RTVE

El Tribunal de Cuentas fiscalizará las contrataciones de personal en RTVE de los últimos cuatro años

El 'pirulí' de TVE en Madrid con las torres de Castellana al fondo.

La Comisión Mixta Congreso-Senado para relaciones con el Tribunal de Cuentas ha aprobado este jueves, 7 de febrero, solicitar a ese tribunal la fiscalización de la contratación de personal en RTVE entre los años 2014 y 2018. El encargo de las Cortes ha sido aprobado por abrumadora mayoría. En el debate, solo se ha opuesto el PP, que además ha menospreciado la iniciativa calificándola de "cuestión menor".

CGT, según explica la propia sección sindical en RTVE, había denunciado ante dicho Tribunal "irregularidades en la contratación, que han dado lugar a numerosas sentencias: contratos mercantiles en fraude de ley; cesión ilegal de trabajadores; concatenación de contratos por obra; contratos interinos o temporales que han pasado a indefinidos... La política de contratación de RTVE durante los años de Leopoldo González- Echenique y José Antonio Sánchez, además, incumplía las recomendaciones de informes anteriores del propio Tribunal. La denuncia fue desestimada, pero ahora el organismo tendrá que investigar y llegar a sus propias conclusiones".

El sindicato explica que en ese periodo se crearon "las redacciones paralelas y el vaciamiento de las áreas técnicas y la consiguiente externalización de sus actividades. Pero hoy, la dirección de RTVE, bajo la administradora única Rosa María Mateo, mantiene muchas de esas inercias:

• No se han depurado responsabilidades por la contratación. La dirección de Recursos Humanos es la misma (Paloma Urgorri y equipo). Suya es la responsabilidad de que hayan pasado a indefinidos enchufados como Julio Somoano, Elena Sánchez o que Álvaro Zancajo mantenga una injustificable posición como directivo.

• La contratación a dedo, fuera del banco de datos, continúa. Una base que además no pueden consultar fuera de la empresa las personas que aspiran a esos puestos de trabajo.

• La política de contratación ha dejado una plantilla desequilibrada que no tiene en cuenta las necesidades reales del servicio público, y que ahora la dirección pretende regularizar con una consolidación de empleo que no ha pactado con la parte social".

CGT califica como "irresponsable" la gestión de personal que "ha tenido graves costes para el erario público y ha impedido que se convoquen nuevas plazas en los últimos años. De hecho, hace ya una década que no se convoca ninguna oposición en RTVE". Por último, el sindicato ha propuesto en la actual negociación del convenio "regular de manera efectiva el ingreso para garantizar el acceso en igualdad, por mérito y capacidad. La definición de la plantilla de RTVE debe estar regulada de acuerdo con sus necesidades para prestar el servicio público previsto en el mandato-marco y responder a un catálogo de puestos de trabajo, como es lo normal en las empresas públicas".

La fiscalización ha sido propuesta por el grupo parlamentario de Podemos, y ha sido apoyada por PSOE y Ciudadanos, y aprobada a pesar del voto negativo del Partido Popular.

La responsable de RTVE afirma en el Parlamento que presentará su dimisión "en cuanto haya nuevo gobierno"

La responsable de RTVE afirma en el Parlamento que presentará su dimisión "en cuanto haya nuevo gobierno"

Más sobre este tema
stats