La portada de mañana
Ver
Conservadurismo, elitismo y desconexión: así marca el sistema de oposiciones a los jueces españoles

Las declaraciones de viejas glorias

Fernando Granda

Elegir el interlocutor, la fecha y el tema es fundamental para situarse en la “actualidad” de nuestro entorno, de nuestro país. El momento es “de traición”. España está en peligro ya que volvemos a una situación como la previa al golpe de Estado de Tejero o al final del primer gobierno socialista. Los acontecimientos se parecen, son casi similares, según dos políticos que “han abandonado” la política pero que prosiguen “analizando” la situación actual. A la vez se producen “confesiones” de participantes en los acontecimientos de la Transición y en las conspiraciones. Así parece que nos encontramos en España, según las tesis defendidas en las entrevistas que han emitido medios digitales que, según estudios realizados recientemente, son los mayores difusores de bulos o noticias falsas. Son opiniones de dos personas anteriores a los malos políticos que hoy tenemos (suponemos que él mismo se incluye en ese paquete), según palabras del jefe de la oposición.

En uno de los canales lanzados por estos medios se entrevista al expresidente Felipe González, en el otro se conversa con el también expresidente José María Aznar. En un tercero declara un ¿participante/no participante? en una presunta –en momentos clave de nuestra etapa democrática– conspiración.

Se recuerda en una entrevista lo que fue el final del Gobierno de Felipe Gonzalez y la corrupción socialista, los últimos estertores del mandato del jefe del Ejecutivo socialista, que terminó perdiendo las elecciones para dar paso a uno presidido por el líder de la derecha. Sin dar nombres ni señalar puntualmente los hechos, se compara con lo que hoy podríamos decir de la actualidad respecto a la situación del ocupante del palacio de la Moncloa, las conexiones de su familia próxima y otras acusaciones de presunta corrupción en el seno del partido gobernante. Para colmo, sobre el socialismo del actual presidente, que pone en duda un predecesor en medios de la derecha, se han publicado frases como ésta: “No se le conoce una sola idea refinada sobre los gobiernos de la Segunda República, el golpe del 36, las etapas de la Guerra o las distintas fases de la dictadura”. El exmandatario socialista, que gobernó durante más de una década, más o menos ha dicho que hoy no hay proyecto y le ha faltado poco para decir que ahora lo que tenemos, tras la pasada y laboriosa legislatura, solamente es sanchismo.

España está en peligro ya que volvemos a una situación como la previa al golpe de Estado de Tejero o al final del primer gobierno socialista (...) Así parece que nos encontramos, según tesis defendidas en entrevistas que han emitido medios digitales que, según estudios realizados recientemente, son los mayores difusores de bulos o noticias falsas

El atrevimiento al adivinar el porvenir alcanza revelaciones como la siguiente: “El actual presidente Sánchez no es un presidente extorsionado, sino que es un presidente que tiene a los extorsionadores por aliados”. “Se ha convertido en cómplice, que extorsiona a todos los españoles”. Lo que define Aznar como traición: “Estamos en un momento de traición (sic). Sánchez lo ha asumido, lo ha querido… Es muy importante partir de esa calificación”. La defensa es el constitucionalismo, sin matices, y “el único constitucionalista es el Partido Popular porque el Partido Socialista no es ya un partido constitucional”, tras más de cinco años de bloqueo popular del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). 

Solamente nos falta por ver un vídeo de cómo es asesorada la presidenta de una comunidad autónoma en la que se amenaza a periodistas de distintos medios. Pero no solo a esos medios, sino a quien se atreva a cuestionar su política de residencias de ancianos, su gestión de la sanidad, donde un millón de personas se encuentra en lista de espera… a discrepar de su política.

Claro que al margen de los vídeos de los expresidentes y de la confesión de uno de los conspiradores que participarían en un golpe “democrático” para asumir un gobierno de concentración nacional, algunos digitales dan pábulo a insultos, conjeturas y bulos continuamente. Por ejemplo, un expariente del dictador ha llegado a decir del presidente que “al ser un depravado de marca mayor sacrificó a su dama, sin temblarle el pulso, cuando él era el único culpable”.

______________________

Fernando Granda es socio de infoLibre.

Más sobre este tema
stats