LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Un año del 23J: Sánchez se ve fuerte para aguantar y fía su hoja de ruta a Cataluña y los Presupuestos

Contenido ofrecido por Banco Santander

Banco Santander, líder mundial en financiación de energías renovables

Banco Santander, líder mundial en financiación de energías renovables

Banco Santander sigue pisando el acelerador para impulsar la transición hacia una economía más sostenible. La entidad duplicó el año pasado los recursos destinados a proyectos verdes: 32.300 millones de euros, frente a los 18.000 millones de 2020. Esta cifra incluye la financiación de proyectos, préstamos sindicados, bonos verdes, financiaciones de capital, asesoramiento, estructuración y otros productos para ayudar a los clientes en su transición hacia una economía de bajas emisiones. Y en los tres primeros meses de 2022 suma otros 3.600 millones y se sitúa a más de medio camino de cumplir su objetivo, en el marco de los ODS de Naciones Unidas, de movilizar 120.000 millones de euros entre 2019 y 2025: ya ha alcanzado 65.700 millonesEl grupo espera elevar este importe hasta los 220.000 millones en 2030.

Dentro de este compromiso, el Santander lleva los últimos 10 años liderando la financiación de energías renovables y está clasificado entre los tres principales grupos por número de acuerdos y entre los cinco principales por valor de acuerdos a nivel mundial. En 2021, ayudó a financiar o asesorar proyectos greenfield de energías renovables con una capacidad total instalada de 13,604 MW, evitando la emisión de 251 millones de toneladas de CO2 y contribuyó a la ampliación, mejora y mantenimiento de proyectos de infraestructura de energías renovables existentes (brownfield), con una capacidad instalada total de 1,776 MW.

Para hacerse una idea de lo que esto supone, el banco aporta un dato: los proyectos de renovables financiados tienen una capacidad de generación de energía equivalente al consumo anual de 9,2 millones de hogares.

Principales proyectos por países

Concretamente, en España, Santander actuó́ el pasado año como asesor financiero liderando la estructuración y bookrunning del tramo institucional en la refinanciación del Proyecto Ares, una cartera de dos plantas termosolares con una capacidad instalada total de 99,8 MW propiedad de Celeo. Y esta misma semana ha suscrito con Iberdrola un préstamo verde por un importe de 1.000 millones de euros, respaldado por una Agencia de Crédito a la Exportación (ECA). Las ECA gestionan en exclusiva los seguros de crédito y de inversiones por cuenta de los Estados, cubriendo los riesgos políticos, comerciales y extraordinarios asociados a la internacionalización.

Para impulsar esta apuesta, el banco español creó a finales de marzo Santander Green Investment, una nueva plataforma que invierte en proyectos de energías renovables en nuestro país. Bajo esta iniciativa, ya ha adquirido de diferentes promotores participaciones en 9 proyectos de tecnología solar fotovoltaica y eólica en España que suman una potencia total de aproximadamente 500 MW.

Por su parte, en Reino Unido, la entidad actuó como mandated lead arranger en la financiación de Dogger Bank C, un parque eólico marino de 1,2 GW en construcción en la costa este de Yorkshire. Es la mayor financiación de proyectos eólicos marinos hasta la fecha y será el parque eólico más grande del mundo. Cada fase producirá suficiente electricidad para abastecer el 5% de la demanda de Reino Unido. También actuó como asesor en la financiación de Enfinium, Waste to Energy. Enfinium es un operador líder en el sector, con una capacidad de residuos de 2,3 millones de toneladas anuales y una capacidad bruta de 265 megavatios.

En Alemania, participó como mandated lead arranger en la financiación del Proyecto Darwin, un parque eólico marino de 900 megavatios que se construirá en el Mar del Norte alemán, cerca de la frontera con Holanda. Se trata de la primera transacción de energía eólica marina con PPA privados en Alemania y Europa continental (Power Purchase Agreement, es decir, un acuerdo o contrato de compraventa de energía a largo plazo entre un desarrollador renovable y un consumidor).

Otro de los principales proyectos financiados en 2021 fue el de Provence Grand Large en Francia, donde la entidad cántabra fue mandated lead arranger en la operación. Se trata del primer parque eólico, con capacidad de 24 MW, totalmente financiado por bancos comerciales. Y en Italia, la entidad que preside Ana Botín fue mandated lead arranger y proveedor de cobertura en la financiación del Proyecto Alpino, para la construcción y operación de dos proyectos solares fotovoltaicos montados en suelo con una capacidad combinada de 118 MW ubicados en la región de Lacio. El primero, Pontinia (70 MW), alcanzará el cierre financiero a fines de enero de 2022. El proyecto marcará un hito clave en el espacio renovables italiano, ya que será́ uno de los primeros proyectos corporativos respaldados por PPA en el país.

Fuera de Europa, en Estados Unidos la entidad actuó como asesor financiero único y coordinador de Préstamos Verdes en la financiación de Vineyard Wind I, un proyecto eólico marino de 800 mw en construcción frente a la costa de Massachusetts.

 Banco Santander, que se ha convertido en el principal asesor financiero en project finance de energías renovables en 2021, también ha lanzado ya su tercer bono verde, que captó 1.000 millones de euros en una emisión de deuda senior no preferente a ocho años que permitirá financiar proyectos de energía eólica y solar. Otra iniciativa reciente iniciativa es el lanzamiento el pasado mes de febrero del fondo Santander Iberia Renewable Energy, un fondo de capital riesgo que invierte en energías renovables y está dirigido a los clientes de banca privada del banco, con una inversión mínima es de 100.000 euros.

Hacia las cero emisiones

El grupo español, miembro fundador de la Net Zero Banking Alliance (NZBA), tiene como objetivo alcanzar las cero emisiones netas de CO2 para 2050. El año pasado definió los primeros objetivos de descarbonización en las carteras de carbón térmico y generación de energía eléctrica, que pasan por dejar de prestar servicios financieros a clientes con más de un 10% de ingresos dependientes del carbón y eliminar la exposición a la producción minera de carbón para 2030. La entidad ya está en contacto con sus clientes para analizar y evaluar sus planes de transición.

Para ello, cuenta con la división global Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB) y un equipo dedicado a soluciones en el área de sostenibilidad, gobernanza y medio ambiente para ayudar a sus clientes en su proceso de transformación hacia modelos más sostenibles y una economía menos contaminante.

Más sobre este tema
stats