LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Menos políticos y más profesionales: la reforma pendiente para garantizar la independencia de RTVE

CRISPACIÓN POLÍTICA

El PSOE pide a Sumar no ser "equidistante" y defiende su respuesta frente al “acoso y derribo” del PP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero y el ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, mientras interviene el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene durante una sesión de control al Gobierno, en el Congreso de los Diputados, a 20 de marzo de 2024, en Madrid (España).

El PSOE se va mantener en la línea de contestar a la “estrategia de acoso y derribo” del Partido Popular con argumentos políticos, hechos y datos, rechazando que eso sea bajar al barro, y pide directamente a Sumar que no caiga en la “equidistancia”: “Aquí hay unos matones y otros que respondemos”.

De esta manera lo señala en declaraciones a infoLibre la portavoz del PSOE, Esther Peña, en un momento en el que está en el centro del debate la alta crispación que ha dominado esta semana el Congreso, donde el PP ha desplegado un discurso sobre “putas y cocaína” y ha centrado sus críticas también en la figura de la esposa del presidente del Gobierno, Begoña Gómez. Los socialistas han decidido no callarse, aunque desde algunos sectores de la izquierda se les afea bajar al barro.

Según Peña, el clima que se ha vivido en la Cámara Baja es “totalmente asfixiante”: “Parece el peor patio de colegio. Hay unos macarras haciendo pellas porque utilizan el insulto y la descalificación y porque no tienen nada más que hacer, ausentándose de su responsabilidad política. Al otro lado están los alumnos que cumplen y que contemplan abochornados lo que sucede”. Por eso, subraya: “Ha llegado el momento de contestar a esa estrategia de oposición destructiva y tóxica del Partido Popular”.

El PSOE: "No utilizamos el insulto"

¿Y por qué ahora el PSOE ha decidido responder directamente? Peña indica: “Estamos contestando de una manera política. No utilizamos el insulto, sino argumentos políticos. No se amenaza a nadie y se exponen datos. No se señala a ningún particular, sólo se señalan cuestiones judiciales. Esa es la gran diferencia. Con datos objetivos, en honor de la verdad”.

La portavoz socialista, además, comenta que se ha revelado que hay una “división evidente dentro del PP en esta estrategia de acoso y derribo sin precedentes”: “Hay diputados responsables que están abochornados por esta cuestión. Hay políticos del PP que se habían ganado un prestigio y respeto y se han convertido hoy en macarras de medio pelo”.

Lo que rechaza Peña es que se interprete que el PSOE ha bajado al mismo barro que los populares: “En ningún caso”. Según ella, hay que analizar “qué están haciendo unos y otros”. “Frente al populismo vergonzante, no se puede ser equidistantes”, manifiesta antes de reiterar al hilo: “Aquí hay unos matones, estamos respondiendo. No es lo mismo el matón que el que sufre la agresión del matón”. “Es fundamental para la democracia que nadie sea equidistante”, vuelve a decir. Para remarcar a continuación que en “el insulto, la bazofia y la amenaza” sólo están en el lado del PP.

Y, frente a las acusaciones de que el PSOE hace lo mismo a través del ministro de Transportes, Óscar Puente, la portavoz socialista remarca que su compañero contesta con “dureza” pero siempre “sin faltar a nadie, sin amenazas y sin mentir”: “La ironía también es válida en la comunicación política”.

Ve "llamativa" la posición de Sumar

La estrategia del PSOE de salir a contestar directamente a los dirigentes populares y no poner la otra mejilla, en contraposición a lo que hicieron durante la campaña del 28 de mayo de autonómicas y municipales, ha recibido críticas desde sus propios compañeros de coalición. En Sumar se insiste en que los socialistas no pueden bajar al barro con el PP porque esto crea desafección entre la ciudadanía y se ha pedido que no se entre en un “y tú más”.

Al PSOE, según Peña, le ha resultado “llamativa” la posición que ha adoptado Sumar durante estos días ante el “populismo, la estrategia trumpista, las amenazas y la falta de educación”. Por eso, la portavoz afirma: “Uno no puede ser equidistante en política. Nosotros no lo fuimos cuando a Yolanda Díaz se le agredió con comentarios machistas. Salimos a dar la cara por ella. Confío en que hagan lo mismo más allá de la primera interpretación”.

Peña también pone sobre la mesa que este clima está afectando a la sociedad y confiesa que hay profesores que le han trasladado que los chavales se burlan de ellos con frases como “me gusta la fruta”. “Somos conscientes de que se están creando modelos perniciosos”, agrega la portavoz del partido. Para, además, insistir en que Alberto Núñez Feijóo debe pedir la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, después de la imputación de su pareja por delitos de fraude fiscal. La dirigente socialista comparte que se debe rebajar el ruido, y cree que este ha subido en las últimas semanas porque el PP tiene que “tapar” ese caso.

Más sobre este tema
stats