IGUALDAD

La violencia machista se cobra la vida de 19 mujeres fuera de la pareja en el primer semestre del año

La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, junto a la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell.

Este lunes 12 de septiembre ha quedado marcado en el calendario como la primera vez que un gobierno europeo ofrece datos de violencia machista fuera del ámbito de la pareja o expareja. La promesa la trazó el Ministerio de Igualdad: a partir de septiembre, la estadística sobre violencia contra las mujeres sería más amplia, más precisa y pionera entre los países del entorno. Este lunes, se han hecho públicos los primeros datos: en el primer semestre del año, son 19 las mujeres que han perdido la vida por motivos de género y a manos de hombres con los que no mantenían ninguna relación de pareja.

La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, y la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, han desgranado en rueda de prensa las primeras conclusiones tras meses de trabajo en una estadística que aspira a mejorar las políticas públicas existentes a la hora de combatir la violencia que recae sobre los hombros de las mujeres. Entre los meses de enero y junio, once de los feminicidios se encuadran en el ámbito familiar, dos están atravesados por la violencia sexual y seis pertenecen la categoría de feminicidio social.

El 57,9% de las víctimas era mayor de sesenta años, lo que ha dado pie al inicio de trabajos conjuntos entre el Ministerio de Igualdad y el Imserso para trarar de desarrollar protocolos y acciones vinculadas a la prevención y detección temprana. En el 89,5% de los casos no existía ninguna denuncia que alertara de la existencia de violencia previa: solo en dos de los feminicidios del ámbito familiar las víctimas sí dieron la voz de alarma. En el 78,9% de los casos no se produjo ningún intento de suicidio por parte del agresor, una característica que sí tiene presencia en los casos de violencia de género dentro de la pareja o expareja.

Desde que los primeros registros oficiales relativos a violencia de género se pusieron en marcha en el año 2003, las otras víctimas han permanecido en los márgenes. Así lo ha destacado la propia Rodríguez: "Han pasado 20 años sin que esas mujeres ni siquiera hayan sido tenido en cuenta por las instituciones". La primera aproximación a las cifras da cuenta de algunas nociones que vienen siendo apuntadas por las expertas desde hace años. La más importante, han destacado en rueda de prensa, es que la violencia contra las mujeres es fundamentalmente ejercida por varones conocidos.

Así ha sido en la totalidad de los casos. Esta realidad "rompe con el relato de terror", esencialmente vinculado a la violencia sexual, de que las agresiones las comete un desconocido. Nueve de los agresores eran descendientes: seis hijos y tres nietos. Uno era el padre y otro, un familiar no especificado. Ocho eran vecinos, compañeros y otras personas del entorno. "La relación de las mujeres con la violencia es un continuo en toda la vida" y nace en el "núcleo mismo del patriarcado: la familia", ha señalado Rosell. Los feminicidios familiares son los más abundantes de la estadística. "Los hijos y los nietos también aprenden las relaciones de poder", ha subrayado.

En el primer semestre del año, otras 23 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas. Y hasta día de hoy, son 28 las víctimas de la violencia de género en su definición estrictica.

Tipos de feminicidios

Las nuevas categorías que se incorporan a la estadística, y cuyos datos se harán públicos de manera trimestral, son cuatro. Entre las clasificaciones más reivindicadas por el movimiento feminista, está el feminicidio sexual y computará también los asesinatos vinctulados con la trata, la prostitución u otras actividades con connotación sexual, también los crímenes relacionados con la mutilación genital femenina y el matrimonio forzado.

El feminicidio vicario no solo pondrá la lupa sobre las hijas, sino que también reconocerá a cualquier otra mujer asesinada con el objetivo de dañar a una tercera. Quedarán integradas en la estadística, por tanto, las mujeres asesinadas por el agresor de sus hermanas, amigas o hijas, siempre que el crimen tenga por objeto producir ese daño irreparable contra la víctima.

El feminicidio familiar, por su parte, pondrá cifras a las mujeres asesinadas a manos de un hombre con "relación de parentesco por consanguinidad o afinidad", pero también aquellos que respondan a un "crimen de honor": es decir, el asesinato debido a la "creencia de que la mujer habría causado desprestigio" a la familia. 

La última categoría, el feminicidio social, tiene que ver con el asesinato de una mujer tras una agresión por parte de un desconocido o un hombre con el que no exitía una relación de pareja o parentesco. Por ejemplo, el asesinato de una mujer por parte de un compañero de trabajo o cuando el agresor es un vecino.

España será el primer país europeo en contabilizar los feminicidios fuera de la pareja y expareja

España será el primer país europeo en contabilizar los feminicidios fuera de la pareja y expareja

Más sobre este tema
stats