La portada de mañana
Ver
El Gobierno pone la primera piedra para un frente común europeo que cambie la relación con Israel

TTIP

El PSOE marca ahora como línea roja el rechazo tajante al tribunal de arbitraje en el TTIP

Eurodiputados crean un frente para combatir el tratado secreto UE-EEUU

Los socialistas españoles no votarán a favor el informe que el Parlamento Europeo sobre el TTIP someterá a votación el próximo día 10 si no contempla un rechazo expreso y taxativo al tribunal de arbitraje entre inversores y Estados (ISDS, en sus siglas en inglés). Así lo aseguró este lunes la jefa de la delegación del PSOE en la Eurocámara, Iratxe García, tras un encuentro con periodistas en Madrid.

El pasado 28 de mayo, la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo votó el borrador del informe que marcará las líneas de la negociación sobre el TTIP que, a juicio de los eurodiputados, la Comisión Europea debe mantener en las conversaciones con su contraparte estadounidense. Este borrador, que incluye el parecer del resto de comisiones parlamentarias, se someterá a votación del pleno de la Eurocámara el próximo miércoles, y de aprobarse supondría la posición oficial de este órgano sobre las negociaciones, si bien el texto no es vinculante para las mismas. En este borrador se fijaba una postura sobre asuntos como el rechazo a la privatización de los servicios públicos o el ISDS, el tribunal de arbitraje privado que permitiría a las empresas denunciar a Estados por un cambio legislativo que perjudicase sus beneficios presentes o potenciales.

Jueces para la Democracia exige que el TTIP no acabe con la independencia de la Justicia

Jueces para la Democracia exige que el TTIP no acabe con la independencia de la Justicia

La polémica saltó después de que el grupo socialdemócrata aprobase, junto a liberales y populares, una enmienda que no planteaba una oposición tajante a este controvertido mecanismo, si bien sí que abogaba por la utilización de la Justicia ordinaria para resolver las disputas entre empresas y Estados y planteaba que, a largo plazo, la creación de un tribunal internacional encargado de estos casos, gestionado por “jueces profesionales e independientes” y que incluyese un mecanismo de apelación “podría ser” la mejor solución. El grupo Verde y el de la Izquierda Unitaria acusaron a los socialistas de haber cedido en su pretensión inicial, que incluía la llamada expresa a establecer un sistema que no implicase “el uso del arbitraje privado del ISDS”, frase que fue eliminada en la redacción que fue finalmente aprobada.

Por ello, los socialistas europeos presentaron la semana pasada una nueva enmienda a la ya aprobada que volvía a incluir dos menciones taxativamente claras contra el ISDS. En primer lugar, se plantea que el informe debe incluir que la resolución de disputas entre inversores y Estados se hará “sin el uso” de este tribunal, y por otra parte la enmienda pretende que el informe definitivo haga referencia a que la creación de un tribunal internacional gestionado por jueces profesionales “es” –frente al “podría ser” que se aprobó el pasado día 28– el mejor método para resolver este tipo de contenciosos.

Si no se incluye al menos la primera de las dos condiciones, el PSOE votará en contra del informe, si bien la posición común de los socialdemócratas europeos quedará fijada en la reunión que tendrá el grupo este mismo martes. Fuentes de los socialistas españoles sostienen, además, que las conversaciones se extenderán previsiblemente hasta el mismo miércoles –fecha de la votación del informe en el pleno del Parlamento Europeo–, si bien se muestran confiados en que el resto de los socialdemócratas apoyarán la postura adoptada por el PSOE.

Más sobre este tema
stats