Cómo lo ve

Martín Pallín: "Un país unánime es una dictadura"

José Antonio Martín Pallín (Madrid, 1936) es una de las voces indispensables en España para analizar la situación de la justicia y de la vida política en general. Es magistrado emérito del Tribunal Supremo. Es muy habitual poder conocer sus opiniones a través de los medios de comunicación. Nunca ha ocultado sus ideas desde posiciones nítidamente de izquierdas. Derivado de su ejercicio profesional y de sus principios éticos, su discurso no busca la exclusión. Siempre apuesta por la integración y el debate abierto.

40 años del 23-F

"El clima de aquella época estaba muy enrarecido porque los militares no aceptaron de buen grado la legalización del Partido Comunista y el tema de las autonomías. Fue también muy decisivo el tema de ETA. Todo ello, se concentra en la frase del discurso de dimisión de Suárez: "No quiero que por mi culpa la democracia sea un paréntesis más en la historia de España". Lo cierto es que aquello derivó en un golpe militar clásico, con disparos de metralletas, afortunadamente no hubo ningún muerto. Y después, inmediatamente, la sociedad española demuestra, de una manera rotunda, que no quiere volver al pasado y el PSOE alcanza la mayoría absoluta. Ahora, en este momento, el clima de los militares está muy enrarecido, digan lo que digan. Pero tenemos un colchón que no se pueden saltar que es la Unión Europea. Hasta los más exaltados dicen que un golpe tipo Tejero no es posible en este momento".

Toda la verdad sobre el 23F

"Estoy acostumbrado por mi profesión a sacar conclusiones de los hechos y a partir de los hechos uno reflexiona y llega a sus conclusiones. Eso es lo que es una sentencia. Hay hechos muy expresivos que son todo ese tejemaneje de la noche del 23. Y todo eso tendría que estar clarificado y desclasificado. Parte está en el sumario que todo el mundo conoce, del tribunal militar, pero otras partes no están ahí. Y creo que esto también es un déficit clamoroso de la democracia española. Los americanos también tienen mucho que decir sobre el golpe del 23F. Recuerdo que me produjo una gran irritación e incluso depresión cuando a las ocho de la tarde, el secretario de estado de Defensa, Alexander Haig, dice que es un asunto interno entre los españoles. Aquí nadie ha desclasificado nada y seguimos con algunas incógnitas y, por mi parte, con bastantes certezas".

La figura histórica de Juan Carlos I

"Hombre, yo creo que personalmente, ya no digo políticamente, Juan Carlos es un reflejo exacto del militarismo de la época de Franco. No en vano pasó por las academias militares que existían en aquella época y vivió incluso con Milans del Bosch, con Armada, etc... ese espíritu militarista que siempre ha tenido reticencias con la democracia, sobre todo cuando no ha habido mayorías absolutas de derechas. Él tenía esa formación. No creo que tuviese una gran devoción por la democracia. Creo que no la respetó nunca. Nunca respetó sus principios ni sus valores. Nunca tuvo gestos firmes, ni condenó algunas conductas que hubo en aquella época. No podemos decir que Juan Carlos fuese un demócrata. Nunca lo ha sido y, además, no solamente no ha sido un demócrata, sino que ha tenido actuaciones absolutamente reprobables".

Bloqueo del gobierno de los jueces

"Estamos viendo esta imposibilidad de llegar a un acuerdo cuando se ha roto el bipartidismo. Es una consecuencia de la ruptura del bipartidismo. Antes se lo comían y se lo cenaban, además en sentido material, en restaurantes de los que yo podría identificar los nombres. Y ahora esto no es posible y por eso está pasando lo que está pasando. Espero que esto se desatasque. A mí lo que más me importa es que haya más pluralismo, es decir, que no haya un bloque PP o un bloque PSOE en el Consejo, que haya nacionalistas vascos, que entre ERC, que pueda formar parte pues algún otro del grupo mixto, con gente de Unidas Podemos, de Izquierda Unida e incluso, en su momento, habría que pensar en el fenómeno Vox si sigue adelante".

Modelo de elección del CGPJ

"Me parece que el único modelo posible, el más democrático y el más racional, es el que los jueces del CGPJ sean elegidos por los jueces, por sus pares. Lo que sí habría es una representación mayoritaria del sector conservador. Habría que abrirlo, porque hay que recordar que el 50% de los cinco mil y pico jueces y juezas no están afiliados. Entonces habría que abrir la votación. Es lo que nos dice la Comisión de Venecia y la Comisión de Justicia de la Unión Europea. La Comisión de Venecia nos ha recordado que tienen que estar representados los jueces como mayoría en el Consejo y que los jueces elijan a los jueces. Esto para mí es la solución y yo no tengo ninguna objeción a ningún juez conservador, si es un buen profesional. He convivido durante muchos años con gente conservadora que son magníficos profesionales y peor de que lo que hay ahora es imposible".

