Extrema derecha

El líder de la Liga Norte justifica que la política de expulsión de inmigrantes de su partido está "salvando vidas"

Matteo Salvini

infoLibre

El ministro del Interior italiano y líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, defendió este domingo la política de expulsión de inmigrantes recogida en el programa de gobierno y argumentó que con la misma "se salvan vidas" al prevenir naufragios.

"Con los inmigrantes no tenemos una línea dura, sino de sentido común. Las expulsiones salvan vidas", sentenció durante un acto de campaña para las elecciones municipales celebrado en Catania, según indicó el diario italiano Corriere della Seraen una noticia recogida por Europa Press. "Basta de una Sicilia convertida en el campo de refugiados de Europa. No nos quedaremos sin hacer nada mientras siguen los desembarcos, y desembarcos, y desembarcos. Necesitamos centros para expulsiones", argumentó el líder de ultraderecha.

En ese sentido, el dirigente italiano defendió los acuerdos con los países de origen porque, cree, no se puede enviar a nadie a un país que no esté dispuesto a aceptar a esa persona. También aspira a "evitar las partidas" y prevenir así los naufragios que han convertido "el Mediterráneo en un cementerio". "La vida es sagrada y para salvarla debemos evitar que las personas salgan en armatostes al mar. Haré todo lo posible por trabajar con esos gobiernos para evitar la partida de los desesperados que creen que hay oro en Italia cuando no hay ni trabajo para los italianos", indicó.

Salvini arremetió contra la UE por la llegada de inmigrantes "nocivos a Italia". "España y Francia nos dejan la carga a Italia", aseguró, al tiempo que recordaba el alto coste de proporcionar asistencia a los solicitantes de asilo y los trámites burocráticos que conlleva.

El acuerdo de gobierno entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas constata la presencia de unos 500.000 inmigrantes en situación irregular y aboga por impulsar procesos de repatriación a países de origen considerados seguros y a terceros países, lo que desató la inquietud ante la posibilidad de que se produzcan deportaciones masivas.

También habló este domingo Luigi di Maio, otro líder de la extrema derecha italiana –en este caso, del Movimiento 5 Estrellas–, principal respaldo junto a la Liga de Salvini del nuevo gobierno del primer ministro Giuseppe Conte, que tomó posesión el viernes. Di Maio, ministro de Trabajo e Industria, anunció cambios en la última ley laboral, aprobada en 2015.

"La gente no solo no tiene seguridad (laboral) para casarse. No tienen siquiera seguridad para pedirse las vacaciones", apostilló Di Maio en un texto publicado en Facebook. "Si queremos fortalecer la economía, hay que reducir las incertidumbres y uno de las causas de las incertidumbres es la Ley del Trabajo. Hay que revisar la Ley del Trabajo", argumentó.

La actual normativa laboral facilita el despido a las grandes empresas y da incentivos fiscales a las que firmen contratos fijos con peores condiciones. El objetivo del entonces primer ministro, el socialdemócrata Matteo Renzi, era reducir el el desempleo y la precariedad, principalmente la juvenil. El paro, sin embargo, ha subido y la mayoría de los empleos creados han sido con contratos precarios, situando la tasa en el 11,2% de la población activa en abril.

El nuevo Gobierno italiano

El actual Ejecutivo de Italia, liderado por el independiente Giuseppe Conte, fue finalmente conformado el pasado 1 de junio gracias a los apoyos del Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte, que obtuvieron respectivamente la primera y segunda posición en las elecciones generales. Mediante una campaña antieuropeísta y xenofóbica liderada por la extrema derecha, el país cerró así una grave crisis política a la espera de que el Parlamento dé luz verde a la nueva lista, algo que se da por garantizado ya que las dos formaciones cuentan con una cómoda mayoría en las dos cámaras.

El Gobierno amarillo-verde, como se le conoce en Italia por los colores que identifican a las dos formaciones que lo componen, ve la luz después de que el jueves Di Maio y Salvini superaran el principal obstáculo: la designación del euroescéptico Paolo Savona como titular de Economía. Savona fue vetado por el Presidente de la República Sergio Mattarella el pasado fin de semana aunque, finalmente, el economista contrario al euro ocupará la cartera de Asuntos para la Unión Europea para la lista de Conte.

Italia, un Ejecutivo decepcionante... como el sistema que lo ha hecho posible

Italia, un Ejecutivo decepcionante... como el sistema que lo ha hecho posible

Más sobre este tema
stats