El Gobierno modifica los estatutos de RTVE para dar poder ejecutivo a Elena Sánchez

Elena Sánchez Caballero, presidenta interina de RTVE.

Elena Sánchez, presidenta provisional de RTVE tendrá más poderes de los previstos inicialmente, tras aprobar el Consejo de Ministros de este martes un real decreto que cambia los estatutos de la corporación pública. Desde el Gobierno se ha informado que "era necesario dar este paso para facilitar la gestión de RTVE y para que no se vea con las manos atadas hasta que el Parlamento elija a un nuevo presidente de RTVE tras la dimisión de Tornero". Aunque lo previsto pasaba por la elección por el Congreso de un sustituto de José Manuel Pérez Tornero –dimitió el 26 de septiembre– como miembro del Consejo de Administración y la elección interna de un nuevo presidente, no parece que, con el actual enfrentamiento entre PP y PSOE, fuera posible alcanzar la mayoría de tres quintos requerida. Lo que se pretendería desde el Ejecutivo es no dejar sin dirección a una empresa con 1.200 millones de presupuesto, una plantilla de 6.500 trabajadores, y la necesidad de tomar decisiones de continuo para atender al servicio diario en TVE, RNE, e Interactiva. 

El cambio de estatutos en RTVE ha saltado en la tarde de este martes al Congreso de los Diputados, mientras se debatía una iniciativa de Ciudadanos sobre la radio, la televisión y la agencia de noticias de titularidad estatal. En el transcurso del debate, el parlamentario del PP Eduardo Carazo ha calificado de "auténtico asalto a RTVE" la decisión que "pretende poner a la radio y televisión pública al servicio del gobierno". Por parte del PSOE ha intervenido la diputada Tamara Raya para denunciar que fue el PP de Rajoy el que cambió la ley para apoderarse de la empresa cuando gozaba de mayoría absoluta, y poner de manifiesto que "no debía hablar de asalto a los medios el partido que realizó dos cambios de normativa en ocho meses para poner Telemadrid al servicio exclusivo de Ayuso, o que provoca que, desde hace más de cuatro años, los trabajadores de la radio y televisión gallega se vistan de negro para denunciar la manipulación". 

En la sesión plenaria se ha insistido en que Elena Sánchez "no ha sido nombrada por el Parlamento", aunque en realidad la normativa obliga a que así lo hagan con los miembros del Consejo de Administración, pero que sean estos quienes voten entre ellos quién debe ocupar la Presidencia de RTVE. De este modo se eligió a Pérez Tornero y, tras su dimisión, a Elena Sánchez, por lo que hasta aquí se habría cumplido escrupulosamente con lo previsto por la ley. La polémica despertada por el real decreto de este martes reside en que la elección de la actual presidenta le confería poderes muy limitados y que, tras él, podrá someter al Consejo de Administración decisiones ejecutivas. 

Con elecciones autonómicas y municipales en mayo, y generales en diciembre siguiente, a la oposición no le cabe otra opción que recurrir la nueva normativa al Tribunal Constitucional, bien porque no se hubiera demostrado la "urgente necesidad" que precisa todo real decreto, o porque se hubiera producido una invasión de competencias del Ejecutivo frente al Parlamento. En uno y otro caso, conviene recordar que la decisión del alto tribunal tardaría meses, o, lo que es más probable, años en dictarse y carecería de toda operatividad, y permitiría a Elena Sánchez continuar en la presidencia hasta el final de la actual legislatura.

El Gobierno aprueba un cambio en los estatutos de RTVE con el que Elena Sánchez adquiere poderes ejecutivos

El Gobierno aprueba un cambio en los estatutos de RTVE con el que Elena Sánchez adquiere poderes ejecutivos

Más sobre este tema
stats