LIBREPENSADORES

País de vodevil

Pako Martí

No me gusta la primera persona del singular. Me aburre generalmente. Soy más de la segunda o tercera del plural. En cualquier caso, y dejando las chorradas gramaticales aparte, todo va en función del texto, tema o flipada que eliges a desarrollar. Obvio.

Al tajo.

Brujuleando entre titulares, me di de bruces en Crónica Libre con los audios de Villarejo, Ferreras y Casals. Qué pereza, me fue imposible leer las transcripciones. Mientras, el PP esgrimía un argumentario pueril en el debate sobre el estado de la nación: las víctimas de ETA. La pereza se iba aderezando con vergüenza, y el resultado era como ese plato que eliges en el menú de primero, que más que un plato parecen seis y que por supuesto y por gilipollas, sabes que no vas a poder con él. Me da pereza y vergüenza este país y sus personajes de vodevil. Con el argumentario basado en la intriga y el equívoco.

Inda es un personaje que habla con la boca llena, falto de de fuste y enjundia, chabacano y arrabalero, lo que viene siendo coloquialmente un chulo. ¿Por qué dirige este señor un periódico? Ni pajolera idea. El pseudoperiodismo no me suscita interés alguno. El periodismo no es eso. Probablemente este artículo no vea la luz. Tal vez el medio para el que escribo no tenga ganas ni necesidad de problemas con el prenda . En cualquier caso, no soy de justificaciones. Es lo que hay y acontece. El resto de personajes no merecen mi atención, sí mi decepción. 

Pintan bastos y hostias. No me gusta la primera persona del singular. La poca singularidad de este país, de sus personajes, de sus enmiendas a la totalidad y de sus movidas chabacanas. Son el menú propio de un país de vodevil. “De las cabezas que no se atreven a pensar y terminan por embestirse”. Es lo que jodidamente hay y acontece

De Purísima y oro.

_______________________

Pako Martí es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats