Javier Cámara, nominado a mejor actor protagonista por 'Vivir es fácil con los ojos cerrados'

Javier Cámara: “Este año ha sido maravilloso para mí”

El actor Javier Cámara.

NOTICINE.COM / INFOLIBRE

Pocos actores son capaces de generar tantas simpatias personales con su mera aparición y unas pocas palabras. Es difícil quitarle a Javier Cámara la sonrisa de los labios. Aparenta ser el tipo más feliz de la Tierra, o al menos estar entre los cinco primeros. El actor español que se hizo popular en televisión antes de triunfar en el cine de la mano de Almodóvar y otros directores, ha traído al Festival de San Sebastián una de las varias cintas que ha protagonizado en el último año, las cuales permiten comprobar su versatilidad absoluta. Nada tiene que ver este profesor de Vivir es fácil con los ojos cerrados (de David Trueba)con su azafato de Los amantes pasajeros, o con el atribulado exmarido emigrante en Alemania de Ayer no termina nunca. Cámara confiesa en charla con NOTICINE.com lo bien que lo ha pasado haciendo papeles tan diferentes.

No debía usted tener demasiadas referencias sobre la época de Vivir es fácil....Vivir es fácil....

Bueno, yo es que no había nacido. Nací en 1967, justo dos o tres meses después. Yo estaba en el vientre materno todavía y por eso mismo, me resultó muy emotivo hacer esta película; estar en ese tiempo donde todavía uno no es. David (Trueba, el director) estaba en los brazos de su madre y yo todavía en el vientre materno. Además, hay en la película un homenaje implícito a todas las fotografías que yo veía de niño. A esos álbumes donde uno ve a sus padres, a sus tíos… Vestidos de esa forma y yo he querido hablar con ellos de esa época tan fascinante.

¿Habló con esos familiares suyos sobre cómo vivieron aquella época?

No. No especialmente. No es una película en la que tengamos que hacer una lectura de esa época. Sinceramente, no pensé en la época en que estábamos haciendo la película. Me gustó ver que la música es muy atemporal e incluso el punto de vista de la iluminación. Simplemente, reconozco que había algo que me llamaba la atención de esas camisas de seda apretadas y de esas camisetas de tirantes con agujeros. Me apetecía hacerles un homenaje a ellos a través del vestuario, del look, de las patillas… Además, me parecía a ellos porque soy su familia. Me gusta esa cercanía del parecido físico y decir “voy a ser uno de vosotros, voy a revivir una foto”.

Su personaje, a pesar de ser un profesor y convertirse a la postre en mentor de los otros dos personajes, bastante más jóvenes, no tiene mucho espíritu docente...

Sí, creo que no lo intenta. No intenta aleccionar. Creo que sigue una primera parte donde él es muy verborreico. Explica de dónde viene y que los alumnos le llaman de una forma o de otra o que le gusta explicar latín, que viene del inglés. Es un profesor, no lo puede evitar. Pero cuando entra en el terreno de los sentimientos, sabe que es más tímido, más tosco. Yo pienso que los hombres en aquella época no lidiaban bien con los sentimientos. Se trata de un hombre que ve a una mujer bella y a un chico perdido solos e intenta ayudarlos, pero desde esa fraternidad que a uno le sale cuando coge a unos chicos haciendo autoestop y los lleva a otro lugar. Simplemente, me gusta que en esta película no haya nada aleccionador ni nadie que dé una lección al resto sino que la vida va transcurriendo y uno ayuda al otro.

Por el seguimiento que hemos hecho del rodaje a través de la página en Facebook da la sensación de que fue un rodaje "de amigos", casi familiar, que se lo pasaron ustedes realmente bien...

La pena de los rodajes es que no puedes enseñar planos de la película, ni sets ni nada. Tienes que echarle un poco de imaginación para colgar fotos en Instagram o en Facebook y tratar de lograr a la vez mostrar cosas que no desvelen demasiado de la película, que no cuenten los secretos. El rodaje fue especial; nos alejamos de Madrid, del centro, y nos fuimos a Almería. Éramos un grupo muy pequeño dentro de esa inmensidad de desierto y eso nos ayudó. A mí, al menos, me ayudó para alejarme un poco de la marabunta de la ciudad. Además, me da la sensación de que no solamente es el camino de la vida lo que te lleva a aprender, sino que cuanto más te alejas de donde tú eres, más posibilidades tienes de encontrar a los personajes que andas buscando. Creo que cuando más lejos nos fuimos, más cerca nos encontramos de esta historia.

Vivir es fácil... se suma a una serie de trabajos prácticamente continuados que ha hecho en poco más de un año. ¿Está cansado?Vivir es fácil...

Este año ha sido maravilloso para mí. No me puedo quejar. Llevo unos años muy especiales, aprendiendo mucho y trabajando mucho. Han sido cinco películas, pero una se rodó en una semana, otra en dos días… Hay algunas que no por cortas han sido menos intensas como Una pistola en cada mano o Ayer no termina nunca.

La venezolana 'Pelo malo' gana la Concha de Oro en San Sebastián

La venezolana 'Pelo malo' gana la Concha de Oro en San Sebastián

Más sobre este tema
stats