Libertad de expresión y violencia

"Bueno, eso de la libertad de expresión en nuestro país viene siendo un problema endémico porque no hay que olvidar que hasta hace muy poco, por ejemplo, era delito la blasfemia. Yo siempre cito una frase del juez Holmes de Estados Unidos, que textualmente dice: "A mis 75 años he llegado a la conclusión de que yo no soy Dios, y por tanto no estoy en condiciones de juzgar los pensamientos, las palabras y las ideas de nadie. Si encajan en la libertad de expresión que dice la Constitución, ¡maldita sea!, que digan lo que quieran". Por tanto, poner barreras a la libertad de expresión penal es una forma de cercenar una libertad fundamental de la democracia como es la libertad de expresión. Y claro, nadie puede ser partidario de que se quemen contenedores y se rompan tiendas y se robe. A mí me gustaría saber si alguien ha ido con una pancarta diciendo: "Viva la libertad de expresión". Yo es que no lo he visto, solo he visto quemar contenedores".

El concepto de democracia plena

"Pues ahí nos encontramos con una contradicción. Yo no me imagino a la reina de Inglaterra, al presidente de Francia, a la señora Merkel empezando su discurso diciendo: "Alemania es una democracia plena". Se da por supuesto. Si hay que decirlo es que algo está fallando. No hay democracias plenas en ningún país. Como decía Winston Churchill: "La democracia es el peor de los sistemas políticos posibles, excluyendo todos los demás". Las democracias se renuevan, las democracias debaten y ojalá alcanzásemos ese nivel de perfección. La democracia se demuestra si funcionan bien las instituciones. Sobre todo, si hay solidaridad. Una democracia sin solidaridad es una democracia débil. Y las diferencias, por ejemplo, de nivel económico en España son las segundas de la Unión Europea, si vamos detrás de Bulgaria o de Rumania, entonces, ¿quién habla de una democracia plena? O sea, que se lean a Winston Churchill que les vendrá muy bien".

Divergencias en el Gobierno de coalición

"No tenemos experiencia de un Gobierno de coalición. Aquí se exorbitan las disonancias. Hay una obsesión por la unanimidad. Un país unánime es una dictadura. ¿Por qué va a ser unánime el pensamiento? Hay quien dice: "Es que esa sentencia tiene un voto particular". Pues claro, y además muy sano para el debate y para la democracia. Hay diferencias pero todo es perfectamente debatible, sin ninguna crispación y sin que eso suponga que se va a romper nada. Lo que pasa es que hay un deseo exteriorizado de la mayoría de la prensa y de los bancos, me refiero a los bancos propietarios de los medios, de romper este Gobierno que, en una versión grosera de la política, han dado en llamar socialcomunistas. Eso de que "el peor enemigo es el de tu propio partido", lo puso de moda el Gobierno conservador de Winston Churchill. Aquí hay falta de madurez y de serenidad. De momento, no me preocupa".

Balance de la gestión del Gobierno

"Yo sería más crítico con el balance si no se hubiera metido por medio la pandemia. Ya ha pasado más de un año, pero tenemos que reconocer que un Gobierno que se encuentra de repente, nada más empezar a rodar prácticamente, con una pandemia de estas características, tiene que volcar la mayoría de sus esfuerzos en atajar este problema gravísimo. Por tanto, que solo se hayan llevado adelante lo del salario mínimo y algunas cosas podría criticarlo si hubiera sido en condiciones de normalidad y les hubiera dicho: "Habéis hecho poco, tenéis que hacer más". Ahora, en fin, si no conseguimos superar la pandemia, incuestionablemente la política no puede recobrar toda la plenitud de sus potestades y de sus esfuerzos".

Lo que le espera al PPLo que le espera al P

"Como decía Cantinflas en una película: "Un presente inestable y un futuro incierto". Veo al Partido Popular muy desorientado y desbordado por la aparición de Vox. Aquí no se ha enseñado en las aulas la tolerancia, el debate. Cuando a Zapatero se le ocurre introducir en el currículum la asignatura de Educación para la Ciudadanía, se lanzaron como fieras, propias de un submundo político, y esto es lo que está pagando ahora el PP. Deben acercarse al realismo político que impone la economía post-pandemia, asumir los valores culturales de la democracia plenamente, creer honestamente que derribar a un Gobierno por derribarlo no es un método democrático al uso, que hay que ganarle en las urnas o en mociones de censura. Todo esto es un bien escaso en la sociedad española en general, no solamente en el PP. Por lo tanto, le auguro un presente inestable y un futuro incierto".

Monedero: "Los medios en España son de los peores que tenemos en el mundo occidental"

Monedero: "Los medios en España son de los peores que tenemos en el mundo occidental"

Más sobre este tema
stats