La portada de mañana
Ver
Las sombras en la instrucción del ‘caso Begoña Gómez’ se ciernen sobre el juez Peinado

DEBATE EN EL CONGRESO

Sánchez vaticina que aguantará tres años más frente al "fango y el ruido" de la derecha

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras su comparecencia éste miércoles en el Congreso.

Duelo en mitad de la crispación política. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, vaticinó este miércoles que aguantará tres años más al frente del Gobierno a pesar del "fango, el ruido y la calumnia" de la oposición, mientras que Alberto Núñez Feijóo volvió a atacarle con la "corrupción de su entorno" y por permitir que el independentismo "se ría" de España en un duelo en pleno trimestre electoras con las vascas, catalanas y europeas en el horizonte.

Así fue el primer round del debate en el Congreso de los Diputados con motivo de la comparecencia de Sánchez para informar sobre su reciente viaje a Marruecos y la celebración de las últimas reuniones del Consejo Europeo. El principal motivo de la comparecencia era la política internacional y fue en lo que centró buena parte de su discurso el jefe del Ejecutivo, que arranca este jueves una gira por Europa para presionar para materializar la vía de los dos Estados. El presidente remarcó que España está preparada para el reconocimiento de Palestina y afeó el "silencio" de algunos líderes internacionales y nacionales.

El presidente también volvió a insistir en la idea de que hay que aumentar el gasto en Defensa, como está comprometido con la OTAN, ante un contexto de una Europa cercada geopolíticamente por los conflictos internacionales. No obstante, dijo que esto no se debe interpretar como un intento de escalada bélica por parte del continente, pero comentó que España debe hacerlo como cuarta economía del euro y como cuarto ejército de la UE para garantizar el proyecto de paz y democracia.

Sánchez, a la vez, quiso dedicar otra parte importante de su discurso a la situación económica y destacó que el país "va en la buena dirección" frente al "catastrofismo" que intenta vender la derecha. Pero marcó los objetivos para estos años: alcanzar el pleno empleo, cerrar las brechas de desigualdad, promover la participación femenina, impulsar la ciencia y mejorar el acceso a la vivienda. "Tenemos un plan para lograrlo. Los resultados nos avalan y nos animan", subrayó el líder del PSOE en el Hemiciclo, para lanzar este mensaje: "Algunos quieren ocultar esa realidad bajo el fango. Quieren ocultar los buenos resultados y su ausencia de proyecto político bajo el ruido, la calumnia y la crispación. Están usando ya las conocidas técnicas trumpistas y bolsonaritas, las de una internacional ultraderechista que trata de debilitar nuestra democracia e intoxicar el debate público, tal y como ocurre en otras muchas democracias".

"Oposición tóxica"

"Detrás de la cascada de fango que a menudo ven los ciudadanos en sus pantallas, hay y seguirá habiendo un Gobierno y un Estado trabajando. Con un proyecto claro y completo de país", añadió Sánchez, que manifestó al hilo desde la tribuna: "Naturalmente, a mí me gustaría contar con una aritmética parlamentaria más holgada. Me gustaría que el contexto internacional no fuese tan adverso". "Y me gustaría que España tuviese una oposición menos tóxica y más constructiva, que aportara alguna propuesta de vez en cuando, para elevar el debate público y mejorar el bienestar de nuestros ciudadano. No es así. Y es una lástima", añadió.

Para vaticinar mirando a la oposición: "Que nadie se lleve a engaño, ninguna de estas dificultades nos va a frenar. Tenemos más de tres años por delante de legislatura para continuar transformando España, para que haya más prosperidad, más empleos, más derechos, más peso internacional y más convivencia. Esos son nuestros objetivos. Y esos serán nuestros resultados".

Feijóo ataca con Marruecos y Venezuela

Acto seguido, subió Feijóo a la tribuna con un primer dardo: "Usted es coherente en algo, su política internacional, como la nacional, es bandazo tras bandazo". "Deje de utilizar la política internacional como cortafuegos", sostuvo el líder de los populares, que acusó al presidente de ir contra los pilares de la UE del Estado de Derecho. "¡Cómo va a dar lecciones habiendo convertido a Bildu en pilar esencial del Gobierno sabiendo de donde viene!", arremetió el conservador, que además le afeó enterarse por la prensa de los movimientos a nivel internacional: "Jamás pasará a la historia como un líder internacional".

Feijóo volvió a colocar la política nacional en primer plano para hacer comparaciones: "Qué valiente es usted con dictadores muertos y sumiso con los vivos". Para entrar al hilo a sembrar las dudas de que el giro con Marruecos tiene que ver con el "móvil" de presidente y que la relación con Venezuela está marcada por "las maletas" del Delcygate. Para además arremeter contra "la corrupción del entorno" del jefe del Ejecutivo, aunque no citó expresamente a la esposa de Sánchez, Begoña Gómez, a la que el PP ha puesto en el ojo del huracán.

Respecto a Palestina, Feijóo explicó que sigue en la posición de "consenso" del Congreso de 2014 (apoyo a los dos Estados), pero quiso poner en el foco atacando que lo que "ha cambiado" es que "en los escaños azules del Gobierno se sientan personas comprensibles con el vil ataque de la organización terrorista de Hamás". Esta acusación sería desmontada luego por Ìñigo Errejón, portavoz de Sumar, que lo acusó de mentir y condenó ese ataque, pidiendo al popular que haga lo mismo con el genocidio en Gaza.

Más sobre este tema
stats