LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La firma para la que medió el novio de Ayuso logró el mayor importe en contratos de emergencia de la Xunta

Asesinato mujeres

Violencia machista: visibilizar y denunciar, los objetivos de los ayuntamientos de cara al 25N

Visibilizar y denunciar, los objetivos de los ayuntamientos de cara al 25N

Tiñeron las calles de morado hace casi un año y, desde entonces, la Federación Estatal de Organizaciones Feministas ha llevado a cabo un trabajo conjunto e ininterrumpido para manifestarse, un 25 de noviembre más, contra la violencia machista. "Volvemos a las calles", anuncian, firmes, tras un fatídico año que ha dejado tras de sí 39 feminicidios, según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 92 según las organizaciones feministas.

Las organizaciones feministas se movilizarán el 25N, Día Internacional Contra la Violencia de Género, en las principales ciudades del Estado. Todas las miradas están puestas sobre la convocatoria, también aquellas que proceden de las instituciones. Algunos ayuntamientos españoles han puesto en marcha –o prevén hacerlo en los próximos días– toda una serie de acciones, iniciativas, campañas y actividades de concienciación. Éstas son algunas de ellas:

Acción institucional

La movilización contra el machismo no se reduce únicamente a las organizaciones feministas y sociedad civil, sino que también las instituciones apuestan por abanderar la lucha contra la violencia de género, codo a codo con los actores sociales. La agenda de los ayuntamientos españoles ha marcado en violeta el mes de noviembre, con el objetivo fundamental de visibilizar y denunciar todo tipo de agresiones por cuestiones de género.

Una de las herramientas más eficaces para visibilizar la violencia machista, en todas sus formas, son las redes sociales. Así lo ha constatado la concelleira de Benestar Social de Pontevedra, Carme Fouces, quien lanzó a través de Twitter el hashtag#PrimAcoso con el fin de que las mujeres compartan sus primeras experiencias como víctimas de acoso sexista. "Seis años. Un vecino que estudiaba en el seminario volvía los fines de semana. Me sentaba en su regazo y me acariciaba las piernas", rezaba el primer tuit que impulsó la campaña, y al que siguieron otros como el de la dirigente nacionalista Ana Pontón, quien relataba su primer recuerdo de violencia machista: "Trece años, en el recreo del colegio. Niños hacen coro para tocar mis genitales y mis pechos".

Otra de las acciones que provienen de Galicia parte del Ayuntamiento de Santiago de Compostela, que desde este viernes 18 y hasta el próximo 28 de noviembre reeditará la campaña Compostela en negro, una iniciativa que el pasado año vistió de oscuro las pedregosas calles compostelanas y que, ahora, se extiende a otros 16 ayuntamientos de la comunidad –de todas las ideologías: mareas, socialistas, nacionalistas y un municipio, Vilalba, gobernado por los conservadores–. Cerca de 300 establecimientos se adhirieron en el 2015 al plan, que parte de la Concellería de Igualdade de la capital gallega. Se trata de vestir de negro a las ciudades a través de sus escaparates, del transporte público o de los uniformes de trabajo, como señal de luto por todas las mujeres que sufren violencia machista. 

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid ofrecerá, durante el propio 25 de noviembre, toda una serie de actividades enfocadas a abordar la lacra de la violencia machista mediante actividades sociales y culturales como la proyección de metrajes, la celebración de coloquios o la puesta en marcha de ciclos y actos conmemorativos.

Las cuatro provincias catalanas acogerán, asimismo, actos institucionales y actividades culturales contra la violencia machista, todas ellas enmarcadas en la campaña Rebobina. Canviem el fil de la història, impulsada por la Generalitat y el Institut Català de les Dones, cuya finalidad es la sensibilización y la puesta en marcha de acciones eficaces e inmediatas contra la violencia de género. "A la primera señal de alerta, rebobinemos, no podemos mirar para otro lado, porque erradicar la violencia machista es urgente", manifiestan los impulsores.

