Jesús Maraña: "El proyecto de Yolanda Díaz es esencial para que las opciones progresistas tengan futuro"

La figura de Jesús Maraña (Sahagún, 1961) va inevitablemente unida a infoLibre desde su nacimiento. De cara a este 2022, parte de la esperanza de que se puedan abordar importantes cambios legislativos por parte del Gobierno de coalición, tras la superación de lo peor de la pandemia. A la vez, no se muestra muy optimista respecto a la posibilidad de que la oposición cambie su estrategia de crispación que arrancó no aceptando la legitimidad de la mayoría que ganó las elecciones. También muestra su preocupación por la extensión de un modelo de periodismo que difunde mentiras y desinformación: “Los grandes bulos siempre tienen un origen en el que toman parte de la verdad, la distorsionan y la manipulan para hacer creer determinadas cosas”.

La lección de la pandemia

"Me parece que la pandemia nos ha cambiado más de lo que nos gustaría y menos de lo que debería habernos cambiado. No sé valorar todavía hasta que punto nos cambia como género humano, pero sí me da la impresión de que no nos ha cambiado tanto en algunos asuntos fundamentales. Me refiero a cuestiones como la importancia que debería tener lo común, lo público, ese paraguas que puede protegernos cuando nada más te protege. Deberíamos haber aprendido la opción de elegir entre el 'sálvese quien pueda' y el 'vamos a ayudarnos para salir juntos' y, sin embargo, vamos cabalgando de una ola a otra, con muchas tensiones políticas. Tengo, desgraciadamente, la impresión de que en esa parte no hemos cambiado lo suficiente".

Recuperación económica

"Que asistamos a datos muy positivos, por ejemplo, sobre empleo, sobre reducción del paro, sobre exportaciones..., nos indica que vamos por un buen camino después de una crisis tan profunda como la que hemos pasado y que todavía no hemos terminado de pasar. Y, a la vez, esa desconfianza que se respira en esas encuestas se explica por dos cuestiones. Por un lado, la incertidumbre con la que no nos acostumbramos a vivir y, por otro, hay un segundo factor, el de que las expectativas que se fueron creando hace un año eran bastante catastróficas. Asistíamos a un discurso casi permanente que vaticinaba que íbamos a llegar muy pronto a un 25% o a un 35% de paro. Esto lo hemos escuchado a dirigentes políticos de la derecha y a sus gurús económicos. Esta semana, hemos conocido unos datos de empleo que indican todo lo contrario".

Clima político

"No veo indicios que indiquen que se pueda superar esa polarización total que a mí no me gusta describir de manera equidistante, porque hay sectores políticos que claramente llevan apostando por la crispación desde el minuto uno de esta legislatura. Si se empieza a hacer oposición sobre la base de deslegitimar al Gobierno que sale de las urnas, el camino es muy complicado de corregir. En 2021 hemos asistido a unos niveles de crispación y polarización política muy elevados. El mayor indicativo de que no veo que haya marcha atrás en este año es el hecho de que lo iniciemos abriendo un ciclo electoral que ha decidido el PP en Castilla y León y presumiblemente en Andalucía. Esto convierte lo que queda de legislatura en una disputa con tintes electoralistas. Lo ha sido nada menos que durante lo más duro de la pandemia, así que no debemos esperar que este año se corrija".

La agenda legislativa

"Este año que arranca el horizonte legislativo tiene una importancia muy profunda. No nos olvidemos de que el Gobierno de coalición tomó posesión hace dos años y poco más de un mes después estalló la pandemia y se decretó el estado de alarma. A partir de ahí todo ha estado condicionado por la pandemia y sigue bastante condicionado, pero creo que ha existido un esfuerzo por legislar en el camino de lo que marcaba el acuerdo del primer Gobierno de coalición que ha habido en este país desde la Segunda República. Están pendientes de aprobarse y votarse en el Congreso reformas tan importantes como la laboral, los cambios de la Ley Mordaza, fundamental para recuperar los derechos que se atropellaron, y la Ley de Memoria Democrática que, a veces, puede parecer que pertenece simplemente a una batalla cultural o algo simbólico. Yo creo que no terminamos de establecer y de apostar por una democracia moderna, higiénica y saludable si seguimos aparcando problemas a los que jamás se les ha dado una solución mínimamente digna".

El Gobierno Sánchez

"Dadas las condiciones en las que inició la legislatura, me parece que el mayor signo de fortaleza es que estén aprobados los segundos presupuestos, que son la herramienta principal para gestionar la situación. Eso garantiza la legislatura, algo que se percibe en el cambio de discurso de la derecha. Ya no se vaticina una legislatura corta o se exige un adelanto electoral inmediato porque suena un poco extraterrestre. Es cierto que la mayor fortaleza para este año es la de la recuperación económica y la recuperación justa, como reza el eslogan que desde el Gobierno se ha pretendido implantar. Hay una oportunidad de cambiar de una vez el modelo económico español basado en el ladrillo, la hostelería o el turismo para situarlo en la economía sostenible, digital y verde".

