RTVE

El presidente de RTVE califica de "minoritaria" la masiva movilización de sus periodistas contra la censura y manipulación

El presidente del Consejo de Administración y de la Corporación RTVE, José Antonio Sánchez.

"Si esto fuera una empresa privada, y yo fuera su presidente, estaría cobrando cien veces más, porque se lo merecen. Son los responsables principales del liderazgo de los informativos de TVE. Son excelentes profesionales, a los que se rifarían las empresas privadas y no merecen sus actuales sueldos, sino bastante más". Con estas palabras ha justificado este martes en el Parlamento el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, los sobresueldos abonados a Carmen Sastre (directora de Contenidos) y José Gilgado (responsable de informativos diarios).

Sánchez ha reiterado la defensa de estas retribuciones, que este martes adelantaba el portal Vertele, y a la que se habían referido en sendas intervenciones los diputados Joan Baldoví (Compromís) y José Zaragoza (PSOE), aunque en ningún caso la cuestión figuraba entre las preguntas presentadas.

En la misma sesión de la comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE, el presidente de la corporación ha calificado de "minorías muy minoritarias" al colectivo de trabajadores que protestan cada viernes masivamente vestidos de negro contra la manipulación informativa y el bloqueo parlamentario para renovar la dirección de la empresa.

En la sesión de este martes, los portavoces de todos los grupos de oposición han formulado de manera unánime una misma cuestión: "Consideración del presidente de la Corporación RTVE sobre si la imagen institucional que se está transmitiendo, debido al bloqueo del PP, es la más adecuada teniendo en cuenta que es un servicio público". Y para todos, con matices, ha tenido Sánchez la misma respuesta: "No soy yo el que bloquea la puesta en marcha de la ley aprobada en septiembre". E incluso ha ido más allá al acusar a la oposición de no haber hecho nada durante meses para terminar con esa situación. De poco sirvió que parlamentarias como Noelia Vera (Podemos) le pidiera asumir alguna vez las críticas: "¿No siente nada al ver a los trabajadores protestar en las jornadas de #ViernesNegro, o ante la actuación del Parlamento Europeo? El PP le está utilizando para su propia propaganda. ¿No se le cae la cara de vergüenza al ver las condenas contra la manipulación que reflejan los medios extranjeros y organizaciones profesionales tanto de España, como internacionales?"

A continuación, Guillermo Díaz (Ciudadanos) afirmó que "hoy está muy tocado el prestigio de RTVE. La gestión es un desastre para los contribuyentes y los propios trabajadores. Están permanentemente a favor del Gobierno. No hay más que ver cómo les jalea el Grupo Popular, lo que demuestra lo que hacen". Por su parte José Miguel Camacho (PSOE) advirtió a Sánchez de que no está en esta Comisión para controlar a los parlamentarios, sino para responder a sus preguntas: "No le tiene que extrañar que todos los grupos le sometamos a la misma cuestión. Usted ha hecho un gran papel al servicio del PP. Usted sabe lo que ha ocurrido estos seis años. No cambiamos la ley para echarle a usted sino para poner RTVE al servicio de los ciudadanos". 

El presidente de la Corporación cerró este bloque al insistir ante Camacho que "yo no tengo que explicar el bloqueo. Me gustaría que el final de junio, que termina mi mandato, estuviera todo cumplido, o yo me fuera a comprar tabaco (ya me entiende usted). Ni ustedes ni nadie pueden echar a quien no está".

Otro punto controvertido fue el relativo a la censura de los audios de la secretaria de Estado de ComunicaciónCarmen Martínez Castro, en los que denostaba una protesta de pensionistas en Alicante. A la pregunta del diputado Baldoví, el presidente afirmó que la decisiones las toman los directivos de Informativos, momento en que el parlamentario exclamó: "Ahora me explico lo de los sobresueldos", para contraponer la actitud censora de esos directivos con la dignidad de dimitir com hicieron el jefe de Informativos en la Comunitat Valenciana y a la editora del espacio en el que se impidió que fueran emitidos esos audios.

Sánchez se apoyó en la afirmación del diputado de que se había actuado al revés que el resto de medios, para asegurar que los principales diarios en papel no lo habían incluido, razonamiento desmontado por el diputado Juan Carlos Campos (PSOE) cuando, en su intervención sobre el asunto, afirmó que sí fueron emitidos en el resto de televisiones: "Asuma su responsabilidad, dimita, o tome medidas para que no se repita esta manipulación, que es una forma más de corrupción".

 

A la pregunta sobre sobrecostes en las obras de Prado del Rey, por parte de Unidos Podemos-En Marea y tras señalar el parlamentario Miguel Vila que Sánchez aparecía en los papeles de Bárcenas, el presidente de RTVE ha dicho: "Yo no estoy ni en los papeles de Irán, donde se cuelga a los homosexuales de una grúa o se se mata a pedradas a las niñas por darse un revolcón con el novio, ni en los de ciento cincuenta muertos en una manifestación en Venezuela. Yo estoy en los papeles de Bárcenas, en los papeles manchados de sangre nunca estaré".

Los Consejos piden la dimisión de Sánchez

Los Consejos de Informativos han considerado en la tarde de este martes inadmisibles las palabras del presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, y piden su dimisión en el siguiente comunicado a la opinión pública:

"La intervención de Sánchez vuelve a poner de manifiesto que no es, ni pretende ser, un presidente neutral, y que adolece de la rectitud y responsabilidad exigibles a quien se sitúa al frente de la radiotelevisión pública de todos los españoles. Con sus afirmaciones y actuaciones, tanto en el fondo como en la forma, José Antonio Sánchez no sólo perjudica la imagen y la credibilidad de RTVE, sino también la de todos los que trabajamos en ella. Por eso, exigimos su destitución inmediata, así como la puesta en marcha de un proceso de renovación que culmine con una presidencia plural e independiente".

'#ViernesNegro7': los trabajadores de RTVE confían en que "ojalá sea el último"

'#ViernesNegro7': los trabajadores de RTVE confían en que "ojalá sea el último"

Más sobre este tema
stats