Librepensadores

Más muertes, menos vacunas

Librepensadores nueva.

Marcel Camacho

Por un tribunal popular que investigue la pandemia.

La política del espectáculo tiene eso, que cada día hay que inventar algo nuevo, porque si no el público pierde la atención y se va a otro local.

El último espectáculo de la nini-Ayuso fue dar la nota en Colón, pero darla a Casado, su jefe. La dio pidiendo al rey que abdicara para no firmar los indultos (que genial idea de MAR), a sabiendas que era un imposible. De ese modo consiguió el objetivo de su “lento caminar” hacia Vox quitándoles el protagonismo que esperaban y al tiempo dejar compuesto y sin novio al PP. Es la técnica de la distracción del enemigo que planta cara donde no hay batalla.

El ocultamiento de la verdad, de la dura realidad, es un duro trabajo, porque la verdad se puede ocultar un día, un mes, muchos años, pero al final resurge de nuevo porque siempre queda algún testigo incómodo. Los limpiadores de cadáveres no son tan profesionales como se venden. Porque IDA cada vez tiene más muertos en su mochila. Porque los hijos, y los nietos, de los abuelos y abuelas muertas en las residencias de ancianos estarán esperando y luchando para que la verdad se cuente y los responsables se sienten en el banquillo. Porque esas muertes injustas, rodeadas de abandono, son lentas y no cicatrizan. Son las fosas de hoy que también se descubrirán mañana.

Vox ha dado su apoyo a IDA para que esa verdad no salga a la luz en la Asamblea de Madrid negando que continúe sus trabajos la comisión de investigación. Porque esta gente ahora no quiere gobierno solo implantar sus ideas, solo que el fascismo como ideología crezca. Es decir, terminar con esta democracia para elevar a los emergentes líderes y salvadores de la patria, a nuevos dictadores. Ellos esperan, aún no están maduros para su golpe. Y dejan que la nini-IDA juegue a triunfadora. Porque su juego es que el malestar de fondo crezca, se pudran los problemas, y en ese caldo crece el fascismo entre los sectores más dañados donde aspira a sacar sus mayorías.

La gestión de IDA ha llevado a Madrid a ser la comunidad con más muertos y la que menos vacunas ha puesto. Los primeros en muertos (15.393) y los últimos en vacunación (28 %), solo después está Melilla (27 %).

Si lo extrapolamos a otros graves problemas como la atención primaria, la sanidad en general, la educación, la atención a barrios, la venta al mejor postor de aceras y espacios públicos, la especulación… veremos que las claves son similares.

La pandemia se controlará, y mientras la mascarilla será de quita y pon, siempre en el bolsillo, empezaremos a olvidar la tragedia y los “porque llegamos a esto” no se plantearán, ya que la playa reconforta y el verano se disfruta con tapas en los bares…

Esas comisiones parlamentarias no buscan espectáculo sino los porqués razonados con datos, para asumir las responsabilidades y sobre todo para poner los medios necesarios que garanticen que no vuelva a ocurrir nunca más.

Mientras, la feria continúa y Vox echa una mano a la nini-IDA. Mal hace el PP en fiarse de tal aliado, porque le comerá por los pies. Ya sabéis, los feriantes te gritan cuando pasas para que entres en su puesto.

Una crisis sanitaria de esta naturaleza y tan dolorosa no puede pasar al olvido.

Si las instituciones fracasan en la investigación de la pandemia, yo llamo a crear un Tribunal Popular, con los mejores y más independientes especialistas, para que aclaren a los españoles qué pasó y por qué, quiénes fueron los responsables, y qué medidas hay que adoptar para que no vuelva a suceder.

La democracia en este país de países, los españoles, nos lo merecemos.

Marcel Camacho es socio de infoLibre

Los indultos son una obligación

Más sobre este tema
stats