Objetivo, destruir a Irene Montero: así es la campaña de las derechas para ridiculizar las políticas de Igualdad

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante un acto.

Desde que Irene Montero llegó al Ministerio de Igualdad en enero de 2020 se ha convertido en uno de los principales objetivos de la extrema derecha y de la derecha, excediéndose en sus acusaciones con respecto a otros miembros del Gobierno. En ocasiones, manipulando las palabras de la titular de Igualdad, en otras ridiculizando e infantilizando su labor desde el ministerio. Los portavoces de la derecha han criticado Montero por el lugar en el que vive, la ropa que utiliza y la relación que mantiene con el exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, llegando a afirmar que su "único mérito" es haberse "estudiado en profundidad" a su pareja. Es lo que afirmó la diputada ultraderechista Carla Toscano el miércoles durante el debate de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Las palabras de Toscano generaron un gran alboroto en el pleno. Por un lado, los diputados de su bancada aplaudieron y jalearon a la diputada de Vox, mientras que la izquierda parlamentaria cerraba filas con Montero. La titular de Igualdad recibió uno de los aplausos más largos de la legislatura al pedir que las palabras de Toscano se mantuvieran en el diario de sesiones —el presidente de la Cámara había solicitado retirarlas— y demostrar, así, la "violencia política" que se ejerce contra las mujeres. "Para que no se borre, para que después de mí no venga ninguna, para que se pueda saber que las feministas y las demócratas somos más y vamos a parar a esta banda de fascistas con más derechos", afirmó.

El ataque de Toscano llegaba dos días después de que la concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte, acusara a la izquierda de "dedicarse a soltar violadores a la calle" —una argumentación que también han utilizado en el Partido Popular y Vox— y asegurara que Montero "está donde está porque la ha fecundado el macho alfa". Un machismo del que también hizo gala la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hace apenas unos meses al afirmar que el "mayor éxito" de Montero es ser "pareja de". También lo dijo el anterior líder del PP, Pablo Casado: "Tenemos una ministra en el Gobierno por ser mujer de un vicepresidente". Para la ministra de Igualdad todos estos insultos forman parte de una "campaña de destrucción personal" para "deslegitimar la lucha feminista".

Montero explicó este jueves en una entrevista con la Cadena Ser que "la violencia política no es que alguien se levante y diga una barbaridad", sino lo que ha sucedido esta última semana tras trascender que algunas sentencias contra agresores sexuales estaban siendo revisadas a la baja al aplicarse la ley del solo sí es sí. "Decían que éramos unas inútiles, que nos manda un macho alfa, que no sabíamos hacer leyes y al final se creen con suficiente legitimidad para pasar ese límite", aseguró. Desde su equipo señalan a infoLibre que estos ataques contribuyen al desprestigio de todo el ministerio. "¿Quién va a querer ser ministra de Igualdad", se preguntan. En ese sentido, recuerdan los durísimos ataques personales que sufrió en su momento la entonces ministra socialista Bibiana Aído, la primera titular de Igualdad, por parte del Partido Popular.

La manifestación del 8M

Un día después de que se celebraran las manifestaciones con motivo del 8 de marzo de 2020, Montero aseguró durante una conversación privada con una periodista fuera de cámara que la bajada de asistencia a las marchas de ese año podía deberse al coronavirus. Un dato que que distintos portavoces del PP utilizaron para pedir su dimisión, acusándola de estar al tanto de la magnitud del virus y no haber hecho nada para impedir esas marchas, pese a que los colectivos que las organizaban también relacionaron esa bajada de la participación con el miedo a contraer la enfermedad. La portavoz del PP en materia sanitaria, Ana Pastor, solicitó la comparecencia de Montero en el Congreso e incluso que la Fiscalía la citara como testigo en las causas que se estuvieran instruyendo.

El caso niñera

El pasado mes de julio, el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid dio carpetazo al denominado caso niñera, en el que se investigaba el supuesto uso por parte de la ministra de Igualdad, Irene Montero, de una trabajadora a sueldo del partido como cuidadora de sus hijos. "No acreditado el hecho objeto de la investigación, procede acordar el sobreseimiento libre de la presente causa", dictaminó el magistrado Juan José Escalonilla. Un caso que desde la derecha mediática y política utilizaron para atacar a Montero e Iglesias, haciéndose eco de informaciones falsas. "No es sólo la nanny. Irene Montero maneja 'una corte de vasallos, criados y escoltas, todo a cargo del partido, para ella y para su madre', según una denunciante y ex trabajadora de Podemos", afirmó el portavoz ultraderechista, Iván Espinosa de los Monteros.

Los 20.000 millones para el Ministerio de Igualdad

El III Plan Estratégico para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, con una previsión de inversión asociada de 20.319 millones de euros, generó una nueva campaña de desinformación alimentada por la derecha y la extrema derecha y sus satélites mediáticos. El PP, con la presidenta madrileña Díaz Ayuso a la cabeza, llegó a afirmar que “prescindiría” de la parte que le correspondiera de esos 20.000 millones y los destinaría “a ayudar a las familias a afrontar la subida de precios". Este plan incluía, en realidad, una hoja de ruta que involucraba a todos los departamentos del Ejecutivo, como Seguridad Social, Economía, Interior o Sanidad, y cuya principal partida de gasto (el 91 por ciento) se destinaba a ayudas a la maternidad, empleo y pensiones.

