SECTOR ENERGÉTICO

La subasta eléctrica organizada por los consumidores para abaratar precios acaba en fracaso

Contador energía electricidad

La subasta de electricidad convocada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la primera celebrada en España,subasta de electricidad ha acabado mal. Las  comercializadoras controladas por las eléctricas tradicionales (Iberdro,a Endesa, Gas Natural Fenosa, EDP y E.ON) no acudieron a la convocatoria del día 16. La OCU amplió en 48 horas la convocatoria para suministrar energía a 480.000 potenciales clientes, pero recibió un nuevo jarro de agua fría. Las pequeñas comercializadoras anunciaron que no acudirán a la subasta porque no pueden rebajar precios y asumir costes de gestión.

Las razones de las empresas para no participar en la iniciativa no son las mismas. Todas ellas manejan razones económicas. Entre ellas, la dificultad para hacer ofertas de precio por debajo de la tarifa oficial de la electricidad a la que están acogidos la mayoría de los pequeños consumidores (menos de 10kW de potencia contratada). Pero en el fondo hay diferencias,

Las grandes compañías miraban con recelo la iniciativa de la OCU, alimentada por las continuas subidas de la factura de la electricidad (más del 80% desde 2006 en el recibo doméstico). Era un desafío a su posición y una presión desconocida por parte de los consumidores. Por eso decidieron no acudir.

La ausencia de las grandes compañías metía presión a las pequeñas comercializadoras independientes, necesitadas de publicidad y de clientes, aunque no a cualquier precio.

Las empresas independientes apenas si suponen un 30% de la comercialización de energía eléctrica, se dirigen a las empresas sobre todo y, todavía no están en condiciones de desafiar lo que el antiguo secretario de Estado de Energía, Fernando Martí (actual presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, CSN), calificó de "oligopolio" en sede parlamentaria.

Un pinchazo

El pinchazo de la subasta lo certificó la asociación que agrupa a las compañías comercializadoras independientes mediante un comunicado recogido por Europa Press. En el comunicado, las empresas de la Asociación de Comercializadores Independientes de Energía (ACIE) lamentabann que la regulación actual les impida acceder en igualdad de condiciones que las grandes compañías, a los clientes domésticos.

La asociación, formada por Alpiq, Enérgya VM, Axpo, GDF Suez, Factor Energía, Nexus Energía, Acciona Green Energy, Switch Energy, Nexus Renovables y Enara, explicaba también que en una reunión celebrada el 24 de septiembre con la OCU expusieron que disponen de una baja penetración en el sector doméstico de la electricdad, debido a que en 2009 la regulación solo permitió a las cinco eléctricas de Unesa, que son Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y E.ON, suministrar la Tarifa de Último Recurso (TUR).

A esta circunstancia se suma el coste de captación comercial de los comercializadores independientes, en el que las comercializadoras de último recurso (las que atienden el precio a los pequeños usuarios) no han tenido que incurrir al beneficiarse de la "asignación automática" de clientes a tarifa de 2009.

Apoyo

ACIE, aseguraba, no obstante, que apoya la puesta en marcha de una subasta para el suministro a los clientes domésticos, como ya ha trasladado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, si bien indica que las características de la puja organizada por la OCU les generan demasiados riesgos. infoLIbre intentó, sin éxito, recabar la versión de la OCU.

La subasta de la OCU coincide en el tiempo con una importante agitación en el sector. Frente a las presiones, públicas y privadas, que realiza el lobby energético europeo, proliferan cada vez más las cooperativas de consumidores. Generalmente, tienen un doble fin: abaratar la factura y promover el desarrollo de las energías limpias. Son iniciativas como Som Energía, Goiener Cooperativa de Generación y Energía Renovable, Zencer , Eco o Enerplus. Tienen como modelo experiencias probadas en Europa por sociedades como EWS (Alemania), Ecopower (Bélgica) o Enercoop (Francia).

Todas tienen como fin salir de los canales de producción y comercialización ya trillados. En España, Endesa, Iberdrola, EDP-HC, Gas Natural Fenosa y E.ON controlan más del 90% de la producción y de la distribución y tres cuartas partes de la comercialización.

Las grandes compañías ignoran la subasta eléctrica organizada por la OCU para abaratar los precios

Las grandes compañías ignoran la subasta eléctrica organizada por la OCU para abaratar los precios

Más sobre este tema
stats