La nueva legislatura

Sánchez retrasa a la semana que viene la designación del nuevo Gobierno

Pedro Sánchez y la vicepresidenta Carmen Calvo, al inicio de la tercera jornada del debate de su investidura.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no designará nuevo gobierno hasta la semana que viene, según confirmaron fuentes del PSOE.

Una vez superada la investidura, todo el mundo dio por supuesto que Sánchez haría pública inmediatamente la estructura y la composición del nuevo Ejecutivo, en el que está previsto que haya ministros de PSOE y de Unidas Podemos. Y que los nuevos ministros tomasen posesión el juevesd con el fin de celebrar esta misma semana su primer Consejo de Ministros. 

El retraso en la designación del que será el primer gobierno de coalición desde la restauración democrática contrasta con las prisas con las que el PSOE quiso consumar la investidura, hasta el punto de convocar el pleno en fin de semana y víspera de la festividad de reyes.

Fuentes de la negociación consultadas por infoLibre aseguran que una de las novedades que Sánchez está considerando es crear una nueva cartera de Seguridad Social y Migraciones. Pendiente de cuál sea su nombre definitivo, la idea sería situar al frente de este departamento a una personalidad independiente de la órbita de María Jesús Montero.

Según las mismas fuentes la ministra andaluza ganará protagonismo en el nuevo ejecutivo, sumará a sus responsabilidades en Hacienda las competencias en materia de función pública y está muy bien situada para convertirse en la nueva portavoz del Gobierno, un puesto que hasta ahora venía desempeñando la titular de Educación, Isabel Celaá.

Para el nuevo Ministerio de Seguridad Social y Migraciones Montero habría propuesto al presidente un perfil marcadamente reformista y progresista con una tarea fundamental en la legislatura: pilotar la urgente necesidad de reforma de las pensiones. Sánchez, con la ayuda de Montero, ha elegido a alguien no sólo independiente sino con gran capacidad de diálogo,  y que emplee cintura suficiente para negociar los pasos necesarios de una reforma de pensiones cuya complejidad ha acabado por convertirla en una de las asignaturas pendientes de la democracia española.

Sánchez no ha adelantado nada sobre el nuevo Gobierno, más allá de la promesa que hizo en plena campaña electoral, dirigido a tranquilizar a la Unión Europea y a los poderes económicos, de elevar el rango de la ministra de Economía, Nadia Calviño, y convertirla en vicepresidenta. Se conocen también los nombres de los ministros de Unidas Podemos y sus confluencias, que según ha trascendido estos días serán el propio Iglesias, en calidad de vicepresidente segundo de Asuntos Sociales, Irene Montero como ministra de Igualdad, Yolanda Díaz como titular de Trabajo, el sociólogo Manuel Castells como responsable de Universidades, y Alberto Garzón como ministro de Consumo.

El primer mes del Gobierno de coalición: subidas salariales, errores de comunicación y distensión en Cataluña

El primer mes del Gobierno de coalición: subidas salariales, errores de comunicación y distensión en Cataluña

Más sobre este tema
stats