Los abusos de la banca

La banca vuelve a ganar dinero apuntalada con fondos públicos equivalentes al gasto anual en pensiones

La banca vuelve a ganar dinero apuntalada con fondos públicos equivalentes al gasto anual en pensiones

La gran banca está de enhorabuena. Las entidades agrupadas en la Asociación Española de la Banca Privada (AEB) ganaron el pasado año 7.274 millones de euros. Los beneficios, tras las pérdidas registradas en 2012 de 2.825 millones, son puro néctar para los bancos. Son, además, otro argumento a favor del mensaje de "fin de la crisis". Pero el mérito no es sólo de los grandes grupos bancarios. Aunque las entidades agrupadas en la AEB –con Santander, BBVA, Popular, Sabadell y Bankinter en cabeza–, no han recibido ayudas directas, sí se han beneficiado del dinero público que evitó el derrumbe del sistema financiero. Además, se han hecho con entidades quebradas a precio simbólico (un euro) y con garantías frente a posibles pérdidas: Caixa adquirió el Banco de Valencia, Sabadell recibió la CAM y Kutxa se quedó con Unnim.

En total, los fondos públicos destinados a evitar el colapso de la banca (sin tener en cuenta los activos tóxicos adquiridos por el banco malo Sareb a las entidades) rondan los 130.000 millones de euros, un 13% del PIB. Es el equivalente al gasto previsto este año en pensiones (contributivas y no contributivas), que asciende a 127.484 millones de euros.

Los beneficios de la banca, que en 2013 no tuvo que hacer el esfuerzo de limpieza de un año antes, convive con un crédito todavía estrangulado, una morosidad del 13,4% y un descenso de la actividad bancaria típica (prestar dinero) que ha caído un 22,5% desde el año 2008, según el economista Bruno Estrada (Economistas Frente a la Crisis).

Inyecciones de dinero

Los 130.000 millones de los que se ha beneficiado el conjunto de la banca, y no sólo las entidades rescatadas y nacionalizadas, se dividen en medidas de capitalización y medidas de liquidez.

Los fondos destinados a inyectar capital a las entidades quebradas han rondado los 60.000 millones de euros. Incluyen los 41.000 millones del fondo europeo de rescate (MEDE), más 13.000 millones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), más de 6.000 millones del Fondo de Garantía de Depósitos. Esos 60.000 millones se repartieron así: 22.485 millones fueron a Bankia; 12.052 a Catalunya Caixa; 9.052 a Novagalicia; 5.500 a Caixa-Banco de Valencia; 5.249 a SabadellCAM; 1.650 Liberbank; 1.645 a Marenostrum; 953 a BBVA-Unnim y 604 a Caja Duero.

La cuenta de fondos públicos aumenta al considerar otras medidas destinadas a garantizar liquidez a los bancos, como los esquemas de protección de activos (EPA), que son avales otorgados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a los bancos que adquieren alguna entidad financiera en problemas para cubrir potenciales pérdidas en la cartera de créditos del banco adquirido.

Los EPA han sumado otros 28.227 millones al dinero público aportado para capitalizar entidades, con el siguiente desglose: SabadellCAM, 16.610 millones; BBVA-Unnim, 4.400; Caixa-Banco de Valencia, 4.350; Liberbank-Caja Castilla La Mancha, 2.475; y Kutxabank-Caja Sur, 392.

Créditos fiscales

No es todo. En noviembre del pasado año, cuando ya los bancos sacaban pecho por la vuelta a la senda de los beneficios, el Gobierno aprobó la conversión en capital de 30.000 millones en activos fiscales diferidos. Esos activos son impuestos que las entidades no pagarán en años sucesivos o lo que es lo mismo, descuentos legalmente autorizados por pérdidas sufridas en ejercicios anteriores y que los bancos anotan como activos.

El de noviembre fue otro espaldarazo público al sector que economistas como Julio Rodríguez, expresidente del Banco Hipotecario (Economistas Frente a la Crisis) califica de "artificioso": "Un regalo que demuestra que los problemas en la banca subsisten".

Los recursos destinados a reflotar el sistema financiero son los más altos contabilizados nunca. El catedrático de la Universidad de Barcelona Antoni Garrido ha calculado que los fondos destinados a la banca son hasta ocho veces mayores que los utilizados en todos los episodios de crisis financieras registrados desde 1978 a 2004 (22.118 millones de euros).

Los resultados de la banca responden, además, a una operativa relacionada también con los fondos públicos. Un informe del banco central alemán, Bundesbank, el correspondiente al mes de noviembre de 2013 (página 33), estimaba que entre noviembre de 2011 y hasta septiembre de 2013, la banca española  aumentó la inversión en deuda del Tesoro en un 81% hasta rozar los 300.000 millones de euros.

Caída del crédito

Los préstamos a la Administración, señalaba el mismo informe, crecieron un 10% en términos anuales (de septiembre del 2012 a septiembre del 2013), mientras los créditos a empresas y familias bajaron el 11%.

Con la banca apoyada aún en muletas, la salud del sistema está bajo vigilancia. La Comisión Europea ha advertido sobre la posibilidad de que aparezcan problemas en el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) debido, precisamente, al generoso "donativo" de los esquemas de protección de activos. El FDG es el organismo que, además de socorrer entidades en quiebra, debe poder garantizar 100.000 euros en depósitos por titular de cuenta. Una sola operación, la de CAM con Sabadell, puede comprometer la salud del organismo.

La morosidad de la banca se instala en el 13,42% en febrero

Más sobre este tema
stats