Pactos políticos

Política europea: el territorio donde sí se puede pactar

Política europea: el territorio donde sí se puede pactar

La palabra "pacto" lleva semanas en boca de todos los políticos. Monopoliza en el Congreso y de los partidos. Y seguirá haciéndolo en las próximas semanas ahora que ya está claro que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, están persuadidos de la importancia de que el Ejecutivo viaje al Consejo Europeo de finales de mes con el respaldo, al menos, del principal partido de la oposición.

Pese a que pueda aparecer que este escenario es excepcional, lo cierto es que no es inusual que socialistas y consevadores acerquen sus posturas en materia de política europea. Así ha ocurrido en los últimos años y las hemerotecas dan muestra de ello. Hace precisamente un año se vivió un situación parecida a la de hoy. El 26 de junio de 2012 PP y PSOE sellaban un acuerdo antes del Consejo Europeo que se celebraría el 28 y 29 de junio. ¿La fórmula? El PSOE votó a favor de la ratificación del tratado europeo que limitaba el déficir anual al 0,5% del Produncto Interior Bruto (PIB), a cambio de que quedase plasmado en una proposición no de ley la demanda de "estímulos al crecimiento" en un momento de máxima contención del gasto. 

Pero no fue un pacto a dos bandas. Rubalcaba y Rajoy ya habían acordado ese mayo defender una "voz única" en Europa. Pero, al final, el Tratado de Estabilidad, Coordinación, y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria (TECG), conocido comunmente como pacto fiscal europeo, salió adelante, además, con los votos de CiU, UPyD, PNV, UPN y FAC. La izquierda minoritaria se quedó al margen al entender que la iniciativa implicaba la "sacralización del déficit cero y de la austeridad". 

También fue el ámbito europeo el terreno en el que fue posible un pacto en diciembre de 2009. El día 15 del citado mes, el pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde a una proposición no de ley sobre las prioridades de la presidencia de turno de la UE que España iba a asumir en el primer semestre de 2010. Por estas fechas gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero y los socialistas obtuvieron el respaldo de PP, principal partido de la oposición, CiU y PNV. Fue el primer pacto en materia de política exterior desde que el PSOE llegó al poder en 2004.

El texto pactado por aquellas fechas recogía los objetivos que el Ejecutivo se fijaba en materia como la recuperación económica, la seguridad, inmigración, política exterior y energía.

El formato del pacto Rajoy-Rubalcaba

Es precisamente la fórmula de una proposición no de ley la que más posibilidades tiene de vehicular el acuerdo que PP y PSOE están trabajando esta semana y que sellarán Rajoy y Rubalcaba con una cita en los próximos días, un encuentro al que este miércoles Rajoy restó importancia en una rueda de prensa desde Bruselas. "Sí me reuniré. No debería sorprender a nadie [...] El formato no puedo confirmarlo. Sí que habrá una reunión".

Desde el PSOE, su secretario Organización, Óscar López, aseguró ayer desde Valladolid que el apoyo de su formación al Gobierno "es para que cambie la política económica, para que cambie el ajuste por el ajuste por el crecimiento y el empleo". A su juicio, el Ejecutivo de Rajoy tiene el apoyo del PSOE para cambiar la política europea, no para endurecer la reforma laboral o para recortar las pensiones".

Territorios más complicados

Cuando los socialistas empezaron a poner sobre la mesa la posibilidad de un pacto de Estado, los conservadores rechazaron tajantemente la idea: no a un pacto global, sí a pactos puntuales en materia concretas. Las materias sobre las que el PP sí quiere pactar son las siguientes: pensiones, transparencia, reforma de la administración autonómica y local y política energética. 

En materia de transparencia, las bases están bien puestas. Hasta el punto de que el PSOE no presentó ninguna enmienda a la totalidad al proyecto de ley que recibió el visto bueno del pleno del Congreso la semana pasada.

Pons advierte de que Rajoy gobernará con o sin pactos

Pons advierte de que Rajoy gobernará con o sin pactos

Más sobre este tema
stats