LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

Crisis económica

Los “indicadores adelantados” dan un disgusto a Economía

La facturación de la industria y los servicios ahonda su desplome

Al ministro de Economía, Luis de Guindos, como a todos los ministros, le gusta presumir de tener buena información y de tenerla, además, antes que los demás. Se supone que esa información le permite hablar con fundamento de "flores de invernadero" en la economía y de que la recesión es cosa del pasado. Esa información la proporcionan los "indicadores adelantados" que elaboran servicios de estudios, públicos y privados. Pues bien, uno de ellos, el de la actividad manufacturera en España, acaba de proporcionar un disgusto a De Guindos: en julio, el indicador Purchasing Managers Index (PMI) bajó en España y se situó por debajo de los 50 puntos.

Dicho así, que el indicador (PMI) baje de 50 puntos, no parece gran cosa. Pero si se pone en su marco, adquiere valor. Para empezar, el indicador cae en España mientras en la eurozona marca máximos de dos años. Pero es que, además, fuentes del Ministerio de economía pronosticaban hace apenas unos días que el indicador de julio iba a ir directamente al inventario de brotes de verdes del Ejecutivo. Ha sido un fiasco.

El indicador que elabora la compañlía especializada en servicios financieros Markit muestra que la actividad manufacturera en España experimentó en julio un ligero retroceso, después de haberse estabillizado en junio. Se situó en 49,8 puntos (50 en junio). Mientras,  en el conjunto de la eurozona el dato repuntó hasta 50,3 puntos, su nivel más alto en dos años.

Expansión y contracción

En general, según los expertos, un PMI igual o mayor de 50 puntos habla de expansión económica. Si es menor, refleja una contracción económica. Es un dato que influye en los mercados internacionales, muy pendientes de la evolución de los indicadores en las economías más apuradas.

El informe de Markit es rotundo: ”el aumento de los nuevos pedidos" sostiene "contribuyó a que los pedidos pendientes de realización se acumularan en julio de 2013, aunque a un ritmo sólo marginal". "A pesar de dicha acumulación" explica  "las empresas continuaron reduciendo el empleo y la tasa de recorte de empleo se aceleró durante el mes”.

Según el informe, los nuevos pedidos "todavía no fueron suficientes para animar a las empresas a aumentar la producción o el empleo". Más aún: el autor del informe sobre España, Andrew Harker, citado por Europa Press, precisa que "la reticencia aparentemente refleja la falta de confianza entre las empresas en que la reciente mejora de la demanda se mantendrá, así como la actual dependencia de los mercados de exportación para apoyar el crecimiento". Un jarro de agua fría sobre las expectativas.La eurozona, mejor

La facturación de la industria y los servicios ahonda su desplome

La facturación de la industria y los servicios ahonda su desplome

Al contrario que en España,  el indicador de actividad manufacturera para el conjunto de la eurozona alcanzó en julio los 50,3 puntos, frente a los 48,8 de junio, lo que representa su mejor lectura desde julio de 2011.

A la  mejora registrada en la zona euro contribuyeron especialmente el repunte de la actividad industrial en Alemania (50,7 puntos), donde alcanzó máximos de 18 meses, así como Italia (50,4 puntos), donde el indicador PMI señala expansión de la actividad por primera vez en dos años.

Asimismo, Francia registró la primera mejora de la actividad manufacturera en los últimos diecisiete meses, aúnque el dato se situó en 49,7 puntos, lo que aún implica contracción.

Más sobre este tema
stats