LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma de la jurisdicción universal permitirá reabrir casos que quedaron impunes tras el recorte del PP

NUEVA LEGISLATURA

Sánchez defiende que la amnistía beneficiará hasta a sus detractores como pasó con el matrimonio LGTBI

Pedro Sánchez durante la entrevista de TVE en el plató de 'La hora de La 1'.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoció este jueves que la amnistía no era el paso siguiente que quería dar, pero sí el "coherente" con su política en Cataluña, mostrando su convencimiento de que va a ser "bueno" para el país y que beneficiará incluso a sus detractores como pasó con el matrimonio igualitario o el divorcio.

Sánchez se pronunció de esta manera en una entrevista en La Hora de la 1, donde defendió que esta proposición de ley servirá para que vuelvan a la política española actores que se habían apartado de ella como Junts.

El jefe del Ejecutivo señaló que esa proposición de ley también sirve para dar cauce a los resultados del 23 de julio, donde los españoles rechazaron la ola reaccionaria que sí se está viendo en países como Argetina, Países Bajos e Italia. Por eso, lanzó que la amnistía va a ser "buena para la convivencia para Cataluña y España". "Todo lo que hagamos estará dentro de la Constitución", subrayó ante las preguntas de Marc Sala y Silvia Intxaurrondo.

¿Qué ha pasado para que ahora defienda la amnistía?, le cuestionaron, a lo que respondió: "El 23 de julio".

Sánchez confesó que la propia noche del 23 de julio vio "claro" que iba a ser presidente porque muchas personas respiraron "aliviadas" por el resultado frente a la alternativa que representaban Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal.

"Es una buena noticia que un tercero nos pueda ayudar"

El secretario general del PSOE explicó que el proyecto de amnistía presentado por los independentistas no respondía al marco constitucional, cosa que sí hace a su juicio el texto que ahora han llevado al Congreso los socialistas.

El jefe del Ejecutivo también se refirió a la reunión entre el PSOE y Junts del próximo sábado, aunque no confirmó que vaya a ser en Suiza. Lo que sí ha dicho es que se conocerá el nombre de quién ejerza la función de mediación. Lo que sí quiso remarcar es que el futuro de España "se decide en las Cortes Generales".

Señaló que la buena noticia es que al menos se sientan a hablar dos partidos y a intentar acordar "eventualmente". "Ojalá logremos ese objetivo", indicó. Al menos esto, prosiguió, "merece el beneficio de la duda". Sobre el verificador, comentó que "se conocerá la persona que nos va a acompañar". "Si dos no se entienden, es buena noticia que un tercero nos pueda ayudar a llegar a un acuerdo", apostilló.

Es un mecanismo "excepcional" porque la situación es "excepcional", añadió Sánchez, que manifestó que "ojalá" en el futuro no se necesite una figura de este tipo.

"Definitivamente se han instrumentalizado instituciones públicas"

Al presidente del Gobierno le preguntaron además si existe lawfare en España, a lo que respondió que "definitivamente" se han "instrumentalizado instituciones públicas", poniendo como ejemplo la Operación Kitchen, por la que se investiga a la cúpula del Ministerio del Interior de la época de Mariano Rajoy por obstaculizar la investigación judicial sobre el extesorero del PP Luis Bárcenas y las cuentas de su partido. Asimismo, recordó la foto mítica de todo el PP en Génova 13 denunciando que Gürtel era una operación "contra" el PP.

El presidente mostró su intención de renovar el Consejo General del Poder Judicial, que lleva casi cinco años sin renovarse, y tendió puentes con el PP. Asimismo, rechazó cambiar las mayorías en la ley para acometer una nueva composición del órgano de gobierno de los jueces. Deslizó que, no en las próximas horas, podría llamar al líder de la oposición en unos días por este asunto "nuclear" de la democracia.

Armengol mantendrá su estilo de discursos directos y "sin abstracciones" frente a la ofensiva de PP y Vox

Armengol mantendrá su estilo de discursos directos y "sin abstracciones" frente a la ofensiva de PP y Vox

Sánchez también lamentó los perfiles del nuevo equipo de Feijóo y dijo que "desgraciadamente" los populares se han aliado en las comunidades con la ultraderecha. Lamentó al hilo el intento de "exportar sus fracasos" a Europa como está intentando con la amnistía en las instituciones de Bruselas. "España no se hunde, España no se rompe, España no se apaga como dicen PP y Vox", recalcó en su intervención en el programa. "Si el PP deja la hipérbole y asume el resultado, puede ser una legislatura fructífera entre las dos fuerzas", trasladó el presidente.

"No vamos a responder al insulto con más insulto, ni con bronca a la bronca, ni con ruido al ruido. Vamos a trabajar por el interés general, y con algo de sentido de humor", proclamó Sánchez. El presidente no quiso entrar a responder las críticas de Irene Montero durante su marcha del Ministerio de Igualdad: "Le deseo toda mi suerte y mi cariño". Lo que delimitó fue que su interlocución es con Sumar, el espacio con el que ha pactado y en el que está integrado dentro Podemos.

El presidente dio por hecho que tendrá que sustituir a Nadia Calviño dentro de una semanas por el posible nombramiento al frente del BEI pero no reveló el nombre al frente de Economía: "Alguna idea tengo". "Ha sido una estrecha colaboradora, una de las mejores ministras de Economía de la democracia". En el área económica, confirmó que se prorrogarán los actuales presupuestos, pero afirmó que espera que haya nuevas cuentas en el primer trimestre de 2024. Asimismo, se están analizando las medidas que se pueden prorrogar en el paquete de medidas contra la inflación.

Más sobre este tema
stats