LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

La crisis política catalana

Sánchez advierte que acatamiento de la sentencia supone “su cumplimiento íntegro”

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

El Gobierno de España garantizará la “seguridad” y la “legalidad”, advirtió este lunes el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, apenas unas horas después de que el Tribunal Supremo hiciese pública la condena de la mayoría de los acusados en el juicio del procés a duras penas de entre nueve y 12 años de prisión por la comisión de delitos de sedición y malversación.

Sánchez aseguró que, después del fallo, “se abre una etapa nueva” en la que el Gobierno “cuenta con todas las atribuciones” pese a estar en funciones para hacer frente a cualquier respuesta a la sentencia por parte del independentismo. El Ejecutivo, subrayó el presidente, “se mantendrá atento y garantizará la convivencia, la seguridad y el respeto a la legalidad”.  Y lo hará, con “firmeza, proporcionalidad y desde la unidad”, como el propio Sánchez ha explicado en los últimos días.

Eso significa, explicó, no excluir ninguna posibilidad, lo que alude a la activación del artículo 155 en el caso de que el Gobierno entienda que es necesario intervenir la autonomía catalana o la aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana si el mantenimiento del orden público exige reforzar la coordinación de las fuerzas de seguridad, incluidos los Mossos d'Esquadra. 

Sánchez quiere contar con el respaldo de las principales fuerzas políticas y por ese motivo tiene previsto hablar por la tarde por teléfono con sus líderes, Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo iglesias (Unidas Podemos).

En su breve comparecencia sin preguntas —en español y en inglés— desde la sala de prensa de La Moncloa, el presidente no sólo subrayó su “absoluto respeto” al fallo judicial y su “reconocimiento” al trabajo realizado por el Tribunal Supremo sino que subrayó que “acatamiento” significa “su íntegro cumplimiento”.

Sánchez destacó que “en una democracia, nadie es juzgado por sus ideas o por su proyecto político, sino por delitos recogidos en nuestro ordenamiento jurídico” antes de enfatizar que, según el Gobierno, los condenados lo han sido por vulnerar los principios democráticos de igualdad, diversidad territorial e integridad del territorio. “Se han ignorado los derechos de la mayoría social no independentista de Cataluña y se ha originado con ello, una fractura de la convivencia dentro de la sociedad catalana”. El Estatuto “fue atropellado y quebrantado unilateralmente por el independentismo catalán y, por último, “la integridad territorial y el principio de soberanía nacional fueron atacados y con ello fueron atacados también los derechos y libertades del conjunto de la sociedad catalana y del conjunto de la nación española”.

Más allá de la “reacción inmediata a la sentencia”, que Sánchez prevé “diversa, porque es diversa la sociedad catalana y, también, el conjunto de la sociedad española”, el Gobierno se propone contribuir a “facilitar el reencuentro de la sociedad catalana, fracturada hoy por el independentismo”.

A partir de hoy, indicó, “si dejamos de lado los extremismos, podemos iniciar una etapa nueva en la que la vuelta de la concordia sea uno de los principales pilares de Cataluña”.

Cataluña “tiene que dialogar con Cataluña”, reclamó el presidente. “Es la convivencia en Cataluña lo que está en juego, no la integridad territorial de nuestro país. La Generalitat de Cataluña y el Parlament de Cataluña deben asumir esa responsabilidad, la responsabilidad de representar a todos y cada uno de los catalanes”. “Si así lo hacen”, añadió, “sí que les quiero trasladar que encontrarán al Gobierno de España dispuesto a contribuir al diálogo dentro de la legalidad constitucional”.

Quedan “algunos días en los que vamos a asistir a los estertores de una etapa superada”, remarcó. “Todos estamos convocados a una etapa nueva” en la que “el objetivo solo puede ser la restauración de la convivencia”. Y ahí, subrayó, “el método será siempre el diálogo y la regla solo puede ser la ley, la Constitución española”.

La sentencia del 'procés' agudiza la pelea electoral entre PP y Cs

La sentencia del 'procés' agudiza la pelea electoral entre PP y Cs

“Hoy se confirma”, añadió el presidente en funciones, “el naufragio de un proceso político que ha fracasado en su intento de obtener un respaldo interno y un reconocimiento internacional” y que “deja tras de sí solo un triste saldo de dolor y de enfrentamiento, de fractura de la convivencia en Cataluña”.

Sánchez hizo especial mención a la construcción europea. “Quiero terminar esta declaración justamente apostando por Europa como futuro compartido; precisamente el proyecto donde la sociedad catalana, y también el conjunto de España se encuentran y se reconocen.

Nuestro tiempo tiene desafíos que exigen compartir soberanías, no trocearlas”.

Más sobre este tema
stats