La portada de mañana
Ver
Diez años de la caída del bipartidismo: PSOE y PP se recuperan pero la cultura de la coalición se asienta

Lo mejor de Mediapart

Un vídeo de contenido sexual deja a Macron sin candidato a la alcaldía de París

Benjamin Griveau, candidato de La República En Marcha a las elecciones municipales de París.

Manuel Jardinaud | Ellen Salvi (Mediapart)

Benjamin Griveaux ya no es el candidato oficial de la formación La República en Marcha (LREM, en el Gobierno de la República Francesa) al Ayuntamiento de París. Este viernes 14 de febrero, el diputado y exportavoz del Gobierno anunciaba a la agencia France Press su decisión de retirarse de la campaña tras la publicación de vídeos privados de carácter sexual en un sitio web creado para la ocasión y difundidos en las redes sociales el jueves por la noche. “Nadie debería verse sometido a semejante violencia”, declaraba el excandidato en una breve comparecencia.

Tras recibir “ataques despreciables, [...] he decidido retirar mi candidatura de la campaña de las municipales de París. Me ha costado tomar esta decisión, pero mis prioridades son muy claras. Lo primero es mi familia, como pueden imaginar”, añadió. Tras referirse a los “ataques despreciables contra [su] vida privada”, afirmó también no estar “dispuesto a exponer más” a su familia y a sí mismo “cuando todo está permitido”.

Los vídeos difundidos iban acompañados de un texto firmado por el activista ruso Piotr Pavlenski, refugiado en Francia, país donde obtuvo asilo político en 2017. A modo de explicación, Pavlenski subrayaba su voluntad de “denunciar la hipocresía” del diputado por París, tras las diferentes declaraciones de éste relativas a su familia. Dice haber conseguido los vídeos de una “fuente” que “había tenido una relación consentida con Benjamin Griveaux”. Antes de hacerlos públicos en la web creada a tal efecto, se había puesto en contacto con varias redacciones, incluida la de Mediapart –socio editorial de infoLibre– que optó por no difundirlos.

El enlace al sitio web que alberga los vídeos había sido publicado en Twitter por el doctor y columnista Laurent Alexandre, que publica habitualmente en FigaroVox. Su mensaje era borrado acto seguido por la red social. No fue así con el publicado unos minutos después por el diputado Joachim Son-Forget, ex de LREM, quien recientemente anunció que quería presentarse a las elecciones presidenciales de 2022 para dirigir un proyecto con Alexandre Benalla. “Nunca he difundido un vídeo. Difundí un enlace a un sitio que llevaba a un artículo que contenía dos vídeos, y cuya dirección obtuve de otro tuit, entre otros, con el fin de denunciar los métodos utilizados y proteger a las víctimas de linchamiento”, justificó más tarde.

Entrevistado en France Info, Richard Malka, abogado de Benjamin Griveaux, anunció que “denunciará todas las publicaciones que violen la privacidad” de su cliente. La violación de la privacidad es un delito que se castiga con dos años de prisión y una multa de 60.000 euros.

En el entorno del exportavoz del Gobierno francés, se dice que Benjamin Griveaux, ya debilitado políticamente, “no estaba en condiciones de hacer campaña”. “Si hubiese tenido un 32% en los sondeos, habría podido intentar cambiar la opinión pública. Habida cuenta de la imagen que ya tiene de él el electorado, el fracaso era seguro. La decisión de irse era inevitable”.

Preguntado al respecto, Édouard Philippe, primer ministro francés, respondió que “respetaba” la decisión de Benjamin Griveaux. “Tendré la oportunidad de trasladarle directamente mis simpatías y mi apoyo”, añadió. No ha sido el único político que le ha transmitido públicamente su respaldo a Griveaux. “La publicación de imágenes íntimas para destruir a un adversario político es deleznable. Rechacemos el hundimiento voyeurista de la vida pública del país. No todo está permitidovoyeurista”, tuiteó Jean-Luc Mélenchon, presidente de Francia Insumisa (LFI) en la Asamblea y que reclamó a sus simpatizantes que no participaran “en el ajuste de cuentas”. Su colega Alexis Corbière denunció la americanización de la vida política.

Olivier Faure, dirigente del Partido Socialista (PS), realizaba un llamamiento a “la defensa de la democracia”. Por su parte, el secretario general del Partido Comunista, Fabien Roussel, afirmó que “la política es debatir, presentar ideas que combatimos o defendemos, pero no se trata de esto. Los que participan en esta operación [la difusión del vídeo] son personajes viles”.

La retirada de la carrera electoral de Benjamin Griveaux marca el final de una campaña caótica que comenzó en julio de 2019 con la candidatura de Cédric Villani, que se mantuvo como candidato a pesar de los repetidos intentos del Elíseo por apartarlo. El viernes por la mañana, Villani denunció “un ataque innoble” detrás del cual ve una “seria amenaza a la democracia”. Por su parte, la alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo, candidata a su propia sucesión, pidió “respeto a la intimidad y a las personas”. “Esto no es digno del debate democrático que podríamos tener”, añadió.

La campaña de Benjamin Griveaux ha estado plagada de trampas, burlas y dificultades, la última de las cuales le ha llevado a abandonar sus ambiciones municipales. Ya en julio de 2019, el sitio web del semanario Le Point publicó una conversación privada con el exportavoz del gobierno en la que éste hacía comentarios violentos contra sus oponentes políticos y algunos de sus aliados. Sobre Cédric Villani: “Cédric no tiene agallas para asumir una campaña de esta naturaleza. No verá venir las balas, ¡se lo van a merendar!”. Sobre el diputado Hugues Renson, excandidato a la investidura, añadía: “ [Hugues] Renson es un hijo de p..., lo sabemos desde el primer día”.

Apoyado por la máquinaria del LREM en París –la mayoría de los diputados parisinos del partido van en su lista–, sin embargo Benjamin Griveaux no había logrado recabar un apoyo unánime en torno a su figura.

Piotr Pavlenski, el hombre que ha desencadenado la retirada de Griveaux, es un artista ruso refugiado en Francia y condenado en 2019 a tres años de cárcel (uno de ellos de prisión firme) por incendiar las puertas de una sucursal del Banco de Francia, se ha atribuido la difusión del vídeo. Según aseguró a la redacción de Mediapart (a quien ofreció las imágenes de dos vídeos) su objetivo era denunciar lo que considera la hipocresía del político, que en público defiende "la familia" y en privado, no.

Mediapart rechazó la difusión de las imágenes por cuanto el vídeo formaba parte de la esfera privada y en él no había nada inapropiado susceptible de ser calificado de acoso.

____________

Traducción: Mariola Moreno

Leer el texto en francés: 

Más sobre este tema
stats