LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La elección de Von der Leyen muestra al PP cómo funciona el cordón sanitario contra la ultraderecha

MACROECONOMÍA

Alemania y Francia sacan al euro de la recesión

Un euro fuerte aunque “derrita como la nieve” España

Alemania y Francia tiran de la zona euro, cuya economía creció en el segundo trimestre del año un 0,3% y pone fin a seis trimestres consecutivos de recesión. Según Eurostat, no obstante, respecto al año pasado la economía de la eurozona sigue con una contracción del 0,7%.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania creció entre abril y julio un 0,7%, mientras que el de Francia experimentó un alza del 0,5%, superando ambos las previsiones. El finlandés aumentó otro 0,7%.

El 'milagro' portugués

Pero el país cuya economía más ha medrado es Portugal, con un 1,1%, por lo que se ha convertido en el primer país rescatado en volver a crecer.

Por el contrario, Países Bajos cedió un 0,2%, con lo que arrastra ya cinco trimestres consecutivos en recesión. España e Italia, por su parte, han moderado la contracción de sus economías, hasta el 0,1% y el 0,2%, respectivamente, aunque aún permanecen en recesión, informa Europa Press.

La economía portuguesa había caído un 0,4% en los tres primeros meses del año y, pese al repunte en los tres siguientes, en términos interanuales continúa con una contracción del 2%. Portugal, que fue rescatado en abril de 2011, debe ahora sus buenos datos de PIB por la mejora de sus exportaciones.

En conjunto, la Unión Europea ha crecido un 0,3% respecto al primer trimestre, cuando había experimentado una contracción de una décima, mientras que respecto al año anterior sigue en cifras negativas, con un -0,2%.

La subida de los salarios alemanes ¿es positiva para la zona euro?

La subida de los salarios alemanes ¿es positiva para la zona euro?

Olli Rehn, precavido

A la luz de estos datos, el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, adivina un "potencial punto de inflexión" en la economía europea, aunque también ha advertido de que aún no se puede hablar del final de la crisis. "Este dato ligeramente más positivo es bienvenido, pero de ninguna manera hay margen para la complacencia", explica Rehn en la última entrada de su blog. "Espero que no haya declaraciones prematuras felicitándose de que la crisis ha terminado", alerta.

A su juicio, aún persisten obstáculos sustanciales que deben ser superados, incluyendo un ritmo de crecimiento todavía bajo y la fragilidad de la recuperación, así como las diferencias existentes entre los países miembros. Rehn destaca los casos de España y Grecia, donde las tasas de paro continúan siendo "inaceptablemente altas", especialmente entre los jóvenes.

Más sobre este tema
stats