Los insultos jaleados por Macarena Olona

En plena campaña para las elecciones de Castilla y León, la exdirigente de Vox, Macarena Olona, subió un vídeo a sus redes sociales en el que se vertían insultos contra la ministra de Igualdad por parte de dos simpatizantes del partido ultra. "¿Qué tenéis que decirles a Irene Montero y toda la corte?”, preguntaba Olona, a lo que uno de ellos respondía: “Contigo no nos hacemos una foto”. Y el segundo afirmaba: "No... Echamos a correr”. En ese momento, el primero de ellos criticaba el físico de la ministra de Igualdad: "No nos gustan tus tetas”. Un ataque machista al que la exdiputada de Vox respondía con carcajadas.

Incitación a la pederastia y corrupción de menores

"Todos los niños, las niñas, les niñes de este país tienen derecho a conocer su propio cuerpo, a saber que ningún adulto tiene derecho a tocar su cuerpo si ellos no quieren y que eso es una forma de violencia". En estas declaraciones de Irene Montero, la mirada reaccionaria vio incitación a la pederastia, lo que volvió a prender la mecha de odio contra la ministra, peticiones de dimisión y hasta una querella. Irene Montero, argumentaba la derecha, hacía apología de la pederastia. "Irene Montero debe dimitir inmediatamente tras las barbaridades que vertió ayer, en nombre del Gobierno de España, sobre relaciones sexuales entre niños y adultos. Es una temeridad que en manos de esta gente esté la protección de los hijos de los españoles", sentenció el diputado naranja Edmundo Bal. El partido de Santiago Abascal anunció incluso la presentación de una querella ante el Tribunal Supremo contra la ministra. El motivo: un presunto delito de corrupción de menores.

El falso silencio sobre la valla de Melilla

También los dardos van dirigidos a Irene Montero cuando no se trata de asuntos estrictamente propios de su departamento. El pasado verano, medios de comunicación y líderes políticos criticaron el "silencio" de Irene Montero en torno a una crisis humanitaria y política, el salto a la valla de Melilla en el que más de una treintena de personas migrantes perdieron la vida. Montero sí se refirió a aquel episodio, y de hecho fue clara: pidió una "investigación independiente" de lo sucedido. Algunos medios, no obstante, decidieron omitirlo. El vídeo que corrió por redes sociales y que usaron algunos espacios informativos obviaba estas declaraciones y solo mostraba a la ministra dirigiéndose a los medios para afirmar que "siempre van a conocer" su opinión.

El viaje a Nueva York: una "fiesta de pijamas"

No solo se han falseado reiteradamente las palabras de Irene Montero, sino que también se ha puesto en cuestión la legitimidad de su ministerio. Ocurrió este verano en torno a uno de los puntos en la agenda del departamento: un viaje a Estados Unidos "para reforzar la agenda feminista y los derechos reproductivos de las mujeres", una tarea especialmente simbólica tras la regresión en materia reproductiva en suelo estadounidense. El diputado ultraderechista Jorge Buxadé tildó el acto de una "fiesta de pijamas" del ministerio. "Parece más un viaje de fin de curso que realmente trabajar por España", completó la portavoz del PP, Cuca Gamarra.

Montero "justifica el secuestro"

La ministra de Igualdad siempre se ha referido a casos como el de María Salmerón, Juana Rivas, María Sevilla o Irene Costumero como "madres protectoras" que están "defendiéndose a sí mismas y a sus hijos e hijas de la violencia machista", pero en ningún caso ha hecho una defensa de delitos como la sustracción de menores. Así lo afirmó el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, que llegó a afirmar durante una sesión de control que Montero "justifica delitos graves" como los secuestros.

El machismo en Afganistán

En septiembre de 2021, a cuenta de la situación de las mujeres en Afganistán tras el asalto talibán al poder, Montero afirmó que "todas las culturas y todas las religiones tienen formas, con diferentes niveles de dureza de esa violencia, de oprimir a las mujeres". Sus palabras fueron interpretadas por algunos sectores como una osada comparación entre la equidad de género en Afganistán y España. Ciudadanos llegó a registrar una proposición no de ley exigiendo una reprobación de la ministra. El partido naranja consideraba "inconcebible" que la titular de Igualdad "comparara en una entrevista la situación crítica a la que se enfrentan las mujeres y niñas afganas con la situación en España, uno de los mejores países del mundo para ser mujer".

"Fomentar la transexualidad"

La ley trans ha sido uno de los textos más discutidos entre los dos partidos socios en el Gobierno, principalmente, por el artículo que tiene que ver con la autodeterminación de género del colectivo y, más en concreto, en lo que respecta a los menores de edad. Una ley que también ha servido a la derecha para atacar a Montero. "Quieren fomentar la transexualidad", afirmó la diputada Carla Toscano, la misma que el miércoles vertió los ataques machistas contra la titular de Igualdad. "Esta ley supone una discriminación sobre personas que se puedan sentir un ornitorrinco o Lady Gaga", espetó desde el estrado.

Vox se ensaña con Montero para propagar su odio machista: "Su único mérito es haberse estudiado a Pablo Iglesias"

Vox se ensaña con Montero para propagar su odio machista: "Su único mérito es haberse estudiado a Pablo Iglesias"

Más sobre este tema
stats