La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

GESTIÓN PÚBLICA

Castilla y León se gasta 250.000 euros en una campaña publicitaria para “dignificar a los funcionarios”

Castilla y León se gasta 250.000 euros en una campaña publicitaria para “dignificar a los funcionarios”

El Gobierno del PP no ha sido muy amigable con los funcionarios. Desde el primer momento se puso como tarea la reforma de las administraciones y el recorte del gasto público. En dos años se han destruido 400.000 empleos públicos, los funcionarios soportarán con la de 2015 cinco años de congelación salarial. Las plantillas no se renuevan porque quienes se jubilan no son sustituidos –sólo en los servicios esenciales la tasa de reposición ha sido hasta ahora de un mínimo 10%, en el resto era cero–. Y la reforma laboral abocó al personal contratado al despido, ya que se excluyó a estos trabajadores públicos de las medidas de flexibilidad –reducción de jornada o suspensión de contratos– que el Gobierno publicitaba como la panacea para las empresas privadas.

Para justificar recortes y reducciones de plantillas y servicios, también las privatizaciones, el Gobierno de Mariano Rajoy así como los autonómicos recurrieron a lo que los sindicatos y partidos de la oposición no dudaron en describir como una campaña de desprestigio de los empleados públicos. “Si todos los españoles fueran funcionarios, habría colas, escasez, hambre, miseria y corrupción”, se descolgó la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, azote dialéctico y político de todo lo público, pese a ser ella misma funcionaria. “Los equipos médicos que están al frente de los Puntos de Atención Continuada están durmiendo en vez de trabajando”

, acusó por su parte el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, él mismo médico. Tampoco dudó la número dos de Educación, Montserrat Gomendio, en responsabilizar a los profesores de los malos resultados españoles en el informe PISA. “Son los profesores los que enseñan a los alumnos, son el eslabón más importante”, explicó el pasado mes de abril, “por tanto van a tener que saber solucionar tareas complejas, ser innovadores y creativos, porque la responsabilidad última de poner en práctica estas competencias es suya”.

Dos años de reforma después y en puertas de un año electoral, el Ejecutivo va a devolver a los funcionarios un 25% de la paga extra que se les quitó en 2012. Pero no es el único gesto. La Junta de Castilla y León, también en manos del PP,acaba de sacar a concurso una campaña de publicidad, en radio y prensa escrita, para “dignificar” a sus empleados públicos. Se desarrollará a lo largo de mes y medio y costará casi 250.000 euros.

Que emplee el dinero en educación y sanidad

Castilla y León retira la campaña para “dignificar” a los funcionarios por el rechazo generado

Castilla y León retira la campaña para “dignificar” a los funcionarios por el rechazo generado

El objetivo de los anuncios es “resaltar el trabajo, la dedicación, el compromiso” de los funcionarios de Castilla y León, así como “su capacidad de aceptación y adaptación a los retos que demanda la sociedad” de esa comunidad autónoma.

Según los pliegos de condiciones técnicas del concurso, la campaña deberá ensalzar el trabajo de todos aquellos empleados públicos que, “aun no teniendo un reflejo directo en el exterior, es condición necesaria para el óptimo funcionamiento de otras tareas en directa relación con los ciudadanos”. Y a continuación enumera los funcionarios a los que la campaña habrá de “dignificar”: personal de hospitales y centros de salud, de centros docentes, de extinción de incendios y quienes atienden al público en bibliotecas, museos, albergues, oficinas de turismo, oficinas de empleo. También cita al personal que tramita ayudas, prestaciones, impuestos, inspectores, asesores jurídicos, contables, ordenanzas, vigilantes, conductores…

“Después de bajarnos el sueldo, hacernos trabajar más horas, desprestigiarnos, consentir todas y cada una de las modificaciones legislativas que nos privan de nuestros derechos sin decir ni mú y no defender el trabajo público, ahora se gastan 250.000 euros en una campaña de dignificación”, ha protestado la Plataforma en Defensa de lo Público de Castilla y León. “¿Necesitamos que nos dignifiquen porque ahora no somos dignos?”, se pregunta la plataforma en su página web antes de pedirle a la Junta que emplee el dinero de los anuncios en “dependencia, sanidad, y educación”.

Más sobre este tema
stats