobierno foral –para lo cual necesitaría el apoyo de sus 9 diputados, los 8 de EH Bildu, los 7 de Podemos y los 2 de Izquierda-Ezkerra–, y sostuvo que su partido no pondrá como condición a los abertzale que condenen el terrorismo ya que, a su juicio, "si no tuvieran respeto por los derechos humanos no podrían haberse presentado a las elecciones".

"Son los jueces quienes dirimen esas cuestiones, y nosotros no podríamos negociar con un partido que no se hubiera podido presentar a las elecciones", abundó el secretario de Organización de Podemos, que explicó que las negociaciones con el resto de los grupos en Navarra están basándose en los programas electorales. Y, de igual forma, aseguró que el desarrollo de las conversaciones en la Comunidad Valenciana les hacen ser optimistas sobre la posibilidad de que la líder de Compromís, Mónica Oltra, se convierta en presidenta de la Generalitat con su apoyo.

Comunidad Valenciana, Extremadura y Castilla-La Mancha

Este optimismo –que también se da en Baleares– se basa en el hecho de que Ciudadanos haya rechazado apoyar la investidura como presidente de Ximo Puig (PSOE),  tras haber pactado los socialistas con Compromís dar la alcaldía de Valencia a Joan Ribó, del partido de Oltra. En este sentido, Pascual explicó que Podemos no descarta entrar en un gobierno presidido por Compromís, si bien aseguró que aún no se ha tomado esta decisión, y sostuvo que la pelota está ahora en el tejado del PSOE, que debe decidir si apoyar a Oltra o dejar que gobierne el PP.

Joseba Asiron, un profesor de ikastola al frente del Consistorio

Joseba Asiron, un profesor de ikastola al frente del Consistorio

Las negociaciones con los socialistas se encuentran por el contrario muy avanzadas, según Pascual, en Extremadura y Castilla-La Mancha, donde Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page podrían convertirse en presidentes con los votos del partido de Pablo Iglesias. En este sentido, el secretario de Organización explicó que su partido está discutiendo con los socialistas la creación de un fondo de 500 millones de euros para su "plan de rescate ciudadano", consistente en medidas como garantizar los suministros básicos u ofrecer ayudas para la alimentación.

Por otra parte, el dirigente fue taxativo en su rechazo a la posible confluencia de Podemos con otras fuerzas para las elecciones generales, tal y como plantean figuras como el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón. "Los ciudadanos españoles podrán encontrar la papeleta de Podemos con su logo y su nombre en noviembre", sostuvo Pascual, que no obstante sí se mostró abierto a "incoporar" a personas de fuera de la organización como se hizo, por ejemplo, en Andalucía, pero siempre bajo el paraguas de sus listas. "El modelo para las generales es el modelo de las autonómicas", remachó.

Un modelo, no obstante, para el que podría haber una excepción en Cataluña, cuyas elecciones autonómicas se celebrarán previsiblemente el próximo mes de septiembre. Allí Pascual dejó la puerta abierta a plantear una candidatura de confluencia con otras fuerzas políticas sin el nombre de Podemos, si bien explicó que para plantear esta posibilidad al menos un 10% de los inscritos deberían solicitar que se celebrase un referéndum al respecto. "A día de hoy, el nombre con el que nos presentamos es el de Podemos. No hay aún ningún proceso abierto y no sabemos si lo habrá", afirmó Pascual.

Más sobre este tema
stats