crisis del coronavirus

Sanidad y comunidades descartan más restricciones en Navidad y fían todo a la responsabilidad individual

La ministra de Sanidad, Carolina Darías, durante la rueda de prensa ofrecida tras nueva reunión del Consejo Interterritorial.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, compareció este miércoles tras la reunión del Consejo Interterritorial para hacer balance de la pandemia de covid-19 y explicar los avances en el diálogo con los consejeros de cada comunidad autónoma. Uno de sus mantras, desde hace meses, es que la salida de la pandemia pasa por "vacunar, vacunar y vacunar". Ahora, ante el aumento disparado de los contagios y el crecimiento, por ahora lento y no demasiado grave, de la presión hospitalaria, ha añadido un verbo más: "Prevenir, prevenir, prevenir". Pero desde la responsabilidad individual, no desde la medida institucional: en el encuentro de esta semana no se ha hablado de nuevas restricciones (límite de horarios, aforo o cierre de interiores) contra la sexta ola y ante la llegada de la Navidad.

"Los consejeros y las consejeras han manifestado su preocupación" por la situación, ha afirmado Darias: pero simplemente se ha reafirmado "la importancia de medidas que nos protegen, como la mascarilla", la distancia social o la higiene de manos. "Las medidas no farmacológicas sabemos que funcionan. La importancia de la distancia social, maximizar la ventilación... No todo se tiene que dejar a la vacunación. Nuestro país es referente, pero nuestra alta vacunalidad tiene que acompañarse de la cultura del cuidado".

Ante las nuevas recomendaciones del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, siglas en inglés), que este mismo miércoles ha alertado de que las vacunas podrían no ser suficientes ante la llegada de la variante omicron y que es necesario tomar más medidas, la ministra ha asegurado que la situación española no es la misma que la del resto del continente por su alta cobertura vacunal.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este martes, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, evitó descartar ningún escenario, lo que podía sugerir un cambio de discurso del Ejecutivo. Esa posibilidad se desecha tras la comparecencia de Darias. "La apuesta del Gobierno sigue siendo acordarlo en el Consejo Interterritorial. Hay que tener prudencia, también en el sentido de las comunicaciones por nuestra parte", aseguró. El órgano al que hizo referencia no ha tomado ninguna decisión relevante con respecto a la lucha contra la nueva onda de la pandemia.

La ministra ha insistido en la importancia de no solo vacunar a los que no hayan recibido ninguna dosis (con el 90% de los mayores de 12 con pauta completa, parece difícil mejorar aún más esa cifra) sino de avanzar en la vacunación pediátrica, que ha arrancado este miércoles, y en las terceras dosis a los mayores. Sus efectos (o la ausencia de ellos) ya se notan: los niños son el tramo etario con la incidencia más alta, seguidos de los de 40, que podrían ser sus padres y madres. Por otro lado, los mayores de 70, que ya han recibido el pinchazo de refuerzo en su gran mayoría, disfrutan de un número de positivos estabilizado desde hace semanas.

En ese sentido, la Ponencia de Vacunas ha aprobado la vacunación con la tercera dosis a los mayores de 50 años y los que se vacunaron con la solución de AstraZeneca, en buena parte sanitarios y trabajadores esenciales. Este jueves será estudiado por la Comisión de Salud Pública, que reúne a los cargos intermedios de las comunidades autónomas.

Ocho comunidades en riesgo alto por presión hospitalaria

La situación no es comparable a la de ninguna de las olas previas. La vacuna ha desacoplado la incidencia y los datos de hospitalizados e ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos. A mismo número de positivos, muchos menos casos graves. Pero ante la práctica ausencia de restricciones salvo la exigencia del pasaporte covid en algunos espacios cerrados de once comunidades, los casos están disparados, no se ve el pico y aunque la relación no sea la misma, muchos de esos contagios siguen traduciéndose en muertes. Con más probabilidad en personas no inmunizadas, pero también afectando a las inoculadas. La pandemia no ha acabado: la vacuna ha ayudado, y mucho, pero no ha terminado con la pesadilla.

En cuanto a la tasa de ocupación de UCI por 100.000 habitantes en 7 días, ocho comunidades están en "riesgo alto", según el semáforo covid: Aragón, Asturias, Baleares, Castilla y León, Cataluña, Navarra, Euskadi y La Rioja. La buena noticia es que la tasa total del país es aún media, del 13,42%. Pero no permite relajaciones excesivas, menos a las puertas de Navidad. Los fallecimientos siguen en torno a los 25 diarios en todo el país, con las cautelas que necesita una cifra que siempre sufre de infranotificación.

La incidencia a 14 días (casos/100.000 habitantes) se sitúa en los 441 casos, con Navarra (1.314) y Euskadi (966) liderando la estadística. Ante la avalancha de casos (afortunadamente) leves, los especialistas temen que el dato también represente una infraestimación: muchos enfermos se autodiagnostican con el test de antígenos y no llaman al centro de salud, a pesar de que así lo indica el protocolo, o sufren cuadros tan benignos que ni saben que están contagiados.

Génova justifica por "prudencia" (pero por el covid) la suspensión de la cena de Navidad del PP de Madrid

Génova justifica por "prudencia" (pero por el covid) la suspensión de la cena de Navidad del PP de Madrid

Más sobre este tema
stats