CCOO

Toxo deja el liderazgo de CCOO tras ocho años y da paso al líder del sindicato en Euskadi, Unai Sordo

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

"Los tiempos exigen dirigentes de otra edad". Con estas palabras, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha anunciado que no optará a un tercer y último mandato en el XI Congreso que el sindicato celebrará los días 29 y 30 de junio y 1 de julio. Una "decisión personal" que el actual líder sindical ha trasladado este sábado al Consejo Confederal –máximo órgano de dirección entre congresos– en una reunión extraordinaria en la que también ha propuesto al actual secretario general de CCOO en Euskadi, Unai Sordo, como posible sucesor. La propuesta, según ha explicado en rueda de prensa, ha sido aprobada por el Consejo con 117 votos a favor, ninguno en contra y 6 abstenciones.

Tras ocho años al frente de Comisiones Obreras, Toxo ha decidido no seguir otro mandato más. A pesar de sentirse "con fuerzas", el líder sindical ha optado por el "relevo generacional" a pesar de que en la fase preliminar, cuando estaba considerando su salida, "todas las organizaciones" le habían pedido "que continuara". "Soy consciente de la edad que tengo y de que si continúo terminaría el mandato con 68 años", ha explicado a los medios de comunicación, añadiendo que "hay que dejar paso a otras generaciones integradas en la nueva clase obrera". Como balance de sus ocho años, ha destacado la unidad que se ha logrado dentro de una organización.

El sindicato salió del IX Congreso, en el que Toxo fue elegido por primera vez secretario general, partido por la mitad –se impuso al entonces líder, José María Fidalgo, por sólo 28 votos de diferencia–. En el cónclave de febrero de 2013, sin embargo, fue reelegido por el 85,6% de los delegados tras conseguir integrar a todas las corrientes. "Esta cohesión actual nos permite hacer este cambio en un momento dulce para el sindicato", ha apuntado. En este sentido, Toxo ha valorado que "un tercer mandato ya lleva marcada la fecha de caducidad" –los estatutos establecen al secretario general un máximo de tres mandatos– y, por tanto, esa situación podría generar un escenario "donde aparezcan divisiones".

En estos últimos años, el sindicato, con Toxo al frente, ha adelgazado su estructura con la fusión de distintas federaciones sectoriales, ha sufrido una sangría importante en el nivel de afiliación, ha afrontado el escándalo de las tarjetas black de Caja Madrid –seis de sus miembros se vieron implicados–, ha impulsado tres huelgas generales y ha sido testigo del fin del bipartidismo en España. Aunque, según ha recordado Toxo, todavía quedan "retos y desafíos" que afrontar. El líder sindical ha asegurado, no obstante, que el relevo al frente de CCOO, que se produce un año después del cambio de cara en UGT, no limitará los "escenarios de negociación" que haya que "poner en marcha".

Unai Sordo, candidato

 

El secretario general de CCOO Euskadi, Unai Sordo.

Además de anunciar su paso a un lado, el secretario general también ha propuesto al Consejo Confederal un nombre para que le releve al frente del sindicato. Aunque CCOO, ha dicho, tiene un "buen banquillo de gente sobradamente preparada" para afrontar este reto, Toxo ha puesto sobre la mesa un nombre con el que coincidían "la totalidad de las organizaciones": el actual secretario general del sindicato en Euskadi, Unai Sordo, una persona "con las capacidades y mejores condiciones para seguir fraguando un consenso interno".

La candidatura de Sordo al XI Congreso ha contado con el respaldo de la cúpula sindical: 117 votos a favor, ninguno en contra y 6 abstenciones. Toxo le ha definido ante los medios como un hombre "con capacidad de liderazgo, de gestionar equipos, una garantía de solvencia de futuro". Sin embargo, el líder del sindicato se ha apresurado a decir que él no deja a "ningún delfín" y que "pueden aparecer más candidatos". Para ello, los estatutos de CCOO marcan la necesidad de que cada lista tenga el aval del 10% de los delegados. Sin embargo, ha añadido, "teniendo en cuenta la votación mayoritaria y el respaldo de la totalidad de organizaciones, implica pensar que no habrá otra candidatura".

Nacido en octubre de 1972 –actualmente tiene 44 años–, Sordo es desde 2009 secretario general de CCOO Euskadi. Reelegido con más del 96% de los votos en 2013, el sindicalista trabajó en el sector de la industria maderera antes de asumir funciones sindicales. Sordo, diplomado en Graduado Social por la Universidad del País Vasco, ha asumido la Secretaría de la Juventud de CCOO Euskadi, ha sido responsable territorial de Vizcaya y ha tenido vinculación directa con el área de seguimiento de elecciones sindicales, formación sindical de cuadros y desarrollo de contenidos en diferentes campañas impulsadas desde el sindicato.

Savia joven "para un nuevo tiempo" en CCOO

Savia joven "para un nuevo tiempo" en CCOO

Más sobre este tema
stats