Los ayuntamientos andaluces se suman también a la celebración de actos, jornadas y actividades de cara al 25 de noviembre. La provincia de Cádiz ha coordinado entre diversos municipios el programa Cómplices en el cariño, según el cual cada ayuntamiento gaditano que se haya sumado tendrá que elegir una actividad a realizar entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre, y que fundamentalmente contemplarán talleres, teatros, cuentacuentos, música o actos informativos y pedagógicos. Sevilla, por su parte, acogerá este domingo una carrera solidaria para reivindicar el no a la violencia machistano. En el Ayuntamiento de Jódar (Jaén), se pondrá en marcha un conjunto de actividades, como talleres contra el acoso escolar, que desembocarán el próximo 25 de noviembre con la exposición de un par de zapatos rojos por cada víctima asesinada en el 2016.

En Murcia, el Consistorio impulsará un concurso de cortos que gire en torno a la erradicación de la violencia machista, mientras que ayuntamientos como Águilas, Lorca o San Javier se sumarán al gesto mediante la celebración de exposiciones fotográficas, conferencias, talleres de autodefensa o concursos de microrrelatos.

Un patrón similar tendrá lugar en la Comunitat Valenciana, donde este viernes 18 el Ayuntamiento de Castellón, en colaboración con 36 colectivos locales, llenará el parque Ribalta con flores de papel contra la violencia de género, en una iniciativa bautizada con el nombre de Juega tu papel para parar la violencia machistaJuega tu papel para parar la violencia machista. Otros consistorios de la comunidad, como el de Xàtiva o Alicante, también organizarán una treintena de actividades con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género. 

Finalmente, desde el pasado 14 de noviembre y hasta el próximo día 27 del mismo mes, el Ayuntamiento de Palma luce una pancarta contra la violencia machista. En la isla se pondrá en marcha, asimismo, una agenda cultural de forma conjunta con entidades sociales.

Continuidad y recursos

Las campañas emprendidas por gran parte de los ayuntamientos españoles suponen un símbolo en la lucha contra la violencia machista, pero las acciones institucionales deben ir más allá. Así lo reivindican activistas y asociaciones feministas que, si bien valoran positivamente la implicación política, advierten de la necesidad de invertir más tiempo y recursos en combatir la violencia de género.

"Los ayuntamientos en los últimos años están intentando trabajar con el movimiento feminista porque no tiene sentido que vayan por su lado elaborando manifiestos no consensuados", sostiene Patricia Ponce, directora de la Fundación Haurralde, en conversación con infoLibre. A juicio de Ponce, los principales requisitos para que las campañas resulten efectivas son claros: que tengan impacto, que estén acordadas con los movimientos sociales y, sobre todo, que no queden en un cajón y tengan seguimiento desde los movimientos asociativos. 

¿Cómo se feminiza la política?

¿Cómo se feminiza la política?

"La violencia machista en España es un asunto tan serio y tan grave que necesita que los partidos dejen de lado personalismos y puedan trabajar juntos para ver lo que está sucediendo y ver cómo cada ciudad puede estar libre de violencia machista", sostiene la activista, que pone como ejemplo la implicación social y política en Pamplona tras las agresiones perpetradas durante los San Fermines. "Los ayuntamientos deben ponerse una medalla de ciudades libres de violencia machista, y para ello es necesaria voluntad política, participación de sociedad civil y presupuesto económico".

La presidenta del Fórum de Política Feminista, Nina Infante, incide en que "la sensibilización es importante y necesaria, nunca va a sobrar". Sin embargo, Infante entiende también que la continuidad de las acciones puntuales es fundamental para poder afrontar el problema. Son necesarios, a su entender, "más recursos y más eficaces", poner el foco en la educación, "que sigue siendo fundamental", e impulsar el trabajo en los juzgados, especialmente en la formación jurídica. Aunque la activista valora los manifiestos y las actividades organizadas por los consistorios, considera "muy importante que haya infraestructuras que minen esta violencia".

La misma línea es defendida por la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, quien considera que "noviembre está plagado de este tipo de cuestiones" porque el 25N es una jornada "de prioridad política". Soleto estima positivo que las instituciones tengan programados planes de concienciación, pero señala asimismo la "necesidad de mantener una presión constante" por parte de las organizaciones sociales. "La prioridad política tiene que ser algo sostenido en el tiempo", valora, y para ello "la respuesta requiere una dedicación de recursos y atención a lo largo de todos los días, porque el problema no va a solucionarse sólo con gestos".

Más sobre este tema
stats