Macroeconomía

Las discrepancias entre el FMI y el Gobierno retrasan el informe sobre la economía española

La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, advierte de la temporalidad de los nuevos empleos.

Los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) encargados de hacer el seguimiento anual de la marcha de la economía española iban a hacer este año algo novedoso: comparecer ante la prensa para dar a conocer las conclusiones preliminares del informe. La comparecencia ha sido aplazada.

La conferencia iba a tener lugar el lunes 17 en la sede del Banco de España en la capital, pero se ha retrasado hasta el miércoles. Ranjit Teja, director del departamento del FMI para Europa y James Daniel, el jefe de la misión para España, accedieron a aplazar la comparecencia para escuchar todos los argumentos de la parte española y agotar todos los encuentros contemplados en la misión, según explicaron a infoLibre fuentes del Fondo. Simple "cuestión de agenda", sostienen fuentes del FMI.

La causa oficial del aplazamiento es , por lo tanto, que las entrevistas de los funcionarios con las autoridades y el consiguiente "intercambio" de opiniones, no habían finalizado a tiempo. Pero extraoficialmente, nadie niega el interés de la parte española por influir en el documento y "contribuir" a que el informe del Fondo apoye la idea de que la economía ha tocado fondo y se encuentra a las puertas de la recuperación. Algo que no está claro en absoluto y que da pie a discrepancias.

Fuentes del área económica del Gobierno explicaron que la convocatoria y el aplazamiento son decisiones del Fondo, sin relación alguna con el Ejecutivo español.

Temor al enfriamiento

Lo que sí está claro es que el Gobierno teme que el Fondo Monetario Internacional, como ya hizo en el mes de abril en el informe de Perspectivas Económicas Globales, enfríe las perspectivas de crecimiento y reste credibilidad al mensaje del Ejecutivo, centrado en el lema "lo peor ha pasado".

Para el Ejecutivo sería un triunfo que el FMI avalara sus previsiones, que contemplan una caída del PIB del 1,3% este año (el famoso "fondo") y un crecimiento del 0,5% en 2014. Y es ese dato, precisamente, el que está en cuestión.

En el informe de Perspectivas de primavera, el FMI rebajó las perspectivas de crecimiento mundiales. Donde la economía iba a crecer un 3,5%, la cifra final iba a quedar en el 3,3%, según el organismo.

Para España, el  subdirector del servicio de Estudios, Jörg Decressin, admitía que la previsión inicial para el próximo año (0,7%) podía ser "demasiado elavada" porque los ajustes siempre dañan el PIB.

Efectos de los recortes

Ese mensaje, que ya apuntaba a los efectos de los recortes que impulsa Bruselas en las economías de los países con problemas estalló en junio. El organismo que dirige Christine Lagarde abrió la caja los truenos y criticó a la Comisión Europea por la forma en que planteó el rescate de la economía griega. Bruselas calificó de "erróneas e infundadas" las críticas del FMI.

Lo que menos le conviene al Gobierno español es que los tres o cuatro folios de conclusiones sobre la economía del país que va a presentar esta semana el FMI rebaje las perspectivas de crecimiento futuro o, lo que es peor, relacione de alguna forma el empeoramiento a las medidas de ajuste que está  aplicando el Gobierno.

Al margen de las conclusiones preliminares, el FMI redactará el informe completo sobre España (como hace con los países miembros del organismo) en el mes de julio.

La visita anual de los técnicos del FMI tiene por objeto, según detallan sus publiaciones "intercambiar opiniones con los gobiernos y los bancos centrales" y, sobre todo "determinar si existen riesgos que amenazan la estabilidad interna y mundial que justifiquen ajustes de las políticas económicas o financieras".

Para ello, en los encuentros con el "examinado", los técnicos tratan, sobre todo, el estado y los planes para el desarrollo de las políticas cambiaria, monetaria, fiscal y financiera.

Durante las misiones, el personal técnico del FMI normalmente mantiene reuniones con otras partes interesadas, no sólo con el Gobierno, como representantes del sector empresarial, los sindicatos y la sociedad civil.

Al regresar a Washington, el personal técnico presenta al Directorio Ejecutivo del FMI un informe para que lo analice. Posteriormente, las opiniones del Directorio se transmiten a las autoridades del país, con lo cual concluye el proceso conocido como consultas del Artículo IV.

El Banco de España asegura que la economía española crecerá a partir del tercer trimestre

El Banco de España asegura que la economía española crecerá a partir del tercer trimestre

Más sobre este tema
stats