La estrategia de Casado

"Creo que Pablo Casado lo confía todo a un ciclo electoral. El adelanto en Castilla y León y el previsible adelanto en Andalucía parte de unas encuestas que en principio le dan una victoria rozando la mayoría absoluta al PP en los dos territorios. Es verdad que eso puede ayudar a crear una mentalidad colectiva de cambio de ciclo. Casado está obligado a cambiar de estrategia porque no se han producido esos vaticinios en los que confiaba para debilitar al Gobierno de coalición. Ese cambio de estrategia, que está condicionado por la competición interna de Ayuso y la externa de Vox, me parece que lo que dibuja es una falta de proyecto claro por parte de Casado y su equipo. Esta me parece la mayor debilidad o flaqueza a medio plazo, no ya en términos de competición entre partidos políticos, sino en términos de país".

El proyecto de Yolanda Díaz

"Yolanda Díaz representa una ilusión. Todas las encuestas indican una valoración de su perfil muy positiva, por encima de todos los demás dirigentes políticos. Este 2022 es el año clave para que Yolanda Díaz pueda poner las bases más allá de la demoscopia, las bases de ese proyecto complejo, pero yo diría que posible y deseable, de unificar esa fragmentación a la izquierda del PSOE. Porque se necesita no solo para que el proyecto de Yolanda Díaz llegue a un espectro más amplio y transversal, sino porque también sería esencial para que las opciones progresistas tengan futuro en este país. Con el propio PSOE, con quien gobierna, se necesitan mutuamente, tiene que dar la suma. Este es un año clave para demostrar si el proyecto de Yolanda Díaz puede adquirir fundamento de sustancia política o se queda en esa ilusión que claramente ha despertado".

La evolución de Vox

"Todas las encuestas indican una fortaleza de Vox muy clara y generalizada salvo en los territorios donde no ha conseguido nunca penetrar significativamente, como son Cataluña, Euskadi o Galicia, incluso Valencia. Vox ha demostrado una fortaleza clara como opción política en el terreno de la derecha. A mi juicio, eso tiene una relación directa con la estrategia indefinida de lo que debería ser la opción de derecha democrática y moderna que en cualquier país europeo debe existir. Ahí creo que la responsabilidad de la dirección nacional del PP es evidente. La fortaleza que va adquiriendo Vox se basa en ese populismo de soluciones fáciles a problemas complejos. Esto no ha acabado y ese riesgo de que siga adquiriendo fortaleza está ahí. Depende, sobre todo, de que aparezca un liderazgo, un programa y un proyecto de derecha democrática suficientemente atractivo y que claramente apueste por la democracia, sin matices".

Año electoral en el mundo

"Me parece que el elemento común de lo que se juegan en diversos procesos electorales en distintos países para este año es la opción entre la democracia y los regímenes de democracia autoritaria o iliberal que aprovechan los instrumentos democráticos para imponer cambios y retrocesos en lo que es el propio sistema democrático. Me parece que es un año importante en ese sentido. En las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos veremos hasta qué punto sigue presente la fortaleza del trumpismo. Otras citas en Brasil y en otros lugares del mundo tienen en común esa disyuntiva. Sería deseable que, más allá del pensamiento ideológico partidista, tuviéramos una conciencia de lo que se juega en el fondo de cara al presente y al futuro inmediato, que es la fortaleza de la democracia, un régimen que siempre es perfeccionable, imperfecto, pero que es el menos malo de los conocidos y desde luego el más respetuoso con los derechos humanos individuales y colectivos".

Periodismo en crisis

"Me gustaría ser mucho más optimista sobre el futuro y el presente del periodismo y lo que significa como instrumento imprescindible para que vivamos en democracia y tengamos una convivencia enriquecedora y respetuosa, pero no vivimos buenos momentos, por muchos factores. Estamos comprobando todos los días, esta misma semana, cómo seguimos instalados en discursos públicos originados en buena parte por bulos, por pura desinformación, que nunca parte de la nada. Contra ese elemento que está erosionando, desgastando y destruyendo poco a poco la calidad democrática hay pocos instrumentos tan válidos como el buen periodismo, el periodismo fiable. Por eso llevamos en infoLibre tanto tiempo defendiendo, con aciertos y errores, la necesidad de que los lectores se impliquen, se comprometan y sean cómplices del sostenimiento de medios de los que uno se pueda fiar".

Daniel Basteiro: “Necesitamos más suscriptores para seguir siendo independientes, fiables y no tener miedo”

Daniel Basteiro: “Necesitamos más suscriptores para seguir siendo independientes, fiables y no tener miedo”

Más sobre este tema
stats