SECTOR BANCARIO

La banca da por amortizado a Roldán para presidir su patronal y busca un sustituto de consenso

BBVA, Bankia, Santander y Caixabank ignoraron más del 75% de las quejas de clientes que tenían razón

Es un tema tan, tan sensible, que todo el mundo habla de él, pero nadie está dispuesto a reconocer que habla de él. El nombramiento del nuevo presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) ha provocado una pelea inédita entre el Ministerio de Economía y el poderoso lobby bancario que va a acabar con vencedores y vencidos.

La banca da por perdido a su candidato, el ex director de regulación del Banco de España, José María Roldán, después de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, opuesto a esa designación, anunciara que va a ampliar de seis meses a dos años el periodo de incompatibilidad que rige para los directivos del Banco de España como Roldán. La iniciativa, criticada por los bancos, ha sido respaldada por Bruselas.

Ayer, el portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Simon O'Connor, explicó así el respaldo a Guindos en la pugna con los grandes bancos, especialmente Santander y BBVA, líderes del sector.  "Hemos estado discutiendo (con el Gobierno español) un endurecimiento de las reglas en el contexto del programa (de rescate bancario)", explicó O'Connor, según Europa Press. "Sabemos" continuó "que el Gobierno español está considerando ampliar considerablemente el periodo de reflexión obligatorio para los funcionarios del Banco de España que pasen al sector privado. La Comisión estaría muy a favor de esta medida", concluyó.

Apoyo de Bruselas

El apoyo de Bruselas a las tesis de De Guindos, desgasta el gran argumento que manejaron los bancos para elegir como representantes de sus intereses a alguien  como Roldán (director de Regulación y Estabilidad Financiera en el Banco de España durante 13 años). Para el sector, Roldán era una garantía en las negociaciones que avecinan, tanto con la Comisión Eurpea, como con el Banco Central Europeo, para concretar el funcionamiento de la banca en la UE. Con la UE en contra de las "puertas giratorias" en sector público y privado demasiado evidentes, la posición de Roldán como candidato no era sostenible.

El Ministerio de Economía no hace comentarios. Pero no hay que bucear mucho en los despachos para escuchar la versión defendida y extendida por De Guindos: Roldán, sencillamente, era una mala elección porque las condiciones del rescate bancario pactado con el Eurgrupo en julio de 2012 en el famoso MoU (Memorandum of Understanding) eran muy estrictas. Y no dejaban pasar la elección de alguien como Roldán que se podría vincular a una etapa del Banco de España caracterizada por una actuación deficiente.

Tan estrictas serían esas condiciones que dejan en nada el argumento de los bancos (extraoficial, por supuesto) para acusar a De Guindos de injerencia: la AEB, sostienen, es una entidad privada y dirigida por entidades que no han sido nacionalizadas ni han recibido ayudas.  Por esa razón, sostienen, De Guindos no tiene por qué inmiscuirse en una decisión de entidades privadas.

¿Qué dice la AEB al respecto? Nada. Su portavoz cerró el asunto, a preguntas de infoLibre con un "sin comentarios". No los habrá, señalan otras fuentes bancarias, porque la prioridad ahora es "enfriar" el enfrentamiento con De Guindos, dejar pasar el tiempo y encontrar un candidato aceptable y aceptado para sustituir al ex subgobernador del Banco de España, Miguel Martín, al frente del lobby bancario.

Rebajar el tono

La idea de rebajar el tono del enfrentamiento y dejar pasar el tiempo antes de decidir un nuevo candidato choca con el interés público que ha despertado el choque de trenes entre la gran banca y el Gobierno. El tema interesa tanto como irrita a los protagonistas.

Se notó ayer, en el tono que empleó el presidente del BBVA, Francisco González, al ser preguntado por el enfrentamiento en una entrevista en Onda Cero.  "Se ha creado un problema donde no lo había, se crea ruido de forma innecesaria", afirmó González, para quien el de Roldán es un tema "irrelevante e innecesario", que además "está resuelto".

González no detalló cuál habría sido la solución, si bien fuentes de Economía han negadoque el ministro De Guindos haya negociado con los grandes bancos una salida para Roldán. El ex director general del Banco de España fue jefe de gabinete del entonces ministro de Economía Rodrigo Rato a finales de los 90; fue consejero de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cuando estalló el caso Gescartera y ha sido el responsable de la lupa que examina el sector bancario en un periodo desastroso.

Ese periodo ha estado marcado por la especulación inmobliaria, el saqueo de las cajas de ahorros, los salarios estratosféricos de los directivos y la venta indiscriminada de productos como las preferentes a ahorradores que se sienten estafados.

La banca ignora a Guindos y propone a Roldán para presidir la patronal

Más sobre este tema
stats